Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Hepatopatía alcohólica

(Enfermedad hepática alcohólica; enfermedad hepática asociada al alcohol)

Por

Whitney Jackson

, MD, University of Colorado School of Medicine

Revisado/Modificado Jul. 2023
VER VERSIÓN PROFESIONAL
Datos clave
Recursos de temas

La hepatopatía alcohólica es la lesión del hígado causada por el consumo excesivo de alcohol durante mucho tiempo.

  • En general, la cantidad de alcohol consumida (cuánto, con qué frecuencia y durante cuánto tiempo) determina el riesgo y la gravedad de la lesión del hígado.

  • Los síntomas van desde una ausencia de ellos al comienzo de la enfermedad hasta la aparición progresiva de fiebre, ictericia (coloración amarilla de la piel), fatiga y un hígado doloroso y agrandado (hepatomegalia), para continuar con problemas más graves como hemorragias digestivas y deterioro de la función cerebral.

  • Para ayudar a determinar si la bebida constituye un problema, el médico puede proporcionar a la persona afectada un cuestionario, una prueba de biomarcadores que indican la ingesta de alcohol de una persona y preguntar a los miembros de su familia cuánto bebe.

  • Si la persona que ha estado consumiendo alcohol en exceso presenta síntomas de enfermedad hepática, se realizan análisis de sangre para evaluar la funcionalidad del hígado y, en ocasiones, puede ser necesario practicar una biopsia hepática.

  • El mejor tratamiento es abandonar el consumo de alcohol, pero hacerlo es muy difícil y a menudo requiere la ayuda de programas de rehabilitación.

Se estima que alrededor del 11,3% de las personas de 18 años o más han sufrido trastorno por consumo de alcohol Consumo de alcohol El alcohol (etanol) es un depresivo (ralentiza el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso). El consumo de grandes cantidades de forma rápida o regular puede causar problemas de salud... obtenga más información en el año anterior (véase National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism: Alcohol Use Disorder (AUD) in the United States [Instituto nacional para el abuso del alcohol y el alcoholismo: trastorno por consumo de alcohol, AUD por sus siglas en inglés, en Estados Unidos]).

El alcohol, tras ser absorbido en el tubo digestivo, se procesa (metaboliza) principalmente en el hígado. Conforme se metaboliza se producen sustancias que pueden dañar el tejido hepático. Cuanto más alcohol se consume, mayor es la lesión hepática. Cuando el alcohol lesiona el hígado, este puede seguir funcionando durante cierto tiempo, ya que el hígado a veces puede llegar a recuperarse de una lesión leve. Asimismo, el hígado puede funcionar con normalidad aun cuando el 80% esté lesionado. Sin embargo, si la persona continúa consumiendo alcohol, el daño hepático progresa, pudiendo llegar a ocasionar la muerte. Si deja de beber, parte de la lesión puede revertirse y la persona tiende vivir más años.

La cirrosis puede causar las siguientes complicaciones graves:

Factores de riesgo de enfermedad hepática alcohólica

Es más frecuente que se desarrolle una hepatopatía alcohólica en personas

  • Que consumen grandes cantidades de alcohol

  • Que han estado bebiendo durante mucho tiempo

  • Son mujeres

  • Tienen una composición genética que los hace susceptibles a la enfermedad hepática alcohólica

  • Tener obesidad

Consumo de alcohol

Las personas pueden comprender mejor su situación de riesgo de desarrollar una hepatopatía alcohólica si saben cuánto alcohol consumen. Para determinar esta cantidad es necesario conocer el contenido de alcohol presente en diferentes bebidas. Los diferentes tipos de bebidas contienen distintos porcentajes de alcohol.

  • Cerveza: la mayoría entre el 2 y el 7%

  • Vino: la mayoría entre el 10 y el 15%

  • Licores: la mayoría entre el 40 y el 45%

Sin embargo, habitualmente los distintos volúmenes en los que se sirven estas bebidas contienen una cantidad de alcohol similar a pesar de que la cantidad de líquido es muy diferente.

  • Una lata de 350 mL de cerveza: aproximadamente de 4,2 mL a 23,6 mL

  • Un vaso de 150 mL de vino: aproximadamente de 20 mL a 30 mL

  • Una copa de 45 mL de licor (o una bebida mezclada tipo cóctel): aproximadamente 15 mL

En licores fuertes, la concentración de alcohol se suele describir en grados. Los grados de un licor corresponden aproximadamente al doble del porcentaje de alcohol. Por ejemplo, un licor de 80 grados contiene un 40% de alcohol.

El consumo moderado de alcohol se define como una bebida convencional por día para las mujeres y dos bebidas convencionales por día para los hombres (véase Dietary Guidelines for Americans, 2020-2025 [Directrices dietéticas para los estadounidenses, 2020-2025]). Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que, cuando se trata del consumo de alcohol, no existe una cantidad segura que no afecte a la salud (véase WHO: No level of alcohol consumption is safe for our health [OMS: ningún nivel de consumo de alcohol es inocuo para su salud]).

El Instituto Nacional para el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA, por sus siglas en inglés) define el consumo excesivo ("de riesgo") en los hombres como el consumo de más de 14 bebidas convencionales por semana o más de 4 bebidas por día, y en las mujeres como el consumo de más de 7 bebidas convencionales por semana o más de 3 copas al día (véase NIAAA: Drinking Levels Defined [NIAAA: Definición de los niveles de bebida]).

En general, cuanta más cantidad y cuanto más tiempo se consume alcohol, mayor es el riesgo de desarrollar una hepatopatía alcohólica. Sin embargo, la enfermedad no se desarrolla en todas las personas que beben en exceso durante largo tiempo. Por lo tanto, hay otros factores implicados.

El consumo excesivo de alcohol también puede aumentar el riesgo de enfermedad hepática relacionada con el alcohol. El NIAAA (Instituto Nacional para el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo) define la borrachera como un patrón de bebida que aumenta la concentración de alcohol en sangre hasta 0,08 g/dL, lo que ocurre habitualmente después de 4 bebidas para las mujeres y 5 bebidas para los hombres en un intervalo de unas 2 horas (véase NIAAA: Drinking Levels Defined [NIAAA: Definición de los niveles de bebida]). Cada una de estas bebidas se considera equivalente a 355 ml de cerveza al 5%, 148 ml de vino o 44 ml de licor destilado fuerte (de 80 grados US).

Sexo

Las mujeres son más vulnerables a la hepatopatía alcohólica, incluso después de realizar ajustes teniendo en cuenta el menor volumen corporal. Las mujeres están en riesgo de desarrollar una lesión hepática si ingieren la mitad de la cantidad de alcohol que los varones. Es decir, el consumo de más de 22 mL a 45 mL de alcohol al día coloca a la mujer en situación de riesgo. El riesgo puede aumentar en las mujeres debido a que su sistema digestivo puede tener una menor capacidad para procesar el alcohol, por lo que aumenta la cantidad de alcohol que llega al hígado.

Composición genética

Se cree que la composición genética desempeña un papel en la hepatopatía alcohólica, ya que esta se presenta con más frecuencia en determinadas familias. Los familiares pueden compartir genes que los hacen menos capaces de metabolizar el alcohol.

Obesidad

La obesidad hace que las personas sean más vulnerables a la hepatopatía alcohólica.

Otros factores

El hierro puede acumularse cuando la persona padece hemocromatosis Hemocromatosis La hemocromatosis es un trastorno hereditario que causa que el cuerpo absorba demasiado hierro, causando una acumulación y daños en los órganos. Las estadísticas estadounidenses, que indican... obtenga más información Hemocromatosis (un trastorno hereditario que provoca una excesiva absorción de hierro) o cuando se ingiere vino con alto contenido en hierro. Sin embargo, la acumulación de hierro no está necesariamente relacionada con la cantidad de hierro que se consume.

Más del 25% de los bebedores empedernidos también sufren hepatitis C, y la combinación de consumo excesivo de alcohol y hepatitis C aumenta significativamente el riesgo de cirrosis.

Si se ha producido una acumulación de hierro en el hígado o si la persona ha sufrido hepatitis C durante más de 6 meses, también existe un aumento del riesgo de cáncer de hígado (carcinoma hepatocelular Carcinoma hepatocelular El carcinoma hepatocelular es un cáncer que se origina en las células del hígado y es el más común de los cánceres hepáticos primarios. El hecho de sufrir hepatitis B o hepatitis C, enfermedad... obtenga más información ).

Síntomas de la enfermedad hepática alcohólica

Los bebedores empedernidos comienzan a desarrollar síntomas en la cuarta o quinta década de la vida y tienden a desarrollar problemas graves aproximadamente 10 años después de que aparezcan los primeros síntomas.

El hígado graso Hígado graso El hígado graso es una acumulación anómala de ciertas grasas (triglicéridos) en el interior de las células hepáticas. Las personas con hígado graso pueden sentirse cansadas o tener malestar... obtenga más información (esteatosis hepática) a menudo no causa síntomas. En un tercio de las personas, el hígado presenta un aumento de tamaño y es suave, aunque no es doloroso a la palpación.

Conforme avanza la enfermedad hepática y se desarrolla una hepatitis alcohólica, los síntomas pueden ir desde leves a potencialmente mortales. La persona afectada puede presentar fiebre, ictericia, hígado doloroso de forma espontánea y a la palpación, y aumento de su volumen (hepatomegalia). Además, puede sentirse cansado.

Beber en exceso puede ocasionar que las bandas fibrosas que existen en las palmas de las manos se engruesen y retraigan, haciendo que los dedos se flexionen (llamada contractura de Dupuytren Contractura de Dupuytren La contractura de Dupuytren es una contracción progresiva de las bandas de tejido fibroso (denominadas fascias) del interior de las palmas de las manos, provocando una retracción de los dedos... obtenga más información Contractura de Dupuytren ). Asimismo, también se pueden enrojecer las palmas de las manos (eritema palmar). En la piel de la parte superior del cuerpo pueden aparecer pequeños vasos sanguíneos con forma de araña (angiomas aracniformes). Las glándulas salivales pueden aumentar de volumen. También puede producirse una atrofia muscular. Los nervios periféricos (los situados por fuera del encéfalo y la médula espinal) pueden dañarse, causando pérdida de sensibilidad y fuerza. Se afectan más las manos y los pies que los muslos y los brazos.

Los varones que beben en exceso pueden desarrollar rasgos femeninos, como piel suave, aumento del volumen de las mamas y una disminución del vello púbico. Sus testículos pueden disminuir de tamaño.

Las personas que beben demasiado alcohol pueden llegar a estar desnutridas porque, a pesar de que el alcohol es rico en calorías, tiene muy poco valor nutritivo, además de provocar disminución del apetito. Asimismo, la lesión hepática producida por el alcohol puede afectar la absorción y el metabolismo de los nutrientes. La persona que bebe alcohol en exceso puede presentar carencia de ácido fólico, tiamina y otras vitaminas o minerales. Las carencias de ciertos minerales pueden causar debilidad y temblores. Además, las carencias nutricionales, probablemente causen o contribuyan a la lesión de los nervios periféricos Introducción al sistema nervioso periférico El término sistema nervioso periférico hace referencia a las partes del sistema nervioso que están fuera del sistema nervioso central, es decir, que están fuera del encéfalo y de la médula espinal... obtenga más información .

Los síntomas también pueden ser consecuencia de las complicaciones de la cirrosis (véase Introducción Hepatopatía alcohólica Hepatopatía alcohólica ).

Diagnóstico de la enfermedad hepática relacionada con el alcohol

  • Evaluación de los síntomas por un médico

  • Antecedentes de consumo excesivo de alcohol

  • Biomarcadores de alcohol

  • Perfiles hepáticos y hemograma completo

  • En ocasiones, biopsia hepática

El médico sospecha que existe una hepatopatía alcohólica en aquellas personas con síntomas de enfermedad hepática y que ingieren una cantidad considerable de alcohol.

El médico puede proporcionar a la persona un cuestionario para ayudarla a determinar si el consumo de alcohol supone un problema (véase Detección del abuso de alcohol Cribado El alcohol (etanol) es un depresivo (ralentiza el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso). El consumo de grandes cantidades de forma rápida o regular puede causar problemas de salud... obtenga más información ). Cuando el consumo de alcohol de la persona está en duda, puede ser confirmado por los familiares o mediante el uso de biomarcadores de alcohol.

No existe una prueba definitiva para el diagnóstico de la hepatopatía alcohólica. Pero si se sospecha, es necesario realizar un análisis de sangre para valorar la funcionalidad del hígado (pruebas hepáticas Pruebas hepáticas en sangre Las pruebas hepáticas son unos análisis de sangre que representan una técnica no invasiva para detectar la presencia de una enfermedad hepática (por ejemplo, la hepatitis viral en la sangre... obtenga más información ). También se solicita un hemograma completo para verificar si hay un número bajo de plaquetas y anemia.

Se puede llevar a cabo una técnica denominada elastrografía hepática para determinar la rigidez del hígado. Un hígado rígido indica fibrosis Fibrosis del hígado La fibrosis es la formación de una cantidad excesivamente grande de tejido cicatricial en el hígado. Se produce cuando el hígado intenta reparar y reemplazar las células dañadas. Muchos trastornos... obtenga más información . Para esta prueba, se practica una ecografía a la vez que se aplica presión o vibración al hígado. La elastrografía a menudo evita la necesidad de realizar una biopsia.

Incluso aunque la exploración y las pruebas complementarias sugieran que existe una hepatopatía alcohólica, generalmente el médico comprueba de forma periódica si coexisten otras enfermedades hepáticas susceptibles de tratamiento, en especial la hepatitis Introducción a la hepatitis La hepatitis es una inflamación del hígado. (Véase también Introducción a la hepatitis vírica aguda e Introducción a la hepatitis crónica.) La hepatitis es frecuente en todo el mundo. La hepatitis... obtenga más información vírica. Pueden coexistir otras causas de patología hepática y, si están presentes, deben ser tratadas.

Cuando el diagnóstico no está claro, o cuando la enfermedad hepática parece tener más de una causa, se puede practicar una biopsia hepática Biopsia hepática A veces, durante una intervención quirúrgica exploratoria, se obtiene una muestra de tejido hepático, pero es más frecuente que se obtenga introduciendo una aguja hueca en el hígado a través... obtenga más información . La biopsia puede confirmar la enfermedad, aportar pruebas de que el alcohol es la causa más probable y determinar el tipo de lesión hepática presente. También puede identificar si existe una acumulación de hierro en el hígado. Dicha acumulación puede indicar hemocromatosis Hemocromatosis La hemocromatosis es un trastorno hereditario que causa que el cuerpo absorba demasiado hierro, causando una acumulación y daños en los órganos. Las estadísticas estadounidenses, que indican... obtenga más información Hemocromatosis .

Si la persona sufre cirrosis, se deben realizar pruebas complementarias para detectar un posible cáncer de hígado Carcinoma hepatocelular El carcinoma hepatocelular es un cáncer que se origina en las células del hígado y es el más común de los cánceres hepáticos primarios. El hecho de sufrir hepatitis B o hepatitis C, enfermedad... obtenga más información periódicamente Estas incluyen ecografía y análisis de sangre para medir los niveles de alfafetoproteína, niveles que se encuentran elevados en cerca de la mitad de las personas con cáncer de hígado.

Tratamiento de la enfermedad hepática relacionada con el alcohol

  • Abandonar el consumo de alcohol (abstinencia) y proporcionar ayuda para lograrlo

  • Tratamiento de los síntomas y las complicaciones

  • Tratamientos de las lesiones hepáticas

Dejar de beber (abstinencia)

En general, la abstinencia es el mejor tratamiento. Aparte de un trasplante de hígado Trasplante hepático El trasplante de hígado es la extracción quirúrgica de un hígado sano o, a veces, de una parte del hígado de una persona viva que luego se transfiere a una persona cuyo hígado ya no funciona... obtenga más información , la abstinencia es el único tratamiento que puede frenar o revertir la hepatopatía alcohólica. Además, está a disposición de todas las personas afectadas y no tiene efectos secundarios.

Debido a que la abstinencia es difícil, se utilizan distintas estrategias para motivar a las personas afectadas y ayudarles a modificar su comportamiento. Las estrategias incluyen la terapia conductual y la psicoterapia (terapia de conversación), a menudo como parte de un programa formal de rehabilitación, así como la autoayuda y los grupos de apoyo (como Alcohólicos Anónimos), además de sesiones de asesoramiento con el médico de atención primaria. También se pueden emplear las terapias que analizan y ayudan a los pacientes a clarificar por qué quieren abandonar el consumo de alcohol (lo que se denomina terapia de estimulación motivacional).

Medicamentos

A veces se utilizan fármacos, pero solo como complemento a las terapias conductuales y psicosociales (véase Desintoxicación y rehabilitación Desintoxicación y rehabilitación El alcohol (etanol) es un depresivo (ralentiza el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso). El consumo de grandes cantidades de forma rápida o regular puede causar problemas de salud... obtenga más información ). Algunos fármacos (como naltrexona, nalmefeno, baclofeno o acamprosato) ayudan a reducir los síntomas y la ansiedad generada por la abstinencia de alcohol. El disulfiram también es un fármaco eficaz, ya que produce síntomas desagradables (como enrojecimiento), cuando el paciente que lo está recibiendo consume alcohol. Sin embargo, no se ha demostrado que el disulfiram sea eficaz en la abstinencia y, en consecuencia, únicamente se recomienda para ciertas personas.

Tratamiento de los síntomas y las complicaciones

El médico trata los problemas causados por la hepatopatía alcohólica y los síntomas de la abstinencia que se producen después de abandonar el consumo de alcohol.

Tratamientos de las lesiones hepáticas

En primer lugar se intenta la abstinencia. Para reducir la inflamación, pueden ser útiles algunos fármacos, incluyendo algunos antioxidantes (como S-Adenosil-L-Metionina, fosfatidilcolina, y metadoxina) y otros fármacos que reducen la inflamación, pero se necesitan más estudios. Se han probado muchos suplementos nutricionales antioxidantes, tales como el cardo mariano y las vitaminas A y E, pero son ineficaces.

Los corticoesteroides puede ayudar a aliviar la inflamación grave del hígado y son inocuos si la persona no sufre una infección, una hemorragia digestiva, una insuficiencia renal o una pancreatitis.

Si la lesión es grave se puede realizar un trasplante de hígado Trasplante hepático El trasplante de hígado es la extracción quirúrgica de un hígado sano o, a veces, de una parte del hígado de una persona viva que luego se transfiere a una persona cuyo hígado ya no funciona... obtenga más información . El trasplante permite que la persona prolongue su supervivencia. Sin embargo, dado que la mitad de las personas comienzan a beber de nuevo después del trasplante, la mayoría de los programas de trasplante requieren que la persona mantenga la abstinencia durante un determinado periodo de tiempo antes de contemplar esta posibilidad.

Pronóstico de la enfermedad hepática alcohólica

El pronóstico depende del grado de fibrosis e inflamación presentes.

Algunos datos proporcionados por la biopsia y los análisis de sangre pueden ayudar a determinar el pronóstico de la lesión. También se pueden utilizar fórmulas y modelos (que combinan los resultados de varias pruebas) para ayudar a determinar el pronóstico.

Más información

Los siguientes son recursos en inglés que pueden ser útiles. Tenga en cuenta que el MANUAL no se hace responsable del contenido de estos recursos.

  • Alcoholics Anonymous (Alcohólicos Anónimos): una comunidad internacional de personas con problemas relacionados con la bebida que confían en un programa de 12 pasos para apoyarse mutuamente en la superación de la obsesión por beber alcohol.

  • American Liver Foundation: (Fundación Hepática Estadounidense): presenta programas comunitarios de formación que ofrecen una visión general de todos los aspectos de la enfermedad hepática y el bienestar. También proporciona grupos de apoyo, información sobre cómo encontrar un médico y oportunidades para participar en ensayos clínicos.

  • Hazelden Betty Ford Foundation (Fundación Hadelzen Betty Ford): proveedor de programas para la recuperación ambulatoria o residencial de personas con problemas de consumo de sustancias y adicciones.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: VER VERSIÓN PROFESIONAL
VER VERSIÓN PROFESIONAL
quiz link

Test your knowledge

Take a Quiz! 
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ARRIBA