Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Establecimiento y control de la vía aérea

Por

Vanessa Moll

, MD, DESA, Emory University School of Medicine, Department of Anesthesiology, Division of Critical Care Medicine

Última modificación del contenido dic. 2018
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Recursos de temas

El manejo de la vía aérea consiste en

  • Limpieza de la vía aérea superior

  • Mantener la vía aérea permeable con un dispositivo mecánico

  • A veces ayuda a las respiraciones

Existen muchas indicaciones para el control de la vía aérea (véase tabla Situaciones que requieren control de la vía aérea).

Los métodos para establecer una vía aérea incluyen

Con cualquier técnica de manejo de la vía aérea, el volumen corriente debe ser de 6 a 8 mL/kg (significativamente menor que lo recomendado antes) y la frecuencia ventilatoria debe ser de 8 a 10 respiraciones/min (significativamente más lento que lo recomendado antes para evitar consecuencias hemodinámicas negativas). Las tasas más bajas se usan comúnmente en pacientes con atrapamiento de aire grave (p. ej., asma aguda, enfermedad pulmonar obstructiva crónica), y la oxigenación pasiva sin ventilación con presión positiva parece prometedora en los primeros minutos después del paro cardíaco. Volúmenes más pequeños y frecuencias respiratorias más lentas también son deseables en cualquier estado de inestabilidad hemodinámica; sin embargo, es importante tener en cuenta que la ventilación con presión positiva es lo opuesto a la ventilación con presión negativa fisiológicamente normal. En el paro cardíaco, las demandas fisiológicas son significativamente menores, y en ausencia de paro, los beneficios de la hipoventilación sobre la estabilidad hemodinámica y la protección pulmonar a menudo superan los efectos negativos de la hipercapnia permisiva y la hipoxia moderada.

Tabla
icon

Situaciones que requieren control de la vía aérea

Clasificación

Ejemplos

Emergencias

Paro respiratorio o apnea (p. ej., por enfermedad del sistema nervioso central, fármacos o hipoxia)

El coma profundo, cuando la lengua se relaja y ocluye la glotis

Edema agudo de laringe

Laringoespasmo

Cuerpo extraño en la laringe (p. ej., asfixia por atragantamiento)

Traumatismo en las vías aéreas

Lesión en la cabeza o lesión cervical alta

Urgencias

Necesidad de apoyo ventilatorio (p. ej., en síndrome de dificultad respiratoria aguda, inhalación de humo o tóxicos, quemaduras de las vías respiratorias, aspiración gástrica, exacerbaciones de enfermedad pulmonar obstructiva crónica o asma, infección difusa u otros problemas del parénquima pulmonar, enfermedades neuromusculares, depresión del centro respiratorio o fatiga extrema de los músculos respiratorios)

Necesidad de aliviar el trabajo respiratorio en pacientes en shock o con bajo gasto cardíaco o con estrés miocárdico que debe disminuirse

Antes de un lavado gástrico en pacientes con sobredosis de drogas orales y alteración de la conciencia

Antes de una esofagogastroscopia en pacientes con hemorragia digestiva alta

Antes de una broncoscopia en pacientes con situación respiratoria limítrofe

Antes de procedimientos radiológicos en pacientes con una alteración del sensorio, en particular si se requiere sedación

Limpieza y apertura de la vía aérea superiore

Para aliviar la obstrucción de la vía aérea causada por los tejidos blandos de las vías aéreas superiores y establecer una posición óptima para la ventilación con máscara ambú y laringoscopia, el operador debe flexionar el cuello del paciente para elevar la cabeza hasta que el meato auditivo externo se encuentre en el mismo plano que el esternón y el rostro se ubique paralelo al techo (véase figura Posición de la cabeza y el cuello para abrir la vía aérea). Esta posición es algo diferente de aquella de inclinación de la cabeza que se enseñaba antes. La mandíbula debe desplazarse hacia arriba elevando la barbilla y los tejidos submandibulares o empujando las ramas mandibulares ascendentes hacia arriba (véase figura Elevación de la mandíbula).

Posición de la cabeza y el cuello para abrir la vía aérea

A: la cabeza se ubica plana sobre la camilla; las vías aéreas están cerradas y sin acceso. B: se alinean las orejas y la incisura esternal, con el rostro paralelo al cielorraso, abriendo las vías aéreas. Adaptado de Levitan RM, Kinkle WC: The Airway Cam Pocket Guide to Intubation, ed. 2. Wayne (PA), Airway Cam Technologies, 2007.

Posición de la cabeza y el cuello para abrir la vía aérea

Elevación de la mandíbula

Elevación de la mandíbula

Las restricciones anatómicas, algunas anomalías y ciertas consideraciones relacionadas con los traumatismos (p. ej., inconveniencia de mover una posible fractura de cuello) pueden restringir la capacidad del operador de posicionar el cuello en forma apropiada, pero la atención minuciosa a la posición óptima siempre que sea posible puede maximizar la apertura de las vías aéreas y mejorar la ventilación con máscara ambú y laringoscopia.

La obstrucción debida a dentaduras postizas y a materiales extraños bucofaríngeos (p. ej., sangre, secreciones) puede solucionarse introduciendo un dedo en la bucofaringe y mediante aspiración, cuidando de no empujar el material hacia adentro (más probable en lactantes y niños pequeños, en los que está contraindicado introducir un dedo). El material más profundo puede retirarse con unas pinzas de Magill o con aspiración.

Maniobra de Heimlich (compresiones abdominales subdiafragmáticas)

La maniobra de Heimlich (opara instrucciones más detalladas, véase Cómo realizar la maniobra de Heimlich) consiste en la compresión brusca del abdomen superior, o compresiones del tórax en caso de embarazo o de pacientes obesos, hasta abrir las vías aéreas obstruidas por un cuerpo extraño o hasta que el paciente entre en insconciencia; es el método inicial de preferencia en el paciente despierto que se está ahogando.

En adultos conscientes, el rescatador debe pararse detrás del paciente y abrazarlo. Debe cerrar un puño y colocarlo a mitad de camino entre el ombligo y la apófisis xifoides. La otra mano toma el puño cerrado y aplica una compresión enérgica hacia adentro y arriba empujando ambos brazos (véase figura Compresiones abdominales con la víctima en posición de pie o sentada (consciente)).

Un adulto inconsciente con una obstrucción de la vía aérea superior se maneja inicialmente con la RCP. En estos pacientes, las compresiones torácicas aumentan la presión intratorácica de la misma manera que lo hacen las compresiones abdominales en pacientes conscientes. Los rescatistas deben examinar la orofaringe antes de cada serie de respiraciones y usar sus dedos para eliminar cualquier objeto visible. También se puede utilizar laringoscopia directa con succión o pinzas de Magill para extraer un cuerpo extraño en la vía aérea proximal, pero una vez que un objeto ha pasado a través de las cuerdas vocales es preferible ejercer una presión positiva desde debajo de la obstrucción.

Compresiones abdominales con la víctima en posición de pie o sentada (consciente)

Compresiones abdominales con la víctima en posición de pie o sentada (consciente)

En los niños más mayores se puede utilizar la maniobra de Heimlich. No obstante, en niños con un peso < 20 kg (< 5 años), debe aplicarse una presión muy moderada, y el rescatador debe arrodillarse a los pies del niño y no sobre él.

En lactantes< 1 año, la maniobra de Heimlich no debe hacerse. Los lactantes deben mantenerse en decúbito prono con la cabeza hacia abajo. El reanimador debe apoyar la cabeza con los dedos de una mano mientras realiza 5 golpes en la espalda (véase figura Golpes en la espalda—lactante). Luego se realizan 5 golpes en el tórax con el niño cabeza abajo con la espalda sobre el muslo del rescatador (decúbito supino—véase figura Compresiones torácicas-lactante). Esta secuencia de golpes en la espalda y compresiones torácicas debe repetirse hasta que se liberen las vías aéreas. Para obtener instrucciones más detalladas, véase Cómo tratar al lactante consciente que se asfixia

Golpes en la espalda-lactante

Se realizan golpes en la espalda con el lactante con la cabeza hacia abajo para desplazar cuerpos extraños del tubo traqueobronquial. (Adaptado de Standards and Guidelines for Cardiopulmonary Resuscitation [CPR] and Emergency Cardiac Care [ECC], en Journal of the American Medical Association 25:2956 y 2959, Junio 6, 1986. Derechos reservados 1986, American Medical Association).

Golpes en la espalda-lactante

Compresiones torácicas-lactante

Se realizan compresiones torácicas en la mitad inferior del esternón, justo por debajo del nivel de los pezones.

Compresiones torácicas-lactante
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo colocar una vía intravenosa periférica bajo guía...
Video
Cómo colocar una vía intravenosa periférica bajo guía...
Cómo insertar una mascarilla laríngea
Video
Cómo insertar una mascarilla laríngea

REDES SOCIALES

ARRIBA