Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Toxocariasis

(Larva migratoria visceral u ocular)

Por

Richard D. Pearson

, MD, University of Virginia School of Medicine

Última modificación del contenido mar. 2019
Información: para pacientes
Recursos de temas

La toxocariasis es una infección humana por larvas del nematodo áscaris, que habitualmente infectan a los animales. Los síntomas son fiebre, anorexia, hepatoesplenomegalia, exantema, neumonitis, asma o alteraciones visuales. El diagnóstico se basa en enzimoinmunoensayo. El tratamiento consiste en albendazol o mebendazol. Pueden agregarse corticoides en presencia de síntomas graves o de compromiso ocular.

Fisiopatología

Los huevos de Toxocara canis, T. cati y de otros helmintos áscaris de animales maduran en el suelo e infectan a los perros, los gatos y otros animales. Los seres humanos pueden ingerir accidentalmente huevos presentes en tierra contaminada con heces de animales infectados o pueden alimentarse de huéspedes de transferencia infectados cocidos en forma insuficiente (p. ej., conejos). Los huevos eclosionan en el intestino humano. Las larvas penetran en la pared intestinal, para luego migrar a través del hígado, los pulmones, el sistema nervioso central, los ojos u otros tejidos. El daño del tejido es causado por el parásito y la respuesta inmunitaria local que provoca.

En general, las larvas no completan su desarrollo en el cuerpo humano, pero pueden permanecer vivas durante varios meses.

Signos y síntomas

Larva migratoria visceral

La larva migratoria visceral está compuesta por fiebre, anorexia, hepatoesplenomegalia, exantema, neumonitis y síntomas de asma, lo que depende de los órganos afectados. Las larvas de otros helmintos incluyendo Baylisascaris procyonis, especies de Strongyloides y de Paragonimus pueden causar síntomas y signos similares cuando migran a través del tejido.

La larva migratoria visceral aparece sobre todo en niños de 2 a 5 años con antecedentes de geofagia o en adultos que ingieren arcilla.

El síndrome se autolimita en 6 a 18 meses si cesa la ingesta de huevos. En raras ocasiones se informaron muertes debido a la invasión del encéfalo o el corazón.

Larva migratoria ocular

La larva migratoria ocular (LMO), también denominada toxocariasis ocular, suele ser unilateral y producir manifestaciones sistémicas muy leves o nulas. Las lesiones de la LMO se caracterizan sobre todo por reacciones granulomatosas inflamatorias en respuesta a la presencia de la larva, que puede causar uveítis y/o coriorretinitis. Como resultado, la visión puede verse afectada o perderse.

La larva migratoria ocular se desarrolla en niños mayores y, con menor frecuencia, en adultos jóvenes. La lesión puede confundirse con retinoblastoma o con otros tumores intraoculares.

Diagnóstico

  • Enzimoinmunoensayo junto con los hallazgos de la evaluación clínica

El diagnóstico de la toxocariasis se basa en los hallazgos de la evaluación clínica, los estudios epidemiológicos y las pruebas serológicas.

Se recomienda el enzimonmunoensayo (EIA) para antígenos de Toxocara para confirmar el diagnóstico. Sin embargo, en los pacientes con larva migratoria ocular los títulos de anticuerpos en suero pueden ser bajos o indetectables. Las isoaglutininas pueden estar elevadas, pero el hallazgo es inespecífico. La tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (RM) pueden mostrar múltiples lesiones ovales mal definidas, de 1 a 1,5 cm, dispersas en el hígado, o nódulos subpleurales poco definidos en el tórax.

La hipergammaglobulinemia, la leucocitosis y la eosinofilia significativa son frecuentes en la LMV.

Las biopsias del hígado u otros órganos afectados pueden mostrar reacciones granulomatosas eosinófilas, pero las larvas son difíciles de hallar en los cortes tisulares, y las biopsias tienen un rendimiento bajo. El examen de las heces no es útil para el diagnóstico.

La larva migratoria ocular debe distinguirse del retinoblastoma para prevenir una enucleación quirúrgica innecesaria del ojo.

Tratamiento

  • Albendazol o mebendazol

  • Tratamiento sintomático

Los pacientes asintomáticos y los pacientes con síntomas leves no requieren tratamiento con antihelmínticos porque la infección es generalmente autolimitada.

Para los pacientes con síntomas moderados a graves, se indican 400 mg de albendazol por vía oral 2 veces al día durante 5 días o entre 100 y 200 mg de mebendazol por vía oral 2 veces al día durante 5 días, aunque no se definió con precisión la duración óptima del tratamiento.

Los síntomas leves pueden mejorar con antihistamínicos. En pacientes con síntomas graves puede ser necesaria la administración de corticoides (entre 20 y 40 mg de prednisona por vía oral 1 vez al día). La larva migratoria ocular aguda también se trata con corticosteroides, tanto locales como por vía oral para reducir la inflamación dentro del ojo.

La fotocoagulación con láser se empleó para destruir las larvas en la retina.

Prevención

La infección por T. canis es frecuente en los cachorros de los Estados Unidos, mientras que la infección por T. cati en los gatos es menos común. Ambos animales deben desparasitarse con frecuencia. El contacto con tierra o arena contaminada con heces de animales debe reducirse al mínimo. Los areneros deben permanecer cubiertos.

Conceptos clave

  • El ciclo vital de Toxocara canis incluye en condiciones normales a los perros; los seres humanos se infectan solo accidentalmente cuando ingieren huevos presentes en tierra contaminada con heces de animales infectados o ingieren huéspedes de transferencia infectados mal cocinados (p. ej., conejos).

  • En los seres humanos, la toxocariasis causa dos síndromes principales: la larva migrans visceral (que provoca varios síntomas dependiendo del órgano infectado) y la larva migrans ocular (que por lo general no causa síntomas o los hace leves, pero que puede ocasionar pérdida o disminución de la visión).

  • Diagnóstico basado en la evaluación clínica y el inmunoensayo enzimático para antígenos de Toxocara .

  • La mayoría de los casos de toxocariasis son autolimitados y no requieren tratamiento, pero si es necesario, se puede usar albendazol o mebendazol para los síntomas moderados a graves, posiblemente antihistamínicos para los síntomas leves y corticosteroides para los síntomas graves.

  • La desparasitación de los perros y los gatos puede ayudar a prevenir la toxocariasis.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo lavarse las manos
Video
Cómo lavarse las manos
Modelos 3D
Ver todo
SARS-CoV-2
Modelo 3D
SARS-CoV-2

REDES SOCIALES

ARRIBA