Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Conmoción cerebral relacionada con el deporte

Por

James E. Wilberger

, MD, Drexel University College of Medicine;


Gordon Mao

, MD, Allegheny Health Network

Última revisión completa nov 2017
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Las personas que tienen contusiones causadas por las actividades deportivas tienen el riesgo de padecer consecuencias graves, incluyendo conmociones cerebrales repetidas y posiblemente daño cerebral permanente.

Una conmoción cerebral es un cambio temporal en la función del cerebro después de un traumatismo craneal sin ningún signo de daño cerebral visible en las pruebas de diagnóstico por la imagen, como la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética nuclear (RMN).

Los deportes que comportan colisiones a alta velocidad (por ejemplo, fútbol, rugby, hockey sobre hielo y sobre hierba) presentan las tasas más elevadas de conmoción cerebral, pero pocos deportes, incluida la animación deportiva, están libres de riesgo. Casi el 20% de los participantes en deportes de contacto tiene una conmoción cerebral en el transcurso de una temporada. La estimación del número de conmociones cerebrales relacionadas con los deportes varían entre 200 000 y 3,8 millones por año. Las estimaciones varían mucho porque conseguir una cuenta exacta es difícil si los casos no se evalúan en un hospital.

Las conmociones cerebrales en deportistas probablemente no ocurren con más frecuencia en la actualidad que en el pasado, sino que se reconocen más a menudo. El aumento del reconocimiento se debe a que las personas son más conscientes de que las conmociones cerebrales repetidas pueden tener consecuencias graves.

Lesiones repetitivas

A diferencia de otras causas de la conmoción cerebral, tales como accidentes automovilísticos y las caídas, los deportistas están continuamente en riesgo de sufrir una conmoción cerebral. Por lo tanto, las lesiones repetitivas son más probables. Los deportistas son particularmente susceptibles si se produce otro traumatismo craneal antes de que se hayan recuperado completamente de una conmoción cerebral anterior. Incluso después de la recuperación, los deportistas que siguen su actividad tienen de 2 a 4 veces más probabilidades de tener otra conmoción cerebral que si nunca hubiesen tenido una. Además, las conmociones cerebrales repetidas pueden ser causadas por un impacto menos grave que el impacto que causó la primera.

Aunque las personas se recuperan completamente de una contusión única, el 3% de las que han tenido contusiones múltiples (incluso aparentemente menores) desarrollan daño cerebral a largo plazo. Este daño se denomina encefalopatía traumática crónica (ETC) y fue descrito por primera vez en boxeadores (y se denominó demencia pugilística o encefalopatía pugilística). Sin embargo, la ETC puede ocurrir en cualquier persona que haya sufrido varias contusiones. Cuando se realiza una TC o una RMN, las personas con ETC muestran daño cerebral y tienen síntomas similares a los de la demencia. Dichos síntomas son:

  • Problemas de memoria

  • Alteración del razonamiento y de la toma de decisiones

  • Cambios de personalidad (como enojarse fácilmente y ser violento)

Varios deportistas prominentes retirados que habían sufrido conmociones cerebrales múltiples se suicidaron, posiblemente a causa, al menos en parte, de ETC.

Síndrome del segundo impacto

El síndrome del segundo impacto es una complicación grave y muy poco frecuente de la conmoción cerebral. En este síndrome, el cerebro se hincha rápidamente después de que el atleta sufra una segunda conmoción cerebral antes de recuperarse completamente de una conmoción cerebral previa. Casi la mitad de los atletas con este síndrome mueren.

Síntomas

Las personas que sufren una conmoción cerebral pueden o no perder la consciencia, pero sí tienen síntomas de disfunción cerebral. Los síntomas son

  • Confusión: la persona se muestra aturdida o confundida, no está segura de quién es su oponente o cuál es la puntuación y/o contesta con lentitud

  • Pérdida de memoria: no recordar jugadas o posiciones y/o no recordar qué ocurrió justo antes o después de la lesión

  • Alteración de la visión: visión doble

  • Sensibilidad a la luz

  • Mareos, movimientos torpes y alteración del equilibrio

  • Dolor de cabeza (cefaleas)

  • Náuseas y vómitos

  • Zumbido en los oídos (acúfenos, tinnitus)

  • Pérdida del olfato o del gusto

Síndrome posconmocional

Ciertos síntomas pueden estar presentes durante algunos días o semanas después de una conmoción cerebral. Las personas pueden tener

  • Dolor de cabeza (cefalea)

  • Problemas relacionados con la memoria a corto plazo

  • Dificultad para concentrarse

  • Fatiga

  • Dificultad para dormir

  • Cambios en la personalidad (como irritabilidad y cambios de humor)

  • Sensibilidad a la luz y al ruido

En los adolescentes, muchos de los síntomas postconmocionales, especialmente irritabilidad, fatiga y falta de concentración, se pueden atribuir por error a la adolescencia normal.

Diagnóstico

  • Evaluación médica

Los deportistas con síntomas de una conmoción cerebral deben ser evaluados por un médico con experiencia en la evaluación y el tratamiento de este tipo de lesión. A veces estos médicos están presentes en los eventos deportivos de alto nivel. Cuando no hay médicos, el personal a pie de campo deberá estar entrenado para reconocer una conmoción cerebral, evaluar a los deportistas afectados y saber cuándo trasladarlos para su posterior evaluación médica.

Las herramientas como las de evaluación de contusiones deportivas (en inglés Sports Concussion Assessment Tool 2 (SCAT2), SCAT 3 o SCAT5) pueden ayudar a los entrenadores, instructores, y otros deportistas a evaluar in situ. SCAT2 y SCAT3 están disponibles gratuitamente en internet y se pueden descargar en dispositivos móviles. SCAT5 es la última versión y está disponible gratis en línea. Los centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tienen las herramientas y la información de capacitación para el personal deportivo (CDC "Heads Up" programs).

Los médicos y el personal a pie de campo deben tener en cuenta que los deportistas pueden negar o subestimar los síntomas resultantes de la conmoción cerebral para poder seguir jugando.

Las pruebas de diagnóstico por la imagen como la tomografía computarizada (TC) se realizan si los médicos sospechan una lesión más grave, como la acumulación de sangre dentro del cerebro o entre el cerebro y el cráneo (hematomas intracraneales) o hematomas (contusiones) cerebrales.

En algunos programas, todos los deportistas se someten a pruebas neurocognitivas (pruebas de ciertas funciones cerebrales) antes de la participación en deportes. Entonces, si se sospecha de una conmoción cerebral, los médicos pueden volver a realizar pruebas y determinar si la función cerebral se ha deteriorado.

Tratamiento

  • Reposo

  • Paracetamol (acetaminofeno) para el dolor de cabeza

  • No volver a jugar hasta que desaparezcan los síntomas

El tratamiento de las conmociones cerebrales relacionadas con los deportes es similar al de otras personas que sufren una conmoción cerebral. Se debe descansar y tomar paracetamol (acetaminofeno), según sea necesario, para aliviar el dolor de cabeza. Las actividades en la escuela y el trabajo, conducir, consumir alcohol y la estimulación cerebral excesiva (por ejemplo, el uso de computadoras, televisión, videojuegos) deben evitarse.

Los familiares deben llevar al deportista a un hospital si los síntomas empeoran.

¿Sabías que...?

  • Los deportistas pueden negar o subestimar los síntomas resultantes de la conmoción cerebral para poder seguir jugando.

Volver a realizar deporte

No se recomienda volver a realizar actividades deportivas hasta que se hayan completado varios pasos. Una vez resueltos los síntomas de una conmoción cerebral, se debe empezar realizando ejercicio aeróbico ligero y continuar después con un entrenamiento específico para el deporte, ejercicios sin contacto, ejercicios de alto contacto y, finalmente, juego competitivo. Los deportistas no deben pasar a la siguiente etapa hasta que todos los síntomas en la etapa previa se hayan resuelto.

Incluso si los síntomas mejoran rápidamente, no se debe volver al juego competitivo hasta que todos los síntomas hayan desaparecido durante al menos una semana.

Una persona que ha sufrido una conmoción cerebral grave (por ejemplo, estado de inconsciencia durante más de 5 minutos o pérdida de memoria de los acontecimientos que se produjeron más de 24 horas antes o después de la lesión) debe esperar por lo menos un mes antes de reanudar el juego competitivo.

Una persona que ha tenido múltiples contusiones en una temporada tiene que entender los riesgos que supone la participación continua. La persona (o sus padres, si se trata de un niño) deben analizar estos riesgos con un médico que tenga experiencia con lesiones cerebrales.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Elevación del hombro en posición de pie
Video
Elevación del hombro en posición de pie
1. Comience con el brazo a un lado, mantenga el codo recto y el pulgar hacia arriba. 2...
Modelos 3D
Ver todo
Huesos del codo
Modelo 3D
Huesos del codo

REDES SOCIALES

ARRIBA