Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Generalidades sobre las infecciones virales respiratorias

Por

Brenda L. Tesini

, MD, University of Rochester School of Medicine and Dentistry

Última modificación del contenido jul. 2020
Información: para pacientes
Recursos de temas

Las infecciones virales suelen afectar las vías respiratorias superiores o inferiores. Aunque estas infecciones respiratorias pueden clasificarse en función del virus causante (p. ej. gripe), en general se distinguen clínicamente de acuerdo con el síndrome (p. ej. resfriado común, bronquiolitis, laringotraqueobronquitis [crup], neumonía). Cada microorganismo específico suele producir manifestaciones clínicas características (p. ej. el rinovirus causa típicamente resfriado común, el virus sincitial respiratorio [VSR] es el responsable de la bronquiolitis), pero en realidad cada uno puede provocar muchos síndromes respiratorios de etiología viral (ver Causas de síndromes respiratorios frecuentes de etiología viral).

Tabla
icon

Causas de síndromes respiratorios frecuentes de etiología viral

Síndrome

Causas frecuentes

Causas menos frecuentes

VRS

Rinovirus

Rinovirus

Coronavirus

Adenovirus

Metaneumovirus humano

RSV

Laringitis estridulosa (crup)

VSR

enfermedad seudogripal

Adenovirus

RSV

Adenovirus

Enterovirus

Rinovirus

Metaneumovirus humano

Coronavirus

VSR = virus sincitial respiratorio.

La gravedad de la enfermedad respiratoria viral es muy variable y la enfermedad grave se detecta con mayor frecuencia en pacientes de edad avanzada y lactantes. La morbilidad puede deberse directamente a la infección viral o estar asociada con mecanismos indirectos generados por la exacerbación de trastornos cardiopulmonares subyacentes o por una sobreinfección bacteriana de los pulmones, los senos paranasales o el oído medio.

Diagnóstico

  • Normalmente, evaluación clínica y epidemiología local.

  • En ocasiones, pruebas de diagnóstico

Las infecciones respiratorias virales suelen diagnosticarse clínicamente sobre la base de los síntomas y la epidemiología local. Para la atención del paciente, el diagnóstico del síndrome suele ser suficiente; la identificación de un patógeno específico rara vez es necesaria.

En general, las pruebas de diagnóstico se deben reservar para las siguientes circunstancias:

  • Situaciones en las que conocer el patógeno específico afecta el manejo clínico.

  • Vigilancia epidemiológica (es decir, identificación y determinación de la causa de un brote)

La identificación de patógenos puede ser importante en los casos raros cuando se contempla la terapia antiviral específica. Actualmente, estos casos se limitan a la infección temprana o grave por el virus influenza o RSV en pacientes con inmunodeficiencia grave. La identificación del patógeno específico (en particular, el virus influenza o RSV en pacientes hospitalizados o que residen en una institución) también puede ser importante para identificar y contener posibles brotes.

Se puede acceder con facilidad en los centros de atención a pruebas de diagnóstico rápidas basadas en antígenos para detectar el virus influenza y el VSR, pero estas tienen una sensibilidad más baja que las pruebas de laboratorio. Las pruebas para el centro de atención generalmente se reservan para los casos en que el diagnóstico clínico es incierto.

  • Se está considerando la terapia antiviral.

  • La identificación del patógeno viral evitaría la evaluación o el tratamiento adicional de una infección bacteriana.

La detección basada en la reacción en cadena de la polimerasa (RCP) para patógenos virales en un panel multiplex (o individualmente para el virus de la gripe y VRS) está disponible en muchos laboratorios clínicos. Estas pruebas son rápidas y más sensibles que las pruebas en el centro de atención y, cuando están disponibles, se prefieren para fines clínicos.

El cultivo celular o las pruebas serológicas son más lentas que las de PCR, pero pueden ser útiles para la vigilancia epidemiológica.

Tratamiento

  • Soporte

  • A veces, antivirales

El tratamiento de las infecciones respiratorias virales suele ser de sostén.

Los antibióticos no son eficaces contra los virus patógenos y no se recomienda la profilaxis contra las infecciones bacterianas secundarias. Sólo deben administrarse antibióticos cuando se desarrolla una infección bacteriana. En los pacientes con enfermedad pulmonar crónica, pueden administrarse antibióticos con menos restricciones.

Los pacientes 18 años con infecciones respiratorias no deben recibir aspirina debido al riesgo de desarrollar síndrome de Reye.

Algunos pacientes experimentan tos durante semanas después de la resolución de una infección de las vías respiratorias superiores, pero estos síntomas pueden disminuir si se administran broncodilatadores o corticoides por vía inhalatoria.

En ciertos casos, los antivirales pueden ser útiles:

  • El oseltamivir y el zanamivir son eficaces contra la gripe.

  • La ribavirina, un análogo de la guanosina que inhibe la replicación de numerosos virus RNA y DNA, puede indicarse en pacientes con inmunodeficiencia grave e infección respiratoria baja por VSR.

  • Palivizumab, un anticuerpo monoclonal para la proteína de fusión del VRS, se utiliza para prevenir la infección por VRS en ciertos lactantes de alto riesgo.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo lavarse las manos
Video
Cómo lavarse las manos
Modelos 3D
Ver todo
SARS-CoV-2
Modelo 3D
SARS-CoV-2

REDES SOCIALES

ARRIBA