Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Fiebre de Oroya y verruga peruana

(Enfermedad de Carrión)

Por

Larry M. Bush

, MD, FACP, Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University;


Maria T. Vazquez-Pertejo

, MD, FACP, Wellington Regional Medical Center

Última modificación del contenido Feb. 2020
Información: para pacientes

La fiebre de Oroya y la verruga peruana son infecciones causadas por bacterias gramnegativas Bartonella bacilliformis. La fiebre de Oroya se produce después de la exposición inicial al patógeno; la verruga peruana aparece después de la recuperación de la infección primaria.

La fiebre de Oroya y la verruga peruana solo son endémicas en las zonas andinas de Colombia, Ecuador y Perú, y se transmiten de una persona a otra a través de mosquitos del género Phlebotomus.

Fiebre de Oroya

Los síntomas de la fiebre de Oroya incluyen fiebre y anemia grave, que puede aparecer de forma repentina o gradual. La anemia es principalmente hemolítica, pero también se produce mielosupresión. Pueden presentarse dolores musculares y articulares, cefalea intensa y, en ocasiones, delirio y coma. Es posible una bacteriemia por una sobreinfección con Salmonella u otro microorganismo coliforme. La tasa de mortalidad puede exceder el 50% en pacientes sin tratamiento.

El diagnóstico de la fiebre de Oroya se confirma con hemocultivos.

Debido a que la fiebre de Oroya a menudo se complica con bacteriemia por Salmonella, el cloranfenicol en dosis de 500 a 1.000 mg por vía oral cada 6 horas durante 7 días es el tratamiento de elección; pero la resistencia de Salmonella al cloranfenicol es un problema cada vez mayor. Algunos médicos añaden otro antibiótico, típicamente doxiciclina o una beta-lactámico, pero también se usaron trimetoprima/sulfametoxazol (TMP/SMX), macrólidos y fluoroquinolonas con éxito.

Verruga peruana

La verruga peruana se manifiesta en forma de múltiples lesiones cutáneas que se asemejan mucho a la angiomatosis bacilar; estos nódulos cutáneos sobreelevados, de color rojo purpúreo, generalmente aparecen en los miembros y en la cara. Las lesiones pueden persistir por meses a años, y acompañarse por dolor y fiebre.

La verruga peruana se diagnostica por su apariencia, y a veces mediante la biopsia que muestra angiogénesis dérmica.

El tratamiento con la mayoría de los antibióticos produce remisión, pero son comunes las recidivas y es necesario que la terapia sea prolongada.

El tratamiento típico de la verruga peruana consiste en rifampicina 10 mg/kg por vía oral 1 vez al día durante 10 a 14 días, o estreptomicina 15 a 20 mg/kg por vía IM durante 10 días. Se ha usado también con éxito ciprofloxacina en 2 dosis diarias de 500 mg orales durante 7 a 10 días, al igual que azitromicina, doxiciclina y trimetoprima/sulfametoxazol.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo lavarse las manos
Video
Cómo lavarse las manos
Modelos 3D
Ver todo
SARS-CoV-2
Modelo 3D
SARS-CoV-2

REDES SOCIALES

ARRIBA