Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

honeypot link

Cómo hacer una reducción de una parafimosis sin hendidura dorsal

Por

Paul H. Chung

, MD, Sidney Kimmel Medical College, Thomas Jefferson University

Última modificación del contenido sep. 2020
Información: para pacientes

La parafimosis, el atrapamiento del prepucio en posición retraída, es una urgencia urológica que requiere la reducción del prepucio a su posición distal normal alrededor del glande, para prevenir la necrosis del glande.

(Véase también Fimosis y parafimosis.)

La parafimosis puede ocurrir en varones no circuncidados y a menudo es el resultado de la falta de reducción del prepucio después de retraerlo durante un examen urológico o un procedimiento como el cateterismo uretral.

Los métodos de reducción manual se prueban antes que los métodos más invasivos, como la hendidura dorsal, e incluyen

  • Comprima el glande edematoso y el prepucio, y luego empuje el glande hacia atrás a través del anillo del prepucio (anillo fimótico)

  • Tracción sobre múltiples pinzas de Babcock (sin aplastamiento) colocadas alrededor de la circunferencia del prepucio, para tirar del prepucio hacia atrás sobre el glande

Indicaciones

  • La parafimosis requiere reducción inmediata.

Contraindicaciones

Contraindicaciones absolutas

  • No hay contraindicaciones absolutas para la reducción de la parafimosis.

Contraindicaciones relativas

  • Deben evitarse los dispositivos invasivos para dispersar el edema del prepucio (p. ej., con punción con aguja del prepucio) si hay infección local, ulceración o cáncer de pene.

Complicaciones

Las complicaciones son

  • Laceración o desgarro de la piel del pene o el prepucio

  • Fimosis por lesión del prepucio

Equipo

Rutina

  • Campos y guantes estériles

  • Yodopovidona

  • Gasa estéril, cuadrados de 10 x 10 cm (4 x 4 pulgadas)

  • Lubrificante hidrosoluble

  • Jalea de lidocaína al 2%

  • Anestésico local (p. ej., lidocaína al 1% o bupivacaína al 0,5% sin adrenalina)

Adyuvante (a veces utilizado)

  • Rollo de venda elástica (5 cm o 2 pulgadas de ancho)

  • Pinzas de Babcock (6 a 8)

  • Hielo, triturado, colocado dentro de guantes quirúrgicos

  • Pequeña aguja (calibre 21 a 27), para colocar punciones en el prepucio edematoso

  • Hialuronidasa, 1 mL (150 U), aguja de calibre 27, jeringa para tuberculina

  • Sal o azúcar para el tratamiento osmótico (1)

Consideraciones adicionales

  • Consulte a un urólogo con urgencia si sospecha necrosis del glande o cáncer de pene.

  • Aunque la mayoría de los adultos toleran métodos de reducción no invasivos con solo tranquilizar al paciente y administrar un anestésico tópico, en algunos casos puede ser necesaria la anestesia del pene, como un bloqueo anular del pene (lidocaína subcutánea alrededor de la base del pene) o un bloqueo dorsal (p. ej., reducción manual agresiva, uso de pinzas Babcock o inserción de agujas en el prepucio).

  • En algunos casos, pueden ser necesarios procedimientos de sedación o de anestesia general (p. ej., en niños).

Posicionamiento

  • Se posiciona al paciente en decúbito supino.

  • El operador se ubica sentado junto a la camilla a una altura que les permita a sus codos descansar cómodamente sobre la camilla.

Descripción paso a paso del procedimiento

  • Coloque todo el equipo al alcance de la mano en una bandeja junto a la cama del paciente.

  • Aplique gel anestésico en el glande y el prepucio y rodee y comprima con un vendaje oclusivo (p. ej., una envoltura de plástico o una gasa) o la punta de un dedo de un guante desechable. Permitir 20 a 30 minutos para que el anestésico surta efecto.

  • Retirar los cuerpos extraños de la zona afectada.

  • Limpiar la región. Humedezca en círculos concéntricos desde la punta del pene hasta su base y varios cm más allá, usando yodopovidona.

  • Proporcionar un control adecuado del dolor para permitir la cooperación del paciente. Anestesie el pene con un bloqueo anular o dorsal, si se cree que será necesaria alguna de las siguientes maniobras: reducción manual agresiva, punciones con aguja o inyecciones de hialuronidasa en el prepucio, o retracción del prepucio mediante el método de pinza de Babcock. Si es necesario, también indique analgésicos por vía oral o intravenosa, sedación u otra anestesia.

  • Disminuir el edema local mediante la compresión del glande y el prepucio. Sujete el pene distal con la palma de la mano enguantada y apriételo bien durante 5 a 10 minutos o más. Alternativamente, en un adulto, envuelva el área con una tira de gasa o una venda elástica, comenzando distalmente y envolviendo con más fuerza la región distal y con menos fuerza la región proximal. Sea paciente; el edema disminuye gradualmente. Retire todos los vendajes antes de hacer la reducción manual.

  • Se desplaza el glande en dirección proximal a través del anillo fimótico. Con ambas manos, sostenga el pene con seguridad entre los dedos índice y medio de ambas manos, justo proximal al anillo fimótico. Luego, con los pulgares, aplique una presión lenta y constante para empujar el glande en sentido proximal a través del anillo, mientras se desliza el prepucio en sentido distal para reducirlo completamente sobre el glande. Alternativamente, en un adulto, sostenga y aplique tracción sobre la diáfisis del pene con una mano mientras usa el pulgar de la otra mano para empujar el glande a través del anillo fimótico.

  • Cuando la reducción es exitosa se observa el prepucio reducido sobre un glande edematizado.

Los métodos adicionales para disminuir el edema del glande y el prepucio y facilitar la reducción manual incluyen

  • Aplicación de hielo: coloque agua y trozos de hielo en un guante quirúrgico, luego elimine el aire y ate el guante. Invagine el pulgar del guante, coloque el pene en él y luego mantenga el guante en su sito y comprima durante 5 a 10 minutos. Para evitar lesiones por frío en el pene, retire la compresa después de 10 minutos.

  • Punciones circunferenciales con aguja en el prepucio edematoso: primero, anestesie el pene. Luego se usa una aguja de calibre 21 a 27 para hacer múltiples punciones (alrededor de 10 a 20) en el prepucio edematoso, para permitir que el edema se filtre durante la compresión manual del área. Durante la compresión, coloque una gasa alrededor del prepucio para absorber el líquido y la sangre que fluyen en napa.

  • Inyecciones de hialuronidasa en el prepucio: inyectar 1 mL (150 U) en total en 1 o 2 inyecciones subcutáneas usando una jeringa de tuberculina (evite la inyección intravascular, que puede causar anafilaxia). La hialuronidasa causa una rápida dispersión del edema en los tejidos circundantes. Durante la compresión, coloque una gasa alrededor del prepucio para absorber el líquido y la sangre que fluyen en napa.

  • Aplicación de agentes osmóticos en el prepucio: el azúcar y la sal son agentes hipertónicos, que extraerán el edema hipotónico cuando se apliquen sobre el glande y el prepucio. Este proceso puede tardar horas y no debe utilizarse en la parafimosis aguda (1).

Después de realizar cualquiera de estas maniobras, reduzca manualmente el prepucio como se describió anteriormente.

Método de reducción con pinza de Babcock

  • Coloque 6 a 8 pinzas de Babcock (que no provoquen aplastamiento) en el borde exterior del anillo fimótico, en un patrón circunferencial y uniformemente espaciadas.

  • Sujete las pinzas simultáneamente y aplique tracción distal lenta para tirar del anillo fimótico sobre el glande. Tenga cuidado de no desgarrar el prepucio.

Cuidados posteriores

  • Consulte de inmediato a un urólogo si los intentos de reducción manual fallan.

  • Organice el seguimiento con un urólogo después de la reducción manual exitosa, para evaluar si se requiere tratamiento quirúrgico (circuncisión o hendidura dorsal).

  • La mayoría de las lesiones dérmicas no requieren sutura después de la reducción manual.

  • Se pueden administrar antibióticos orales o tópicos para ayudar a disminuir el riesgo de infección, especialmente en pacientes de alto riesgo (p. ej., inmunocomprometidos, diabéticos).

  • Pídale a los pacientes que no retraigan el prepucio hasta que hayan sido revaluados, momento en el cual la retracción puede realizarse bajo supervisión médica.

Advertencias y errores comunes

  • La impaciencia podría conducir a no comprimir el prepucio y el glande durante el tiempo adecuado antes de intentar la reducción.

Recomendaciones y sugerencias

  • La cooperación del paciente es esencial para intentar reducir con éxito la parafimosis. Los niños e incluso los adultos ansiosos pueden requerir anestesia local y a veces sedación para someterse al tratamiento.

Referencia

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.

También de interés

¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
ARRIBA