Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Dermatitis de manos y pies

(Dermatitis dishidrótica)

Por

Thomas M. Ruenger

, MD, PhD, Georg-August University of Göttingen, Germany

Última revisión completa abr. 2021
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

La dermatitis de manos y pies es una dermatitis crónica caracterizada por una piel enrojecida, escamosa y engrosada en las manos, los pies o ambos.

La dermatitis de manos y pies a menudo comienza como pequeñas ampollas (denominada dermatitis dishidrótica). Sin embargo, este término es inapropiado porque dishidrótico significa que la causa es la sudoración anormal, en cambio, la dermatitis de manos y pies no tiene nada que ver con la sudoración o con las glándulas sudoríparas anormales.

El contacto frecuente o prolongado con el agua (por ejemplo, lavarse las manos con frecuencia o trabajar con agua o sustancias húmedas), especialmente con detergentes, es un desencadenante frecuente, sobre todo en personas con dermatitis atópica, fiebre del heno y asma (una combinación llamada atopia).

La forma más grave de dermatitis dishidrótica se llama ponfólix. El ponfólix se caracteriza por pequeñas ampollas que se unen para formar ampollas más grandes.

Síntomas de la dermatitis de manos y pies

Los síntomas de la dermatitis de manos y pies consisten en enrojecimiento, descamación y engrosamiento de la piel de las manos y los pies. Estos síntomas pueden evolucionar a pequeñas ampollas con prurito o ampollas grandes en las palmas de las manos, los lados de los dedos de las manos o las plantas de los pies. Estas ampollas pueden romperse, dando lugar a supuración y formación de costras. Las ampollas pueden ser el primer síntoma que las personas noten. Los síntomas van y vienen. La piel puede infectarse (por ejemplo, por bacterias u hongos).

Diagnóstico de dermatitis de manos y pies

  • La apariencia de la piel

Se diagnostica la dermatitis de manos y pies basándose en el aspecto de la piel y en los antecedentes personales.

Tratamiento de la dermatitis de manos y pies

  • Tratamiento de la causa siempre que sea posible

  • A veces, los corticoesteroides

  • Fototerapia

  • A veces antibióticos

Si la causa se conoce, se trata.

En ocasiones, se administran corticoesteroides en la piel para aliviar la inflamación. Los antihistamínicos pueden ayudar a aliviar el prurito.

Para la dermatitis grave de manos y pies, los corticoesteroides se pueden tomar por vía oral o, en ocasiones, se pueden administrar por vía parenteral (inyección), pero preferiblemente se usan solo a corto plazo. En ocasiones, si se requiere tratamiento inmunosupresor a largo plazo, se puede administrar la ciclosporina, el micofenolato o el metotrexato por medio de una inyección.

En general, las infecciones se tratan con antibióticos.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ARRIBA