Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Queratitis intersticial

(Queratitis parenquimatosa)

Por

Melvin I. Roat

, MD, FACS, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University

Última modificación del contenido ago. 2018
Información: para pacientes
Recursos de temas

La queratitis intersticial es una inflamación crónica y no ulcerosa del estroma intermedio (las capas medias de la córnea) que a veces se asocia con uveítis. La causa suele ser infecciosa. Los síntomas incluyen fotofobia, dolor, lagrimeo y visión borrosa. El diagnóstico se realiza mediante exploración con lámpara de hendidura y pruebas serológicas para determinar la causa. El tratamiento está dirigido a la causa y pueden requerirse corticoides tópicos.

La queratitis intersticial, manifestación de algunas infecciones corneanas, es rara en los Estados Unidos. La mayoría de los casos ocurren en niños o adolescentes como complicación tardía de la sífilis congénita. Finalmente, pueden afectarse ambos ojos. Se produce una queratitis bilateral similar en el síndrome de Cogan, la enfermedad de Lyme y la infección por el virus Epstein-Barr. Rara vez, la sífilis adquirida, el herpes simple, el herpes zóster o la tuberculosis pueden causar una forma unilateral en adultos.

Signos y síntomas

Son frecuentes la fotofobia, el dolor, el lagrimeo y la visión borrosa. Las lesiones comienzan como parches de inflamación en el estroma medio de la córnea y producen opacificación. Típicamente en la sífilis y ocasionalmente en otras causas, toda la córnea adquiere un aspecto de vidrio esmerilado que oculta el iris. Crecen neovasos desde el limbo (neovascularización) y se originan áreas rojo-anaranjadas (manchas salmón). La uveítis anterior y la coroiditis son frecuentes en la queratitis intersticial sifilítica. La inflamación y la neovascularización suelen empezar a atenuarse al cabo de 1 a 2 meses. Suele persistir cierta opacidad corneana, que origina deterioro leve o moderado de la visión.

Diagnóstico

  • Opacificación corneana y otros hallazgos típicos en el examen con lámpara de hendidura

  • Pruebas serológicas para determinar la etiología

Debe determinarse la etiología específica. Los estigmas de la sífilis congénita, los síntomas vestíbulo-auditivos, los antecedentes de exantema progresivo y la exposición a garrapatas pueden apoyar etiologías específicas. Sin embargo, en todos los pacientes deben realizarse pruebas serológicas, que incluyen todas las siguientes:

  • Prueba de absorción de anticuerpos fluorescentes antitreponema o ensayos de microhemaglutinación para Treponema pallidum

  • Determinación del título de Lyme

  • Panel del virus Epstein-Barr

Los pacientes con pruebas serológicas negativas pueden tener un síndrome de Cogan, un síndrome idiopático que consiste en queratitis intersticial y déficits vestibulares y auditivos. Para impedir un daño vestíbulo-auditivo permanente, ante la presencia de hipoacusia, acúfenos o vértigo debe derivarse con urgencia al paciente a un otorrinolaringólogo.

Tratamiento

  • A veces, corticoides tópicos

El tratamiento de la enfermedad subyacente puede resolver la queratitis. Suele ser aconsejable el tratamiento adicional con un corticoide, como prednisolona al 1% 4 veces al día. Un oftalmólogo debe tratar a estos pacientes.

Conceptos clave

  • La queratitis intersticial, que es poco frecuente en los Estados Unidos, consiste en la inflamación crónica de las capas corneanas medias.

  • Los hallazgos incluyen dolor, lagrimeo, disminución de la agudeza visual y cambio de coloración a menudo rojo-anaranjada de la córnea y uveítis anterior.

  • Evaluar a los pacientes para sífilis, enfermedad de Lyme e infección por virus Epstein-Barr.

  • El tratamiento es realizado por un oftalmólogo; a veces se prescriben corticosteroides tópicos.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA