Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Trastorno por rumiación

Por

Evelyn Attia

, MD, Columbia University Medical Center, New York State Psychiatric Institute;


B. Timothy Walsh

, MD, College of Physicians and Surgeons, Columbia University

Última revisión completa Jul. 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave

La rumiación es un trastorno alimentario caracterizado por la regurgitación de alimentos después de comer. La regurgitación puede ser voluntaria.

  • Algunas personas con trastorno por rumiación son conscientes de que su comportamiento es socialmente inaceptable y tratan de disimularlo u ocultarlo.

  • Si la persona afectada limita la cantidad de alimento que ingiere (para evitar que los demás la vean regurgitar), puede perder peso o desarrollar carencias nutricionales.

  • Los médicos diagnostican un trastorno por rumiación en personas que refieren haber regurgitado alimentos de forma repetida durante un mes o más.

  • Las técnicas de modificación conductual pueden ser beneficiosas.

Las personas con este trastorno regurgitan en repetidas ocasiones la comida después de comer, por lo general todos los días. No tienen náuseas y no tienen arcadas involuntariamente. Pueden volver a masticar el alimento regurgitado y luego escupirlo o tragarlo de nuevo.

El trastorno por rumiación puede ocurrir en lactantes, niños, adolescentes o adultos.

A diferencia de los vómitos, que son involuntarios y por lo general están provocados por un trastorno, la regurgitación no es contundente y puede ser voluntaria. Sin embargo, la persona puede referir que no puede dejar de hacerlo.

Algunas personas son conscientes de que este comportamiento es socialmente inaceptable y tratan de disimularlo, tapándose la boca con la mano o tosiendo a la vez. Algunos evitan comer con otras personas y no comen antes de realizar una actividad social o laboral, por lo que no regurgitan en público.

Algunas personas limitan la cantidad de alimento que ingieren. Las personas que escupen el material regurgitado o que limitan en gran medida la cantidad de alimento que ingieren pueden perder peso o desarrollar deficiencias nutricionales.

Diagnóstico

  • Evaluación médica

Los médicos suelen diagnosticar un trastorno por rumiación cuando

Los médicos pueden observar a la persona regurgitando alimentos o bien la propia persona puede referirlo al médico.

Si se sospecha o se diagnostica un trastorno por rumiación, los médicos valoran el estado nutricional para comprobar si hay pérdida de peso y carencias nutricionales.

Tratamiento

  • Modificación de la conducta

Las técnicas de modificación conductual, incluyendo los tratamientos que utilizan las estrategias cognitivo-conductuales, pueden ser útiles. Las técnicas de modificación conductual ayudan al paciente a desaprender conductas no deseables en tanto que aprende otras que sí lo son.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción a la bulimia nerviosa
Video
Introducción a la bulimia nerviosa
Introducción al grupo B de los trastornos de la personalidad
Video
Introducción al grupo B de los trastornos de la personalidad

REDES SOCIALES

ARRIBA