Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Insomnio y somnolencia diurna excesiva

Por

Richard J. Schwab

, MD, University of Pennsylvania, Division of Sleep Medicine

Última revisión completa jun. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
Recursos de temas
  • El insomnio es la dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido, el hecho de despertarse de madrugada o las alteraciones en la calidad del sueño que hacen que este parezca insuficiente o poco reparador.

  • La somnolencia diurna excesiva se refiere a estar exageradamente somnoliento o quedarse dormido durante el día.

La dificultad para conciliar el sueño y permanecer dormido y el hecho de despertarse antes de lo deseado, es frecuente tanto entre los ancianos como entre los jóvenes. Cerca de un 10% de los adultos sufren insomnio de larga duración (crónico) y aproximadamente entre el 30 y el 50% lo padecen de vez en cuando.

¿Sabías que...?

  • Casi la mitad de las personas tienen insomnio en algún momento.

  • Los somníferos recetados y los somníferos de venta libre que contienen difenhidramina no son buenas opciones para tratar el insomnio.

  • El mejor tratamiento para el insomnio es la terapia cognitivo-conductual, que incluye cambios en la conducta para mejorar el sueño.

Cuando el sueño Introducción al sueño El sueño es algo necesario para sobrevivir y gozar de buena salud, pero todavía no se sabe por qué es necesario ni cómo nos beneficia exactamente. Uno de los beneficios del sueño es su efecto... obtenga más información está alterado, la persona afectada a veces no puede funcionar normalmente durante el día. Las personas con insomnio o con somnolencia diurna excesiva se sienten somnolientas, cansadas e irritables durante el día, y tienen problemas para concentrarse y llevar a cabo las actividades cotidianas. Las personas con somnolencia diurna excesiva pueden quedarse dormidas mientras trabajan o conducen.

El insomio puede ser de diferentes tipos:

Causas

El insomnio y la somnolencia diurna excesiva pueden tener su origen en causas internas o externas al organismo. Algunas enfermedades causan insomnio y somnolencia diurna excesiva y otras enfermedades causan únicamente uno de ambos trastornos. Algunas personas sufren insomnio crónico, sin que este tenga relación aparente con ninguna causa en particular. También pueden participar factores genéticos.

Causas frecuentes

El insomnio, en líneas generales, tiene su origen en

  • Malos hábitos del sueño, como tomar bebidas con cafeína o hacer ejercicio a últimas horas de la tarde o al anochecero, o bien seguir un horario irregular para acostarse y despertarse

  • Trastornos mentales, en especial la depresión, los trastornos por ansiedad y los trastornos por abuso de sustancias

  • Otros trastornos como los cardíacos, los pulmonares, los que afectan a los músculos o huesos, o el dolor crónico

  • El estrés, como el debido a la hospitalización o a la pérdida de un puesto de trabajo (denominado insomnio de adaptación)

  • El exceso de preocupación por la falta de sueño y la fatiga del día siguiente (denominado insomnio psicofisiológico)

Dormir hasta tarde o dormir la siesta para recuperar el sueño perdido puede hacer que dormir la noche siguiente resulte aún más difícil.

La somnolencia diurna excesiva suele tener su origen en

Cualquier trastorno que provoca dolor o malestar, sobre todo si empeora con el movimiento, puede ocasionar despertares breves y alterar el sueño.

Causas menos frecuentes

Los medicamentos, cuando se consumen durante un largo periodo de tiempo o cuando se suspende su consumo (síntomas de abstinencia), pueden causar insomnio y somnolencia diurna excesiva.

Muchos fármacos que modifican la actividad psíquica (psicofármacos) pueden causar movimientos anormales durante el sueño y, por tanto, perturbarlo. Los sedantes (tranquilizantes), que se recetan con frecuencia para tratar el insomnio, pueden causar irritabilidad y apatía y reducir el estado de alerta. Además, si un sedante (tranquilizante) se toma durante más de unos pocos días, su retirada puede empeorar repentinamente el problema asociado con el sueño.

A veces la causa es un trastorno del sueño.

La apnea central u obstructiva del sueño Apnea central del sueño La apnea del sueño es un trastorno grave en el cual la respiración se interrumpe de forma repetida el tiempo suficiente para perturbar el sueño; dicha interrupción suele provocar un descenso... obtenga más información Apnea central del sueño a menudo se identifica por primera vez cuando el paciente refiere insomnio o sueño no reparador. También ocurre en personas que sufren otros trastornos (como un trastorno cardíaco) o que toman ciertos medicamentos. La apnea central u obstructiva del sueño provoca respiración poco profunda o respiración que se interrumpe repetidamente durante la noche.

El trastorno de movimiento periódico de las extremidades Trastorno de movimiento periódico de las extremidades y síndrome de piernas inquietas El trastorno de movimiento periódico de las extremidades consiste en movimientos repetitivos de los brazos, las piernas o ambos durante el sueño. El síndrome de piernas inquietas implica una... obtenga más información interrumpe el sueño, ya que causa contracciones repetidas de las piernas o patadas durante el sueño. Como resultado, las persona afectada está soñolienta durante el día. Habitualmente, las personas que sufren trastorno de movimiento periódico de las extremidades no son conscientes de estos movimientos y de los breves despertares que les siguen.

El síndrome de piernas inquietas Trastorno de movimiento periódico de las extremidades y síndrome de piernas inquietas El trastorno de movimiento periódico de las extremidades consiste en movimientos repetitivos de los brazos, las piernas o ambos durante el sueño. El síndrome de piernas inquietas implica una... obtenga más información dificulta tanto el hecho de conciliar el sueño como el de mantenerse dormido, porque la persona siente como si tuviera que mover las piernas (y, con menor frecuencia, también los brazos) cuando se sienta o se acuesta. Se suelen tener además sensaciones desagradables en las extremidades, como un impulso incontrolable de moverse y andar.

Tabla
icon

Valoración

Generalmente, la causa del insomnio se puede identificar a partir de la descripción que hace la propia persona afectada y los resultados de la exploración física. En muchos casos, los problemas son obvios, como los malos hábitos de sueño, el estrés o tener que lidiar con un trabajo por turnos.

Signos de alarma

Algunos síntomas son motivo de preocupación:

Cuándo acudir al médico

Debe acudirse al médico con prontitud si se tienen signos de alarma o si los síntomas relacionados con el sueño afectan a las actividades cotidianas.

Si una persona sana presenta síntomas relacionados con un trastorno del sueño durante un periodo corto de tiempo (menos de 1 o 2 semanas) pero no presenta signos de alarma, puede intentar introducir cambios en sus costumbres Higiene del sueño Los problemas más frecuentes relacionados con el sueño son el insomnio y la somnolencia diurna excesiva. El insomnio es la dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido, el hecho... obtenga más información que puedan contribuir a mejorar su sueño. Si con dichos cambios no se produce una mejoría al cabo de una semana aproximadamente, es importante ir al médico.

Actuación del médico

El médico le pregunta a la persona afecada sobre lo siguiente:

  • Patrones de sueño

  • Hábitos alrededor de la hora de acostarse

  • Consumo de fármacos y sustancias (incluyendo drogas recreativas)

  • Consumo de otras sustancias (como alcohol, cafeína y tabaco)

  • Grado de estrés

  • Historia clínica (anamnesis)

  • Nivel de actividad física

A veces se pide a la persona afectada que lleve un diario del sueño (un registro detallado de sus hábitos en relación con el sueño, incluyendo la hora de acostarse y despertarse, si se despierta durante la noche, si duerme la siesta y en general cualquier problema relacionado con el sueño). A la hora de considerar el diagnóstico de insomnio, el médico tiene en cuenta que algunas personas necesitan dormir menos que otras.

Si se tiene somnolencia diurna excesiva, el médico puede pedir que se rellene un cuestionario, como la escala de somnolencia de Epworth, indicando la probabilidad de quedarse dormido en diversas situaciones. También se puede pedir al compañero de cama o de habitación que describa cualquier anomalía que se produzca durante el sueño, como ronquidos y pausas en la respiración.

Se realiza una exploración clínica para descartar trastornos que puedan causar insomnio o somnolencia diurna excesiva, en especial la apnea obstructiva del sueño.

Tabla
icon

Pruebas complementarias

No se necesitan pruebas si los síntomas sugieren una causa como malos hábitos de sueño, estrés, trastorno por turnos de trabajo variables o síndrome de piernas inquietas (una necesidad irresistible de mover las piernas o los brazos justo antes del sueño o durante el mismo).

Es posible que el médico remita a la persona afectada a un especialista en trastornos del sueño para su valoración en una unidad del sueño. Las razones para dicha remisión son

Esta evaluación consiste en realizar una polisomnografía y observar los movimientos anormales, a veces registrándolos en vídeo, durante una noche entera. A veces también se realizan otros estudios.

La polisomnografía por lo general se realiza durante la noche en una unidad del sueño, que puede estar ubicada en un hospital, una clínica, una habitación de hotel u otra instalación que esté equipada con una cama, un baño y un equipo de monitorización. Los electrodos se pegan al cuero cabelludo y a la cara para registrar la actividad eléctrica del cerebro (electroencefalograma o EEG Electroencefalograma Para confirmar el diagnóstico sugerido por el historial médico y la exploración neurológica puede ser necesario realizar pruebas diagnósticas. La electroencefalografía (EEG) es un método simple... obtenga más información Electroencefalograma ), así como los movimientos oculares. La aplicación de estos electrodos es indolora. Con estos registros se obtiene información sobre las fases del sueño. También se colocan electrodos en otras zonas del cuerpo para registrar la frecuencia cardíaca (electrocardiografía Electrocardiografía La electrocardiografía (ECG) es un método rápido, sencillo e indoloro en el cual se amplifican los impulsos eléctricos del corazón y se registran. Este registro, el electrocardiograma (también... obtenga más información Electrocardiografía o ECG), la actividad muscular (electromiografía Electromiografía y Estudios de Conducción Nerviosa Para confirmar el diagnóstico sugerido por el historial médico y la exploración neurológica puede ser necesario realizar pruebas diagnósticas. La electroencefalografía (EEG) es un método simple... obtenga más información Electromiografía y Estudios de Conducción Nerviosa ) y la respiración. Se fija de forma indolora un clip en un dedo o en el lóbulo de la oreja para registrar los niveles de oxígeno en sangre. La polisomnografía permite detectar trastornos respiratorios (como la apnea obstructiva o central del sueño), trastornos convulsivos, narcolepsia, trastornos de movimiento periódico de las extremidades y movimientos y comportamientos inusuales durante el sueño (parasomnias). La polisomnografía se suele realizar actualmente en el propio hogar y su objeto es el diagnóstico de la apnea obstructiva del sueño, pero no cualquier otro trastorno del sueño.

La prueba de latencia múltiple del sueño se realiza para distinguir entre la fatiga física y la somnolencia diurna excesiva y para descartar la narcolepsia. El paciente pasa el día en un laboratorio del sueño. Se le da la oportunidad de hacer cinco siestas a intervalos de 2 horas. Se acuesta en una habitación oscura y se le pide que haga una siesta. La polisomnografía se utiliza como parte de esta prueba para valorar la rapidez con la que la persona se duerme. Detecta cuando se duerme exactamente y se utiliza para controlar las fases de sueño durante las siestas.

La prueba de mantenimiento de la vigilia se utiliza para determinar si la persona puede mantenerse despierta mientras permanece sentada en una habitación silenciosa. Esta prueba ayuda a determinar la gravedad de la somnolencia diurna y si la persona afectada puede llevar a cabo sus actividades cotidianas con seguridad (como conducir un automóvil).

Las pruebas para valorar el corazón, los pulmones y el hígado se pueden indicar en casos de somnolencia diurna excesiva si los síntomas o los resultados de la exploración física sugieren que la causa es otro trastorno.

Tratamiento

El tratamiento del insomnio depende de su causa y de su gravedad pero, por regla general, consiste en una combinación de los elementos siguientes:

  • El tratamiento de cualquier trastorno que contribuya al insomnio

  • Una buena higiene del sueño

  • Terapia cognitivo-conductual

  • Suplementos para dormir

Si el insomnio es consecuencia de otro trastorno, dicho trastorno recibe tratamiento. Este tratamiento puede mejorar el sueño. Por ejemplo, si la persona afectada sufre insomnio y depresión, el tratamiento de la depresión a menudo alivia el insomnio. Algunos medicamentos antidepresivos también tienen efectos sedantes que ayudan a conciliar el sueño cuando se administran antes de acostarse. Sin embargo, estos fármacos también pueden causar somnolencia diurna, sobre todo en las personas mayores.

El alcohol no es un somnífero adecuado y en realidad puede afectar al sueño.

Higiene del sueño

La higiene del sueño se centra en los cambios de comportamiento para ayudar a mejorar el sueño. Estos cambios consisten en limitar la cantidad de tiempo que se pasa en la cama, establecer un horario regular de sueño/vigilia y realizar actividades para relajarse antes de acostarse (como leer o tomar un baño tibio). La limitación de la cantidad de tiempo que se pasa en la cama tiene como objetivo ayudar a eliminar largos períodos de vigilia en plena noche.

Tabla
icon

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual, realizada por un terapeuta del sueño experimentado, puede ser beneficiosa cuando el insomnio afecta a las actividades diarias y cuando los cambios en el comportamiento para ayudar a mejorar el sueño (buena higiene del sueño) por sí solas son ineficaces. La terapia cognitivo-conductual se suele llevar a cabo durante un período de cuatro a ocho sesiones individuales o grupales, pero se puede realizar de forma remota a través de Internet o por teléfono.

El terapeuta ayuda a la persona afectada a cambiar su comportamiento para mejorar el sueño. El terapeuta le pide a la persona afectada que lleve un diario del sueño. En el diario, la persona registra si duerme bien y durante cuánto tiempo lo hace, así como cualquier conducta que pudiera alterar el sueño (como comer o hacer ejercicio a altas horas de la noche, el consumo de alcohol o cafeína, la sensación de ansiedad o ser incapaz de dejar de pensar cuando se trata de dormir).

Los terapeutas pueden recomendar limitar la cantidad de tiempo que se pasa en la cama para que la persona afectada pase menos tiempo acostada en la cama y tratando de dormir sin éxito.

Este tipo de terapia cognitivo-conductual ayuda a la persona afectada a comprender el problema, cambiar los malos hábitos adquiridos en relación con el sueño y eliminar pensamientos negativos, como la preocupación por la falta de sueño o por las actividades del día siguiente. Esta terapia también comprende el entrenamiento de la relajación, que puede incluir técnicas como la imaginería visual, la relajación muscular progresiva y los ejercicios de respiración.

Somníferos de venta con receta

Cuando un trastorno del sueño afecta a las actividades normales y a la sensación de bienestar, la toma esporádica de somníferos de venta con receta (también denominados hipnóticos o pastillas para dormir) durante unas semanas como máximo puede ser beneficiosa.

La mayoría de los somníferos requieren receta médica porque pueden causar problemas.

  • Pérdida de efectividad: cuando las personas se acostumbran a un somnífero, este puede volverse ineficaz. Este efecto se denomina tolerancia.

  • Síntomas de abstinencia: si se toma un somnífero durante más de unos pocos días, dejar de tomarlo de repente hace que el problema original empeore (causando insomnio de rebote) y aumenta la ansiedad. Por ello, los médicos recomiendan reducir la dosis lentamente durante un periodo de varias semanas hasta que se deja de tomar el fármaco.

  • Potencial de habituación o adicción: las personas que utilizan determinados somníferos durante más de unos pocos días pueden notar que no consiguen dormir sin ellos. La suspensión del fármaco les pone ansiosos, nerviosos e irritables o les causa sueños perturbadores.

  • Potencial de sobredosis: si se toma una dosis mayor de la recomendada, algunos de los somníferos más antiguos causan confusión, delirio, respiración peligrosamente lenta, pulso débil, coloración azul de labios y uñas e incluso la muerte.

  • Efectos secundarios graves: la mayoría de somníferos, incluso cuando se toman a las dosis recomendadas, son especialmente peligrosos para las personas mayores y para quienes tienen problemas respiratorios, porque estos fármacos tienden a inhibir áreas del cerebro que controlan la respiración. Algunos reducen el estado de alerta diurno, haciendo peligroso conducir o manejar maquinaria. Los somníferos resultan especialmente peligrosos cuando se toman junto con otros medicamentos que pueden causar somnolencia diurna e inhibición de la respiración, como el alcohol, los opiáceos (narcóticos), los antihistamínicos y los antidepresivos. Los efectos combinados son más peligrosos. En raras ocasiones, sobre todo si se toman en dosis más elevadas de las recomendadas o con alcohol, se sabe que pueden hacer que las personas caminen o incluso conduzcan durante el sueño, además de provocar reacciones alérgicas graves. Los somníferos también aumentan el riesgo de caídas nocturnas.

Los somníferos más nuevos se pueden utilizar durante periodos más largos de tiempo sin que pierdan su eficacia ni causen adicción o síntomas de abstinencia. También son menos peligrosos en caso de que se tome una dosis superior a la indicada.

Las benzodiazepinas son los somníferos más utilizados. Algunas (como flurazepam) tienen un efecto más prolongado que otras (como temazepam y triazolam). Los médicos intentan evitar la prescripción de benzodiazepinas de acción prolongada a las personas mayores, ya que no pueden metabolizar ni excretar los fármacos tan bien como los jóvenes. Por ello, tomar estos fármacos puede aumentar la propensión a somnolencia diurna, habla farfullante o pastosa, caídas y, en algunos casos, confusión.

Existen otros somníferos eficaces que no son benzodiazepinas, pero que afectan a las mismas áreas cerebrales. Estos fármacos (zopiclona, zaleplón y zolpidem) tienen una menor duración de acción que la mayoría de las benzodiazepinas y es menos probable que causen somnolencia diurna. Las personas mayores parecen tolerarlos bien. El zolpidem también se puede adquirir en modalidad de acción prolongada (liberación prolongada) y en modalidad de acción inmediata (a dosis bajas).

El ramelteón, un nuevo somnífero, presenta las mismas ventajas que estos fármacos de acción más rápida. Además, puede ser utilizado durante más tiempo que las benzodiazepinas sin perder su efectividad o causar síntomas de abstinencia. No provoca adicción y no parece que pueda producir eventualmente sobredosis. Sin embargo, en muchos casos no resulta eficaz. El ramelteón actúa sobre la misma área cerebral que la melatonina (hormona que ayuda a dormir) y por ello se le denomina agonista del receptor de melatonina.

Suvorexant, un nuevo tipo de somnífero, también se puede usar para tratar el insomnio.

Somníferos de venta libre

Algunos somníferos se pueden obtener sin receta médica, lo que no quiere decir que sean más seguros que los que la necesitan, especialmente para las personas mayores. Los somníferos que se venden sin receta médica contienen difenhidramina o doxilamina, ambos antihistamínicos Antihistamínicos Las reacciones alérgicas (reacciones de hipersensibilidad) son respuestas inadecuadas del sistema inmunitario a una sustancia que en condiciones normales es inofensiva. Por lo general, las alergias... obtenga más información Antihistamínicos , que pueden tener efectos secundarios como somnolencia diurna o, en ocasiones, nerviosismo, agitación, dificultad para orinar, caídas y confusión, especialmente en personas mayores.

Estos somníferos de venta libre que contienen difenhidramina no deben tomarse durante más de 7 a 10 días. Por lo general, las personas mayores no deberían tomar estos somníferos. Su cometido es el control de dificultades puntuales para dormir, pero no el insomnio crónico, que señala un problema subyacente grave. Si estos medicamentos se utilizan durante mucho tiempo o si se suspende su uso de forma brusca, pueden causar problemas.

La melatonina Melatonina La melatonina, una hormona secretada por la glándula pineal (localizada en el centro del cerebro), regula el ciclo sueño-vigilia. La melatonina que se utiliza en los complementos procede de... obtenga más información es una hormona que contribuye a promover el sueño y que regula el ciclo sueño-vigilia. Se puede utilizar para tratar el insomnio. Puede ser eficaz cuando los problemas del sueño son consecuencia de acostarse y despertarse tarde (por ejemplo, acostarse a las 3 de la madrugada y despertarse a las 10 de la mañana o más tarde), el llamado trastorno de la fase del sueño retrasada. Para ser eficaz, la melatonina debe tomarse cuando el cuerpo la produce normalmente (a primera hora de la tarde para la mayoría de la gente). El uso de melatonina para el insomnio es controvertido, pero resulta inocuo gracias a que tiene pocos efectos secundarios. Puede resultar eficaz para un uso a corto plazo (hasta unas pocas semanas), pero los efectos de su uso continuado son desconocidos. Además, los productos que contienen melatonina no están regulados, por lo que no se pueden confirmar ni la pureza ni el contenido. El consumo de melatonina debe ser supervisado por un médico.

En los herbolarios se comercializan muchas otras hierbas medicinales y suplementos dietéticos, como la escutelaria y la valeriana, pero sus efectos sobre el sueño y sus efectos secundarios no han sido explicados suficientemente.

Antidepresivos

Algunos antidepresivos Antidepresivos El trastorno por depresión se caracteriza por la existencia de un sentimiento de tristeza lo suficientemente intenso como para interferir en el desarrollo de las actividades habituales y/o por... obtenga más información (como paroxetina, trazodona y trimipramina) pueden aliviar el insomnio y evitar el despertar temprano cuando se administran en dosis más bajas que las que se utilizan normalmente para tratar la depresión. Estos medicamentos se pueden usar en los casos, poco frecuentes, de personas que no están deprimidas y no pueden tolerar otros somníferos. Sin embargo, los efectos secundarios, como la somnolencia diurna, pueden ser problemáticos, especialmente para las personas mayores.

La doxepina, que se utiliza como antidepresivo cuando se administra en dosis altas, actúa como somnífero cuando se administra en dosis muy bajas.

Aspectos esenciales para las personas mayores: insomnio y somnolencia diurna excesiva

Debido al deterioro de los patrones de sueño ligado al envejecimiento, las personas mayores suelen referir insomnio con mayor frecuencia que los jóvenes. Al envejecer, se tiende a dormir menos y despertarse por las noches, y también sentirse soñoliento y echarse siestas durante el día. Los periodos de sueño profundo, el más reparador, se van acortando, y a la larga desaparecen. Generalmente, estos cambios por sí solos no indican un trastorno del sueño en las personas mayores.

A las personas mayores que tienen el sueño interrumpido les puede ayudar lo siguiente:

  • Acostarse a horas regulares

  • Exponerse todo lo posible a la luz durante el día

  • Ejercicio regular

  • Hacer menos siestas diurnas (debido a que la siesta puede dificultar aún más el sueño nocturno)

Muchas personas mayores con insomnio no necesitan tomar somníferos, pero si lo hacen, deben tener en cuenta que estos medicamentos pueden causar problemas. Por ejemplo, los somníferos pueden causar confusión y reducir el estado de alerta diurno, haciendo que la conducción sea peligrosa. Por lo tanto, se requiere precaución.

Conceptos clave

  • Los malos hábitos de sueño, el estrés y las enfermedades que alteran el horario interno de sueño y vigilia (por ejemplo, el trabajo por turnos) están en el origen de muchos de los casos de insomnio y somnolencia diurna excesiva.

  • Sin embargo, a veces la causa es un trastorno, como la apnea obstructiva del sueño o un trastorno mental.

  • Por lo general se recomienda realizar una polisomnografía en una unidad del sueño o en el propio hogar de la persona afectada cuando el médico sospecha que la causa es la apnea obstructiva del sueño u otro trastorno del sueño, cuando el diagnóstico es incierto o cuando las medidas de carácter general no alivian el problema.

  • Si el insomnio es leve, los cambios en las costumbres (una buena higiene del sueño), como seguir un horario de sueño regular, pueden ser suficientes.

  • Si los cambios en el comportamiento no son eficaces, el siguiente paso suele ser la terapia cognitivo-conductual y, si es necesario, puede considerarse el uso a corto plazo de un somnífero (durante unas pocas semanas como máximo).

  • Los somníferos son particularmente susceptibles de ocasionar problemas en personas mayores y pueden aumentar el riesgo de caídas.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
Evalúe sus conocimientos
Agnosia.
La agnosia es la pérdida de la capacidad de identificar objetos utilizando uno o más de los sentidos. Los síntomas de agnosia varían en función de las áreas del cerebro que están dañadas. Cuando una persona no puede identificar un teléfono cuando lo escucha sonar, ¿cuál de los siguientes lóbulos del cerebro es más probable que esté dañado?
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS

También de interés

¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
ARRIBA