Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Introducción a la medicina alternativa, complementaria e integrativa

Por

Denise Millstine

, MD, Mayo Clinic

Última revisión completa feb. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

La salud y medicina integradora y la medicina alternativa y complementaria abarcan diversos métodos y terapias curativos que históricamente no se contemplan en la medicina convencional occidental. Muchos aspectos de la medicina alternativa y complementaria tienen sus orígenes en antiguos sistemas de curación indígenas, como los de China, India, el Tíbet, África y el continente americano.

Los términos medicina complementaria, medicina alternativa y medicina integradora se emplean con frecuencia indistintamente, pero sus significados son diferentes.

  • La medicina complementaria hace referencia a las prácticas no convencionales utilizadas junto con las de medicina convencional.

  • La medicina alternativa hace referencia a las prácticas no convencionales utilizadas en lugar de la medicina convencional.

  • La medicina integradora es el cuidado médico que emplea todos los métodos terapéuticos adecuados (convencionales y no convencionales) incluidos en un marco que se centra en la salud, la relación terapéutica y la persona como un todo.

Aunque la distinción entre medicina convencional y salud y medicina integradora o medicina alternativa y complementaria no siempre es fácil de determinar, existe una diferencia filosófica básica. La medicina convencional tiende a basar sus prácticas en la mejor evidencia científica disponible. En contraste, la medicina alternativa y complementaria tiende a basarlas en prácticas respaldadas por pruebas experimentales, unas pruebas que no necesariamente satisfacen los criterios más estrictos de eficacia e inocuidad. (Sin embargo, algunas prácticas de medicina alternativa y complementaria, como el uso de algunos complementos dietéticos, han sido validadas por los estrictos criterios científicos tradicionales). La medicina convencional, por lo general, define la salud como la ausencia de enfermedad. Las causas principales de la enfermedad se consideran casi siempre factores identificables, como bacterias o virus, desequilibrios bioquímicos y envejecimiento y el tratamiento suele incluir fármacos o cirugía. Por el contrario, la medicina integradora y la medicina alternativa y complementaria suelen definir la salud de manera holística, es decir, como un equilibrio entre los sistemas corporales, físico, emocional y espiritual, que involucra a la persona en conjunto. Se cree que la alteración del equilibrio entre estos sistemas contribuye a la enfermedad. El tratamiento implica un fortalecimiento de las defensas del propio cuerpo y la restauración de este equilibrio.

Tabla
icon

Diferencias entre la medicina convencional y la medicina integrativa

Factor

Medicina convencional

Medicina integrativa

Definición de salud

Una situación de bienestar físico, mental y social con ausencia de enfermedad y otras anomalías

Equilibrio, resiliencia e integridad óptimos del cuerpo, la mente, el espíritu y sus interrelaciones

Definición de enfermedad

Mal funcionamiento de un órgano o un proceso físico o bioquímico o síntomas indeseables

Desequilibrio del cuerpo, la mente y el espíritu

Basado en los síntomas específicos de una persona y en una conformación física, mental y espiritual individual

Concepto de fuerza vital

Procesos internos que se basan en leyes físicas conocidas e implican procesos físicos y bioquímicos

Una energía de flujo libre que conecta la mente y el cuerpo y contribuye a la salud (llamada qi en la medicina tradicional china, pronunciada "qui")

Comprensión de la consciencia

Es consecuencia únicamente de procesos físicos cerebrales

Puede o no crearse en el cerebro y en la mente

Puede ayudar a la curación.

Método de tratamiento

Cualquier tratamiento respaldado por pruebas científicas, como medicamentos, cirugía, dispositivos médicos, fisioterapia, ejercicio físico, dieta y cambios en el estilo de vida.

Incluye métodos de medicina convencional además de prácticas de curación natural basadas en pruebas experimentales y en la capacidad innata de curación de la persona

Confianza en las pruebas científicas

Dependencia estricta de los principios establecidos en las pruebas científicas

Utiliza pruebas científicas, con tratamientos basados también en el uso y la teoría tradicionales; incluye respaldo científico menos concluyente para prácticas de menor riesgo (por ejemplo, ejercicios de respiración)

Uso y aceptación

La salud y medicina integradora tiene como objetivo combinar la medicina alternativa y complementaria con la medicina convencional cuando sea apropiado. Algunas de las terapias de la medicina alternativa y complementaria se ofrecen actualmente en hospitales y, algunas veces, las cubren las compañías de seguros. La acupuntura y algunos tratamientos de manipulación manual (por ejemplo, la manipulación quiropráctica u osteopática) constituyen ejemplos de estos tratamientos. Debido al interés y el uso cada vez más frecuente de este tipo de medicina, cada vez más facultades de Medicina incluyen información acerca de tratamientos de Medicina alternativa y complementaria como la acupuntura, la medicina a base de plantas (fitoterapia), los tratamientos quiroprácticos y la homeopatía.

Hasta el 38% de los adultos y el 12% de los niños han usado medicina alternativa y complementaria en algún momento, dependiendo de la extensión con la que se defina la medicina alternativa y complementaria. Un estudio de 2012 realizado por National Health Interview (Encuesta nacional para la salud) indica que las terapias de medicina alternativa y complementaria comúnmente utilizadas son

  • Ejercicios de respiración profunda (11%)

  • Yoga, tai chi y qi gong (10%)

  • Terapia manipulativa (8%)

  • Meditación (8%)

  • Yoga (6,1%)

El uso de otras terapias y enfoques de medicina alternativa y complementaria sigue siendo bajo: homeopatía (2,2%), naturopatía (0,4%) y curación energética (0,5%). Además, el 17,7% de los adultos consumieron al menos un complemento dietético.

Efectividad y seguridad (inocuidad)

En 1992, se formó la Oficina de Medicina Alternativa en el seno de los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses (National Institutes of Health, NIH) para investigar la efectividad y seguridad de las terapias alternativas. En 1998, esta oficina se convirtió en el Centro nacional de medicina alternativa y complementaria (National Center for Complementary and Alternative Medicine, NCCAM) y en 2015 fue renombrada como Centro Nacional de salud complementaria e integrativa (National Center for Complementary and Integrative Health) (NCCIH).

Efectividad

La efectividad de los tratamientos de medicina alternativa es una cuestión importante.

Muchas terapias de Medicina alternativa y complementaria han sido estudiadas y se ha demostrado que son ineficaces o faltas de consistencia. Algunas terapias han demostrado ser eficaces para unas enfermedades muy concretas. Sin embargo, estas terapias también se emplean a menudo para tratar otras afecciones y síntomas, incluso en ausencia de pruebas científicas para dichos usos, como ocurre a veces en la medicina convencional. Algunas terapias de medicina alternativa y complementaria no se han comprobado con estudios fiables. De todas maneras, la falta de estudios científicos fiables no demuestra que la terapia sea ineficaz.

Se dice que muchas terapias de Medicina alternativa y complementaria se vienen practicando desde hace cientos o miles de años. Entre ellas se cuentan la acupuntura, la meditación, el yoga, la dietoterapia o terapia nutricional, el masaje y la medicina botánica. El hecho de tener una larga historia de uso se emplea a veces como corroboración de la eficacia de las terapias alternativas. No obstante, este argumento presenta limitaciones:

  • El hecho de que una terapia haya sido empleada durante mucho tiempo no equivale, desde el punto de vista científico, a que su eficacia esté comprobada. Algunas terapias que se demostraron posteriormente ineficaces o dañinas se usaron previamente durante muchos años.

  • El período de tiempo que una terapia ha estado en uso es difícil de establecer.

  • El uso de una terapia en la actualidad puede diferir de su uso en el pasado, de igual manera que la terapia en sí.

Por lo tanto, las pruebas científicas obtenidas a partir de estudios fiables siguen siendo el criterio preferido para determinar si una terapia es eficaz.

Sin embargo, los estudios fiables de las terapias de medicina alternativa y complementaria pueden ser difíciles de llevar a cabo, ya que se encuentran diversas dificultades, como principalmente las siguientes:

  • Falta de apoyo y de recursos económicos para la medicina alternativa y complementaria (MAC) entre los investigadores médicos

  • Experiencia y conocimientos insuficientes para llevar a cabo investigación científica entre los defensores de la medicina alternativa y complementaria

  • La falta de regulaciones más flexibles para las pruebas de la eficacia de los productos o terapias de medicina alternativa y complementaria antes de su comercialización en comparación con las regulaciones que rigen los tratamientos de medicina convencional

  • Rendimientos financieros generalmente más bajos para las empresas que investigan en el ámbito de la medicina alternativa y complementaria que para las que lo hacen en el ámbito de los fármacos y los dispositivos

La aplicación de los métodos de investigación convencional al estudio de la medicina alternativa y complementaria puede ser dificil por muchas razones adicionales, entre ellas las siguientes

  • El diseño de la investigación convencional suele requerir que, entre las personas que reciben tratamiento, se administre el mismo tratamiento a cada persona (sujeto) que participa en el estudio. Sin embargo, muchas de las terapias de la medicina alternativa y complementaria intentan tener en cuenta los desequilibrios únicos y particulares de cada individuo. Por lo tanto, a las personas con el mismo diagnóstico médico se les ofrecen a menudo diversos tratamientos. Por ejemplo, una persona con cefalea puede tener agujas de acupuntura ubicadas en distintos lugares del cuerpo o puede recibir prescripciones totalmente diferentes de plantas o medicinas homeopáticas.

  • El mejor diseño de un estudio convencional es aquel en el que se compara el tratamiento con principio activo (como un fármaco o un tratamiento) con el tratamiento que utiliza placebo (una intervención que se realiza para simular un medicamento o un tratamiento aunque no contiene un medicamento o un tratamiento activos) o con el tratamiento en el que no se realiza una nueva intervención (un grupo de control). En algunas terapias de medicina alternativa y complementaria, como la medicine botánica o los preparados homeopáticos, el diseño de un placebo es relativamente sencillo. Sin embargo, el diseño de un placebo para un tratamiento físico como la acupuntura o la manipulación manual (quiropraxia o terapia quiropráctica) es más difícil. Diseñar un placebo para la meditación o un sistema integral de alimentación saludable es aún más difícil.

  • Separar los efectos del componente activo de una terapia de MAC de los del placebo es difícil. Por ejemplo, los terapeutas de medicina alternativa y complementaria suelen interactuar con las personas de una manera positiva y solidaria que se sabe que hace que las personas se sientan mejor, con independencia de qué otras terapias se usen. Este aspecto de la MAC puede verse como un efecto placebo.

  • El diseño de investigación convencional emplea el método del doble ciego. El doble ciego consiste en evitar que los sujetos de investigación y los profesionales sepan a qué personas se les dio tratamiento y qué tratamiento se les dio. Las personas y los profesionales generalmente esperan que el tratamiento activo sea mejor que el placebo. El doble-ciego reduce la probabilidad de que esta expectativa sesgue los resultados a favor del tratamiento. Sin embargo, el concepto de "ciego" cuando se trata de un terapeuta puede ser difícil de obtener. Por ejemplo, un profesional practicante de Rreiki sabría si se está aplicando un tratamiento energético real. En tales casos, la eficacia del tratamiento debe ser evaluada por otro investigador del estudio que no sabe qué tratamiento se ha utilizado.

  • Las terapias y los diagnósticos de la medicina alternativa y complementaria (MAC) pueden no estar estandarizados. Por ejemplo, diferentes terapeutas emplean diferentes sistemas de acupuntura, y los contenidos y efectos de las preparaciones de productos naturales varían ampliamente.

Sin embargo, a pesar de estos desafíos, se han realizado muchos estudios bien diseñados de terapias de medicina complementaria y alternativa (como la acupuntura y la homeopatía). Por ejemplo, en un determinado estudio de acupuntura se ideó un placebo fiable mediante la colocación de una funda opaca contra la piel de la persona en un punto de acupuntura, lo que hizo posible el doble-ciego. Algunas fundas contenían una aguja que penetraba en la piel (tratamiento activo) y otras no (placebo). Para que las terapias de MAC se consideren eficaces, deben existir pruebas científicas de su mayor eficacia en comparación con el placebo o con el grupo de control.

La falta de financiación para la realización de estudios bien diseñados de medicina alternativa y complementaria (MAC) se considera con frecuencia como una de las causas por la que dichos estudios no se llevan a cabo. Sin embargo, los productos de MAC son un negocio multimillonario, lo que sugiere que la falta de rentabilidad no debería ser una razón por la cual las compañías no estudian dichos productos. Sin embargo, la rentabilidad general es mucho mayor para el desarrollo de fármacos convencionales que para los productos de medicina alternativa y complementaria.

Seguridad

La seguridad es otra cuestión importante.

¿Sabías que...?

  • Tal vez, el mayor riesgo de la medicina alternativa y complementaria (MAC) se produce cuando una persona que sufre un trastorno potencialmente mortal recibe tratamiento con un método de medicina alternativa que aún no ha sido comprobado en lugar de recibir tratamiento con un método de medicina convencional comprobado.

El mayor riesgo para la salud de la medicina alternativa y complementaria (MAC) es probablemente

  • El uso de una terapia de medicina alternativa y complementaria no comprobada en lugar de una terapia convencional comprobada para tratar un trastorno potencialmente mortal

En cuanto al riesgo de los propios tratamientos de la medicina alternativa y complementaria, algunos son claramente inofensivos e incluso lo son más que las prácticas de medicina convencional. Un ejemplo clave es el uso de la meditación, la acupuntura y la manipulación manual para el tratamiento del dolor antes de los opiáceos o en su lugar. Entre otros ejemplos de prácticas inofensivas se encuentra el empleo de la acupuntura para tratar las náuseas, el yoga para mejorar el equilibrio o el té de jengibre para ayudar a hacer la digestión. Otras terapias de medicina alternativa pueden producir un perjuicio potencial. Por ejemplo, dado que las plantas medicinales y otros complementos dietéticos (como los productos que se emplean en numerosas terapias alternativas) no están regulados como fármacos por parte de las autoridades sanitarias (Food and Drug Administration [FDA] en Estados Unidos), su inocuidad es más discutible que la de los fármacos que sí están cuidadosamente regulados (véase Seguridad y efectividad).

A grandes rasgos, entre los riesgos se encuentran los siguientes:

  • Ciertas sustancias que forman parte de los preparados de MAC pueden interaccionar de manera peligrosa entre sí o con medicamentos prescritos.

  • Aunque en Estados Unidos y en muchos países de Europa se comercializan suplementos nutricionales muy purificados, algunos productos procedentes de otros países pueden contener contaminantes peligrosos, ingredientes tóxicos u otras sustancias.

  • También pueden producirse lesiones cuando se realizan terapias alternativas que implican la manipulación del cuerpo u otras intervenciones sin productos químicos (por ejemplo, manipulaciones que lesionen partes vulnerables del cuerpo).

En la mayoría de los casos de MAC no se ha establecido ni excluido el posible daño pero, en otros, se ha demostrado la existencia de un posible perjuicio. En algunas ocasiones, el daño potencial está poco difundido y poco considerado por aquéllos que abogan por el uso de la sustancia o de la terapia alternativa.

Más información

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Radiografía
Video
Radiografía
La tecnología de rayos X utiliza rayos de alta energía que pueden atravesar ciertos tejidos...
Tomografía por emisión de positrones -Tomografía computariza...
Video
Tomografía por emisión de positrones -Tomografía computariza...
Un escáner PET-TC combina la capacidad de un PET y una TC en una sola máquina para identificar...

REDES SOCIALES

ARRIBA