Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Borreliosis

(Fiebre transmitida por garrapatas; fiebre recurrente; fiebre del hambre)

Por

Larry M. Bush

, MD, FACP, Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University

Última revisión completa Nov. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

La borreliosis es una infección causada por ciertas especies de Borrelia, que son bacterias en forma de espiral llamadas espiroquetas (véase la figura Cómo se forman las bacterias).

  • Las personas se infectan cuando son mordidas por una garrapata infectada o entran en contacto con un piojo infectado.

  • La persona afectada tiene escalofríos repentinos seguidos de fiebre alta, fuerte dolor de cabeza, vómitos, dolor muscular y articular y a veces una erupción.

  • Los síntomas desaparecen y después vuelven a aparecer (recidivan) en varias ocasiones.

  • La identificación de las bacterias en una muestra de sangre confirma el diagnóstico.

  • Los antibióticos suelen ser eficaces.

(Véase también Introducción a las bacterias.)

Varias especies de bacterias Borrelia causan borreliosis. Otra especie distinta de Borrelia causa la enfermedad de Lyme.

La fiebre recurrente se transmite por garrapatas de cuerpo blando, garrapatas de cuerpo duro y piojos del cuerpo.

Las mujeres embarazadas con fiebre recurrente pueden transmitir Borrelia a su feto o pueden sufrir un aborto espontáneo. Borrelia también se puede transmitir durante una transfusión de sangre, aunque esto ocurre con muy poca frecuencia.

Fiebre recurrente causada por garrapatas (fiebre recurrente transmitida por garrapatas)

Una garrapata de cuerpo blando se infecta cuando se alimenta de roedores (como las ardillas) que transportan especies de bacterias Borrelia. La garrapata transmite la bacteria a una persona al morderla.

La fiebre recurrente transmitida por garrapatas de cuerpo blando se produce en América, África, Asia y Europa. En Estados Unidos, la enfermedad se presenta principalmente en los estados occidentales, sobre todo entre mayo y septiembre. Las personas que duermen en una cabaña en la montaña infestada de roedores son más propensas a recibir una mordedura por garrapatas infectadas. Sin embargo, como las garrapatas se alimentan de noche y no permanecen adheridas durante mucho tiempo, la persona afectada no suele recordar que le haya picado una garrapata. Las personas que exploran cuevas (espeleólogos) también corren el riesgo de infección.

¿Sabías que...?

Las garrapatas blandas difieren de las garrapatas duras (como la garrapata del perro y la garrapata del venado) en los aspectos siguientes:

  • Las garrapatas blandas permanecen adheridas durante un corto periodo de tiempo, por lo general menos de media hora.

  • Las garrapatas blandas no esperan a su presa en el pasto alto o en el arbusto. En lugar de ello, viven en madrigueras de roedores, alimentándose cuando lo necesitan del roedor mientras duerme.

Las garrapatas de cuerpo duro que transmiten la fiebre recurrente son las mismas garrapatas que transmiten la enfermedad de Lyme. Por lo tanto, la fiebre recurrente causada por garrapatas de cuerpo duro se produce en los mismos lugares donde se produce la enfermedad de Lyme en Estados Unidos: el noreste y la parte superior del medio oeste. Las garrapatas se infectan cuando se alimentan de la sangre de roedores (como el ratón de patas blancas) que transportan una especie de bacterias Borrelia. La garrapata transmite la bacteria a una persona al morderla.

Las personas que viven en áreas boscosas o que caminan a través de hierba alta o áreas boscosas son más propensas a ser mordidas por garrapatas infectadas.

Fiebre recurrente causada por piojos (fiebre recurrente transmitida por piojos)

La fiebre recurrente transmitida por piojos se transmite por piojos del cuerpo infectados. Un piojo se infecta cuando se alimenta de un huésped humano que está infectado a su vez por especies de Borrelia. El piojo transmite la bacteria a otra persona cuando se aplasta. A continuación, se liberan bacterias Borrelia en la piel de la persona. Una vez liberadas, las bacterias pueden penetrar en el organismo de la persona afectada, generalmente a través de una picadura o un rasguño en la piel. Los piojos que no han sido aplastados no transmiten la infección.

Esta fiebre es muy poco frecuente en Estados Unidos y se produce sobre todo en las tierras altas de África central y oriental y en los Andes de América del sur. La fiebre recurrente transmitida por piojos también se ha producido en Europa en refugiados procedentes de África. Esta fiebre tiende a producirse en forma de epidemias, especialmente en regiones afectadas por la guerra y en los campamentos de refugiados. La infestación por piojos es generalmente obvia.

Síntomas

Los afectados por fiebre recurrente presentan escalofríos repentinos seguidos de fiebre alta, fuerte dolor de cabeza, vómitos y dolor muscular y articular. En el lugar de la picadura de la garrapata se puede formar una costra negra gruesa (escara). Algunas personas presentan una erupción rojiza en el tronco y las extremidades y los ojos rojos. Algunas personas sufren delirios.

Al cabo de varios días, la fiebre se detiene de repente y la persona afectada se encuentra mejor. Sin embargo, la fiebre y, por lo general, los otros síntomas vuelven y se van (recaída) a intervalos de 1 semana aproximadamente hasta un total de 30 episodios. Los episodios se vuelven progresivamente menos graves y la persona se acaba recuperando a medida que desarrolla inmunidad a la enfermedad.

En etapas posteriores de la enfermedad se pueden desarrollar otros síntomas. Estos consisten en ictericia (color amarillento de la piel y de la parte blanca de los ojos), hipertrofia del hígado y del bazo, inflamación del tejido cardíaco (miocarditis) e insuficiencia cardíaca. Estos síntomas son más frecuentes entre las personas con fiebre recurrente transmitida por piojos.

Los ojos, el cerebro y la médula espinal pueden estar infectados. Por ejemplo, puede aparecer meningitis. Estos trastornos son más frecuentes entre las personas afectadas por borreliosis transmitida por garrapatas.

Diagnóstico

  • Examen de una muestra de sangre

Los médicos sospechan fiebre recurrente si las personas tienen fiebres que reaparecen, especialmente si refieren que pasaron la noche en una cueva o en una cabaña de montaña.

Para diagnosticar la borreliosis, el médico toma una muestra de sangre y la examina con un microscopio en búsqueda de bacterias Borrelia. La medición de anticuerpos contra las bacterias Borrelia, que causan la fiebre recurrente, puede ayudar. Los médicos los miden poco después del diagnóstico de la infección y nuevamente semanas después de que las personas se hayan recuperado.

A veces se indican pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) para detectar material genético de las bacterias.

Pronóstico

La mayoría de los afectados se recupera, pero algunos mueren. La muerte es más probable en personas muy jóvenes, mujeres embarazadas, personas mayores, personas desnutridas o debilitadas y personas infectadas durante una epidemia de fiebre recurrente transmitida por piojos.

En el caso de la borreliosis transmitida por piojos, la muerte afecta a un porcentaje del 10 a 40% de las personas no tratadas y del 2 al 5% de las personas tratadas.

La borreliosis transmitida por garrapatas tiene mejor pronóstico. La muerte afecta a menos del 10% de las personas no tratadas y menos del 2% de las personas tratadas.

Tratamiento

  • Antibióticos

Los antibióticos como la tetraciclina, la doxiciclina, o la eritromicina suelen ser eficaces.

Dentro de las 2 horas siguientes a la administración del antibiótico, puede producirse una reacción desagradable llamada reacción de Jarisch-Herxheimer, que se manifiesta con sudoración, escalofríos con estremecimientos, fiebre y descenso notable de la tensión arterial. Para reducir la gravedad de esta reacción, el médico puede administrar paracetamol (acetaminofeno) antes y después de la primera dosis del antibiótico. Esta reacción no es una reacción alérgica al antibiótico.

Si las personas afectadas están deshidratadas o tienen desequilibrios electrolíticos debidos a los vómitos, reciben líquidos por vía intravenosa. El acetaminofeno puede aliviar los dolores de cabeza y la prochlorperazina puede aliviar las náuseas y los vómitos.

Más información

El siguiente es un recurso en inglés que puede ser útil. Tenga en cuenta que el MANUAL no se hace responsable del contenido de este recurso.

Centers for Disease Control and Prevention (CDC): Relapsing Fever: (Centros para el control y la prevención de enfermedades, CDC por sus siglas en inglés: fiebre recurrente): información sobre la fiebre recurrente, incluyendo vínculos sobre la transmisión y los síntomas

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA