Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Introducción a las infecciones del recién nacido

Por

Brenda L. Tesini

, MD, University of Rochester School of Medicine and Dentistry

Última revisión completa nov. 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

Las infecciones ocurren en todas las edades, pero son una gran causa de preocupación en los recién nacidos porque, sobre todo los recién nacidos prematuros, tienen un sistema inmunológico poco desarrollado y son más susceptibles a las infecciones. Aunque ciertos anticuerpos protectores pasan de la madre al feto a través de la placenta (el órgano que proporciona alimento al feto), las concentraciones de anticuerpos en la sangre del feto pueden no ser lo bastante elevadas como para combatir una infección.

Los fetos y los recién nacidos pueden contraer una infección de las siguientes maneras:

  • En el útero

  • Durante el nacimiento

  • Después del nacimiento

Infección contraída en el útero (infección en el útero)

Una infección en el feto, que puede ocurrir en cualquier momento antes del nacimiento, se debe a una infección de la madre. A veces, los médicos y la madre saben que tiene una infección, pero a veces no lo saben. La infección de la madre se transmite al feto a través de la placenta.

Las infecciones frecuentes que se transmiten a través de la placenta comprenden la rubéola, la toxoplasmosis, la infección por citomegalovirus y la sífilis. La infección por el VIH y la infección por el virus de la hepatitis B a veces también se pueden transmitir a través de la placenta. También hay muchas infecciones más raras que pueden infectar al feto antes del nacimiento.

Los problemas para el feto dependen de qué microorganismo está causando la infección y cuándo ocurrió la infección de la madre durante el embarazo. Los problemas incluyen aborto espontáneo, crecimiento lento en el útero, nacimiento prematuro, nacimiento de un feto muerto y malformaciones congénitas. Una infección puede causar o no síntomas en la madre.

Infección contraída durante el parto (infección intraparto)

Se puede contraer una infección durante el parto si el bebé pasa a través de un canal de parto infectado o si una infección asciende desde la vagina si el parto se retrasa después de la rotura de membranas.

Las infecciones que pueden ocurrir durante el nacimiento son la infección por VIH, las infecciones por el virus del herpes simple, la infección por el virus de la hepatitis B, las infecciones estreptocócicas, las infecciones por E. coli, la listeriosis, las infecciones gonocócicas y la infección por clamidia. Algunas veces estas infecciones también pueden transmitirse a través de la placenta.

Infección contraída después del nacimiento (infección posparto)

Una infección contraída después del nacimiento ocurre cuando un recién nacido tiene contacto estrecho con una madre infectada de forma directa o durante la lactancia. También se puede producir una infección contraída después del nacimiento si los recién nacidos tienen contacto con profesionales de la salud, familiares o visitantes infectados en el hospital o en casa.

Tipos de infecciones en los recién nacidos

Las infecciones en los recién nacidos por lo general están causadas por bacterias o virus y con menor frecuencia por hongos o por parásitos. Las bacterias incluyen estreptococos del grupo B, Escherichia coli (E. coli), Listeria monocytogenes, gonococos y clamidias. Los virus incluyen virus del herpes simple (VHS), virus de inmunodeficiencia humana (VIH), citomegalovirus (CMV) y virus de la hepatitis B (VHB).

Algunas infecciones que pueden afectar a personas de todas las edades causan problemas específicos cuando ocurren en un feto o en un recién nacido. Algunas de las infecciones más graves en los recién nacidos incluyen las siguientes:

Véase Candidiasis (infección por levaduras) para la infección causada por la levadura Candida.

Diagnóstico

  • Exploración por un médico

  • Varias pruebas

Los médicos sospechan una infección basándose en los síntomas o las anomalías del recién nacido (como defectos congénitos) y en los resultados de la exploración clínica.

Los médicos también realizan análisis de sangre y analizan muestras de la sangre, el líquido cefalorraquídeo, la orina, la saliva o los tejidos del recién nacido para determinar qué microorganismo está causando la infección. La madre también puede ser sometida a análisis.

Tratamiento

  • Antibióticos o fármacos antivíricos

El tratamiento de estas infecciones se basa en cuál sea el microorganismo causante de la infección.

Algunas infecciones bacterianas se pueden tratar con antibióticos.

Algunas infecciones víricas se pueden tratar con fármacos antivíricos.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Circulación cardíaca prenatal
Video
Circulación cardíaca prenatal
El corazón y el sistema circulatorio de un feto comienzan a formarse poco después de la concepción...
Modelos 3D
Ver todo
Cifosis
Modelo 3D
Cifosis

REDES SOCIALES

ARRIBA