Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

3 pasos a seguir de inmediato después de una picadura de abeja: comentario

Comentario
23/05/2018 Thomas Arnold, MD, Professor and Chairman, Department of Emergency Medicine, LSU Health Sciences Center Shreveport

¿Cuál es la mejor manera de tratar una picadura de abeja o de avispa? Parece que cada familia tiene su propio remedio secreto. Desde ablandadores de carne o jugo de tabaco hasta vinagre o bicarbonato sódico; no faltan “curas” ni personas que defienden su efectividad.

En realidad, estos remedios caseros no tienen una base científica ni médica real. Si bien la mayoría de ellos no son necesariamente peligrosos, tampoco son particularmente efectivos. Pero eso no significa que no haya nada que las personas y los padres puedan hacer después de la picadura de una abeja o de una avispa. Tomar las medidas correctas puede minimizar el dolor, el enrojecimiento, la hinchazón y la picazón típicos que la mayoría de las personas sufren después de una picadura. Para quienes sufren una reacción alérgica grave, la respuesta correcta podría salvar su vida.

Para la mayoría de las personas, una picadura no causará más que dolor, hinchazón y enrojecimiento alrededor de la picadura, lo que se conoce como una reacción local. 

Sin embargo, un porcentaje pequeño de personas son alérgicas a las picaduras de insectos y sufren una reacción mucho más grave y peligrosa, conocida como reacción generalizada. En el caso de estas personas, las picaduras pueden causar anafilaxia y ser mortales. De hecho, de 60 a 70 personas en los EE. UU. mueren cada año como resultado de reacciones alérgicas a las picaduras, de acuerdo con las estimaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Decenas de miles de personas más tienen reacciones muy serias que no son mortales.

La próxima vez que usted o un niño sufran una picadura grave, busque signos de una reacción alérgica generalizada.

Signos de una reacción alérgica generalizada

Los síntomas suelen desarrollarse con gran rapidez e incluyen:

  • Sensación de malestar, sensación de hormigueo y mareo.
  • Habón urticarial y escozor generalizados.
  • Hinchazón de los labios y de la lengua.
  • Sibilancia y dificultad para respirar.
  • Colapso y pérdida de conciencia.

Cualquier persona que tenga alguno de estos síntomas debe acudir al servicio de urgencias de inmediato.

Quienes hayan tenido una respuesta alérgica generalizada en el pasado, muy probablemente tendrán otra después de una nueva picadura. Sin embargo, a veces personas que nunca han tenido una reacción alérgica tras una picadura sufren una reacción alérgica generalizada tras una nueva picadura. Afortunadamente, esta primera reacción tiene menos probabilidades de ser una de las mortales.

Las personas que saben que son alérgicas siempre deben tener acceso a un autoinyector de epinefrina. Un autoinyector es un dispositivo portátil que se inyecta cuando usted lo presiona contra la piel; no es necesario que sepa cómo administrar una inyección. La epinefrina (adrenalina) es un fármaco que trata las reacciones alérgicas y que puede salvar vidas. Use el autoinyector ante el primer signo de una reacción alérgica. 

Los pacientes y los padres deben saber que una reacción local más grave (más dolor o hinchazón más intensa) no es un indicador de un mayor riesgo de reacción generalizada, como tampoco lo es el hecho de recibir múltiples picaduras.

Si no hay signo de reacción alérgica generalizada, siga estos 3 pasos:

Hasta 1 millón de personas acuden al servicio de urgencias por picaduras de abejas cada año. La mayoría de estas visitas se deben a reacciones locales que usted puede tratar en casa si sigue estos pasos.

1. Retire el aguijón con un objeto sin punta

Las picaduras de abeja y avispa son relativamente similares, con una gran excepción. Después de una picadura, las abejas dejan detrás un aguijón punzante (y la abeja muere). En cambio, las avispas tienen un aguijón liso que puede picar muchas veces sin desprenderse del insecto.  

Tras una picadura de una abeja, debe retirarse el aguijón lo más rápido posible. En muchos casos, la abeja también deja detrás la bolsa de veneno, que sigue bombeando veneno mientras permanezca intacta. De manera que cuanto antes se retiren la bolsa y el aguijón, antes detendrá el flujo de toxinas.

Un objeto sin punta, como una tarjeta de crédito o un cuchillo de mantequilla raspado suavemente por la zona afectada, es la mejor manera de deshacerse del aguijón. Evite usar pinzas o cualquier objeto que pudiera pinchar o apretar la bolsa de veneno y empeorar los síntomas.

2. Aplique una compresa fría

Una vez sacado el aguijón, una compresa fría puede ayudar a aliviar el dolor (pero no remoje toda la zona en hielo). Tomar un antihistamíjnico por vía oral o aplicarlo como crema puede ayudar a aliviar la picazón y la hinchazón.

3. Eleve la zona

En función de la ubicación de la picadura, la elevación de la zona también puede reducir la hinchazón.

A menudo el nivel de hinchazón causado por una picadura puede ser sorprendente. De hecho, una picadura en la mano puede resultar en una hinchazón de mano de hasta el doble de su tamaño normal. Esta hinchazón, junto con la sensación caliente y dolorosa de la zona, puede a veces confundirse con infección, también conocida como celulitis. Las personas y los padres deben saber que es poco frecuente que se desarrolle una infección después de una picadura, en especial durante los primeros días. La hinchazón causada por una reacción local puede reducirse al cabo de pocas horas, pero puede tardar unos cuantos días en desaparecer por completo.

Claves para prevenir las picaduras

Para empezar, la mejor manera de evitar complicaciones de una picadura es evitar ser picado. A continuación se presentan algunos puntos a tener en cuenta si sabe que usted o su hijo van a estar en el exterior cerca de abejas o avispas.

  • Evite llevar colores vivos, perfumes con fragancia o aerosoles para el pelo.
  • Recuerde que las abejas y las avispas son criaturas sociales. Solo pican a los humanos para proteger sus colmenas. La regla de oro es cierta: si usted no las molesta, ellas no lo molestarán a usted.
  • Las abejas y las avispas vuelan bastante lenta; la mayoría de las personas pueden alejarse simplemente caminando rápido.
Dr Thomas Arnold