Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Incontinencia fecal

Por

Jonathan Gotfried

, MD, Lewis Katz School of Medicine at Temple University

Última revisión completa Mar. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

La incontinencia fecal es la pérdida de control sobre las deposiciones.

Causas

La incontinencia fecal puede ser pasajera, durante los episodios de diarrea o cuando las heces endurecidas quedan retenidas en el recto (retención fecal). La incontinencia fecal persistente puede evolucionar en caso de lesiones en el ano o en la médula espinal, prolapso rectal (protrusión de la mucosa rectal por el ano), demencia, lesión neurológica debida a la diabetes, tumores en el ano o lesiones pélvicas durante el parto.

Diagnóstico

  • Exploración por un médico

  • Por lo general, sigmoidoscopia

El médico explora al paciente en busca de cualquier anomalía estructural o neurológica. Esta exploración consiste en examinar el ano y el recto, comprobar el grado de sensibilidad alrededor del ano y, por lo general, realizar una sigmoidoscopia.

Es posible que se necesiten otras pruebas, como una ecografía del esfínter anal, una resonancia magnética nuclear (RMN) de la pelvis y el área perineal, un examen de la función de los nervios y los músculos que recubren la pelvis y lecturas de presión del recto y el ano (manometría anorrectal).

Tratamiento

  • Medidas para regular las deposiciones

  • Ejercicios del esfínter y, a veces, biorretroalimentación

  • A veces, un procedimiento quirúrgico

El primer paso para corregir la incontinencia fecal es tratar de establecer un patrón regular de deposiciones con heces bien formadas. A menudo es útil hacer cambios en la dieta, como añadir una pequeña cantidad de fibra. Si estos cambios no ayudan, pueden ser eficaces fármacos como la loperamida, que enlentece los movimientos intestinales.

Ejercitar los músculos anales (esfínteres), apretándolos y relajándolos, incrementa su tono y su fuerza. Mediante una técnica conocida como biorretroalimentación (biofeedback) se puede aprender a contraer los esfínteres y a incrementar la sensibilidad del recto a la presencia de heces. Alrededor del 70% de las personas bien motivadas mejoran con la técnica de biorretroalimentación (biofeedback).

Si la incontinencia fecal persiste puede ser útil realizar una intervención quirúrgica, por ejemplo, cuando la causa es una lesión del ano o un defecto anatómico de este. Como último recurso, puede realizarse una colostomía (creación mediante cirugía de una abertura entre el intestino grueso y la pared abdominal, ver figura Qué es la colostomía). El ano se sutura y las heces se desvían hacia el interior de una bolsa de plástico recambiable, adherida a la abertura practicada en la pared abdominal.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al aparato digestivo
Video
Introducción al aparato digestivo
Modelos 3D
Ver todo
Fistulas intestinales
Modelo 3D
Fistulas intestinales

REDES SOCIALES

ARRIBA