Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Depresión posparto

Por

Julie S. Moldenhauer

, MD, Children's Hospital of Philadelphia

Última modificación del contenido may. 2020
Información: para pacientes

La depresión posparto es la presencia de síntomas depresivos que duran > 2 semanas después del parto y que interfieren con las actividades de la vida diaria.

La depresión posparto aparece en el 10 al 15% de las mujeres después del parto. Aunque todas las mujeres están en riesgo, las de riesgo más elevado son las que presentan los siguientes antecedentes:

  • Tristeza posparto o Baby blues (p. ej., cambios de humor repentinos, irritabilidad, ansiedad, disminución de la concentración, insomnio, ataques de llanto)

  • Episodios previos de depresión posparto

  • Diagnóstico previo de depresión

  • Antecedentes familiares de depresión

  • Factores estresantes significativos de la vida diaria (p. ej., conflictos de pareja, eventos estresantes en el último año, el desempleo de la pareja, sin pareja, pareja con depresión)

  • Falta de apoyo de la pareja o de los miembros de la familia (p. ej., apoyo financiero o ayuda con el cuidado del niño)

  • Antecedentes de alteraciones del estado de ánimo asociados temporalmente con los ciclos menstruales o el uso de anticonceptivos orales

  • Malos resultados obstétricos previos o actuales (p. ej., aborto espontáneo anterior, parto pretérmino, neonato ingresado en la unidad de cuidados intensivos neonatal, lactante con malformación congénita)

  • Ambivalencia previa o vigente sobre el embarazo actual (p. ej., debido a que no fue planeado o se consideró la interrupción)

  • Problemas con la lactancia

La etiología exacta de la depresión posparto es desconocida; sin embargo, la depresión previa es un riesgo mayor, y los cambios hormonales durante el puerperio, la privación del sueño y la susceptibilidad genética pueden contribuir.

La depresión pasajera (posparto) es muy común durante la primera semana después del parto. La tristeza posparto o depresión puerperal menor (baby blues) difiere de la depresión posparto porque normalmente dura 2 o 3 días (hasta 2 semanas) y es relativamente leve; en contraste, la depresión posparto dura > 2 semanas, es incapacitante e interfiere con las actividades de la vida diaria.

Signos y síntomas

Los síntomas de la depresión posparto pueden ser similares a los de la depresión mayor y pueden incluir

  • Tristeza extrema

  • Cambios de humor

  • Llanto incontrolable

  • Insomnio o sueño excesivo

  • Pérdida o exceso del apetito

  • Irritabilidad e ira

  • Cefaleas y dolores corporales

  • Cansancio extremo

  • Preocupaciones poco realistas sobre el bebé o desinterés

  • Una sensación de ser incapaz de cuidar el bebé o de ser inadecuada como madre

  • Temor de dañar al bebé

  • Culpa por sus sentimientos

  • Ideación suicida

  • Ansiedad o ataques de pánico

Normalmente, los síntomas aparecen de forma insidiosa durante 3 meses, pero el inicio puede ser más repentino. La depresión posparto interfiere con la capacidad de la mujer de cuidar de sí misma y del bebé.

Las mujeres pueden no sentirse unidas con sus bebés, lo que produce problemas emocionales, sociales y cognitivos en el niño más adelante.

La psicosis posparto es muy poco frecuente, pero la depresión posparto y la psicosis no tratadas aumentan el riesgo de suicidio y de infanticidio, que son las complicaciones más graves.

Los padres tienen un mayor riesgo de depresión, y el estrés marital aumenta.

Sin tratamiento, la depresión posparto puede resolver espontáneamente o volverse crónica. El riesgo de recurrencia es de 1 en 3 o 4.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • A veces, se usan las escalas formales de depresión

El diagnóstico y el tratamiento tempranos de la depresión posparto mejoran los resultados para la mujer y su bebé.

La depresión posparto (u otros trastornos mentales graves) deben sospecharse si la mujer presenta:

  • Síntomas de depresión durante > 2 semanas

  • Síntomas que interfieren con las actividades de la vida diaria

  • Pensamientos suicidas u homicidas (se le debe preguntar a la mujer específicamente sobre tales pensamientos)

  • Alucinaciones, delirios o comportamientos psicóticos

Debido a factores culturales y sociales, es posible que la mujer no informe de manera voluntaria los síntomas de depresión, por lo que el personal de salud debe preguntar específicamente la presencia de dichos síntomas antes y después del parto. Además, se debe enseñar a las mujeres a reconocer los signos de depresión, que pueden ser confundidos con los efectos normales de la nueva maternidad (p. ej., cansancio, dificultad en concentrarse).

En la visita posparto, todas las mujeres deben ser sometidas a una prueba de cribado para valorar la presencia de depresión mediante una prueba de cribado homologada. Este tipo de herramientas, incluyendo Edinburgh Postnatal Depression Scale (Escala de Depresión Posnatal de Edimburgo) y la Postpartum Depression Screening Scale (Escala de cribado de la depresión posparto) (1).

Referencia del diagnóstico

Tratamiento

  • Antidepresivos

  • Psicoterapia

El tratamiento de la depresión posparto incluye antidepresivos y psicoterapia. Si una mujer tiene ansiedad significativa, puede ser tratada con ansiolíticos.

El ejercicio, la luminoterapia, los masajes, la acupuntura y el suplemento con ácidos grasos omega-3 han demostrado algún beneficio en estudios pequeños.

Las mujeres que tienen psicosis posparto pueden necesitar ser hospitalizadas, de preferencia en una unidad supervisada que permita al bebé permanecer con ellos. Se pueden requerir fármacos antipsicóticos, así como antidepresivos.

Conceptos clave

  • La tristeza posparto es muy común durante la primera semana tras el parto, por lo general tiene una duración de 2 a 3 días (hasta 2 semanas), y es relativamente leve.

  • La depresión posparto aparece en el 10 al 15% de las mujeres, dura > 2 semanas y es incapacitante (a diferencia de la tristeza posparto).

  • Los síntomas pueden ser similares a los de la depresión mayor y también pueden incluir preocupaciones y temores acerca de ser madre.

  • La depresión posparto normalmente afecta también a otros miembros de la familia, a menudo resulta en estrés marital, depresión en el padre, y problemas posteriores en el niño.

  • Enseñar a todas las mujeres a reconocer los síntomas de la depresión posparto, y preguntar acerca de síntomas de depresión antes y después del parto.

  • Evaluar formalmente a todas las mujeres para detectar trastornos del estado de ánimo y ansiedad durante su visita posparto.

  • Para obtener los mejores resultados posibles, identificar y tratar la depresión posparto tan pronto como sea posible.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo manejar una inversión uterina
Video
Cómo manejar una inversión uterina
Modelos 3D
Ver todo
Contenidos de la pelvis femenina.
Modelo 3D
Contenidos de la pelvis femenina.

REDES SOCIALES

ARRIBA