Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Síndrome de aspiración meconial

Por

Arcangela Lattari Balest

, MD, University of Pittsburgh, School of Medicine

Última revisión completa mar. 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

El síndrome de aspiración meconial es una dificultad respiratoria (distrés respiratorio) del recién nacido que ha inhalado (aspirado) un material fecal estéril de color verde oscuro llamado meconio hacia el interior de los pulmones antes del parto o en los momentos inmediatos al mismo.

  • Aunque los fetos no comen, sus intestinos contienen una sustancia estéril llamada meconio.

  • En algunas ocasiones, los fetos evacúan meconio en el líquido amniótico antes del nacimiento, ya sea de forma normal o como respuesta a factores estresantes, como la falta de oxígeno.

  • Puede ocurrir que el estrés les haga jadear de manera refleja, permitiendo la inhalación de líquido amniótico que contiene meconio en sus pulmones.

  • Los recién nacidos afectados tienen una coloración azulada, respiran de forma rápida y trabajosa y pueden emitir un sonido parecido a un resoplido al espirar.

  • El diagnóstico se basa en la observación de meconio en el líquido amniótico al nacer, junto con dificultad respiratoria y resultados anómalos de la radiografía de tórax.

  • Los recién nacidos afectados requieren aspiración y oxígeno complementario y, a veces, la ayuda de un respirador.

  • La mayoría de los afectados sobrevivirán, pero si el síndrome es grave es potencialmente mortal.

El meconio es la materia fecal estéril de color verde oscuro que se produce en el intestino antes del nacimiento. El meconio se evacúa solo después del nacimiento, cuando los recién nacidos comienzan a alimentarse, pero a veces se evacúa al líquido amniótico antes del momento del nacimiento o cerca de éste. El paso de meconio puede ser normal antes del nacimiento, especialmente justo antes o después de la fecha probable del parto. Pero, a veces, la expulsión de meconio ocurre como respuesta al estrés, como, por ejemplo, una infección o una concentración inadecuada de oxígeno en la sangre. Aunque la expulsión de meconio puede ser normal en un feto a término o en un feto posmaduro, en el parto de un bebé prematuro, la presencia de meconio nunca es normal. La expulsión de meconio en un bebé prematuro suele significar que el bebé ha desarrollado una infección mientras estaba en el útero.

El síndrome de aspiración meconial se produce cuando el estrés obliga al feto a tomar bocanadas de aire, de manera que inhala (inspira) el líquido amniótico que contiene meconio y este se deposita en los pulmones. Después del parto, el meconio aspirado puede bloquear las vías respiratorias del recién nacido y hacer que las regiones de los pulmones se colapsen. A veces los pulmones se bloquean solo parcialmente, permitiendo que el aire llegue a partes del pulmón más allá del bloqueo, pero impidiendo que este sea espirado. De esta forma, el pulmón afectado se expande en exceso. Cuando una porción del pulmón continúa sobreexpandiéndose, puede romperlo y luego colapsarlo. El aire se acumula entonces dentro de la cavidad torácica alrededor del pulmón (neumotórax).

El meconio aspirado en los pulmones también causa inflamación de estos órganos (neumonitis) y aumenta el riesgo de infección pulmonar.

Los recién nacidos con síndrome de aspiración meconial también sufren mayor riesgo de hipertensión pulmonar persistente del recién nacido.

Síntomas

Los recién nacidos afectados sufren dificultad respiratoria, lo que se traduce en respiración rápida con retracción de la parte baja del tórax al inspirar y un sonido similar a un resoplido al espirar. Si las concentraciones de oxígeno en sangre se reducen, la piel puede tener una coloración azulada (una condición llamada cianosis). También pueden desarrollar hipotensión arterial. El cordón umbilical, los lechos ungueales o la piel del recién nacido pueden estar cubiertos de meconio, lo que les da un color amarillo verdoso.

Diagnóstico

  • Meconio en el líquido amniótico

  • Dificultad respiratoria

  • Radiografía de tórax

Los médicos basan el diagnóstico de síndrome de aspiración de meconio en la presencia de meconio en el líquido amniótico al nacer, dificultad respiratoria y presencia de anomalías en la radiografía de tórax.

Se pueden hacer cultivos de sangre y material de la tráquea para buscar ciertos tipos de bacterias.

Pronóstico

La mayoría de los recién nacidos con síndrome de aspiración meconial tienen un pronóstico excelente. Sin embargo, algunas veces, si el trastorno es grave, especialmente si produce hipertensión pulmonar persistente del recién nacido, puede ser mortal. Los recién nacidos con síndrome de aspiración meconial pueden presentar un mayor riesgo de asma a lo largo de su vida.

Tratamiento

  • A veces, succión de las vías respiratorias

  • Medidas para apoyar la respiración

  • A veces, surfactante y antibióticos

Si las vías respiratorias del recién nacido parecen obstruidas por meconio, los médicos intentan succionarlas. Los médicos solían hacer una aspiración siempre que detectaban meconio en el líquido amniótico o en la boca del recién nacido, pero no se ha demostrado que esto sea eficaz.

Los recién nacidos que tienen problemas para respirar después del parto pueden necesitar la colocación de un tubo de respiración en la tráquea y presión positiva continua en la vía aérea (CPAP). Esta técnica permite que los recién nacidos respiren por sí solos mientras reciben oxígeno ligeramente presurizado. Los recién nacidos son ingresados en la Unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) y reciben oxígeno complementario y, si es necesario, pueden colocarse en un ventilador (una máquina que ayuda a que el aire entre y salga de los pulmones). A veces se les somete a aspiraciones para intentar eliminar meconio.

Los recién nacidos conectados a un respirador pueden recibir surfactante (una sustancia que recubre el interior de los alvéolos y posibilita que permanezcan abiertos) y se observan de cerca para detectar complicaciones graves, como neumotórax o hipertensión pulmonar persistente del recién nacido.

Los recién nacidos también pueden tratarse con antibióticos administrados por vía venosa debido al riesgo de infección.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Circulación cardíaca prenatal
Video
Circulación cardíaca prenatal
El corazón y el sistema circulatorio de un feto comienzan a formarse poco después de la concepción...
Modelos 3D
Ver todo
Cifosis
Modelo 3D
Cifosis

REDES SOCIALES

ARRIBA