Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Listeriosis

(Listeria)

Por

Larry M. Bush

, MD, FACP, Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University

Última revisión completa Jun. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

La listeriosis es una infección causada por la bacteria grampositiva Listeria monocytogenes que se produce por lo general cuando se ingieren alimentos contaminados.

  • Esta bacteria puede ingerirse con productos contaminados, como lácteos, verdura cruda, carnes o alimentos refrigerados que no requieren cocción antes de ser consumidos.

  • Los síntomas de la infección consisten en fiebre, escalofríos y dolores musculares, además de náuseas, vómitos y diarrea.

  • La identificación de las bacterias en una muestra de sangre o líquido cefalorraquídeo confirma el diagnóstico.

  • La prevención implica no comer alimentos que puedan estar contaminados, especialmente si las personas corren el riesgo de desarrollar listeriosis invasiva.

  • Dicha infección puede curarse con antibióticos.

(Véase también Introducción a las bacterias.)

La Listeria monocytogenes se encuentra en el intestino de los seres humanos, así como de muchos animales en todo el planeta.

La mayoría de los casos de listeriosis se producen a causa de

  • Comer alimentos contaminados

La listeriosis se suele contraer al ingerir alimentos contaminados. En esos casos, las bacterias Listeria pueden penetrar en el torrente sanguíneo y diseminarse a otros órganos. Con muy poca frecuencia, las bacterias Listeria infectan la piel de veterinarios, granjeros y otras personas que tienen contacto directo con animales infectados (sobre todo durante el sacrificio y la manipulación de cadáveres).

las bacterias crecen en los alimentos a temperaturas de refrigeración y sobreviven en el congelador. La pasteurización de los productos lácteos destruye las bacterias; la cocción o el recalentamiento adecuados de los alimentos también las destruye. Sin embargo, estos microorganismos pueden seguir viviendo en grietas con restos alimenticios y en áreas inaccesibles de las instalaciones comerciales donde se preparan los alimentos y recontaminarlos. Si la comida no requiere preparación adicional una vez comprada, las bacterias que permanecen en ella se ingieren al consumir los alimentos. Pueden crecer en productos refrigerados, envasados y listos para el consumo (que no requieren ser cocinados antes de ingerirlos) sin alterar el sabor ni el olor de la comida. Entre los alimentos implicados en brotes de listeriosis se incluyen quesos blandos (como quesos blancos de América Latina, queso feta, Brie y Camembert), ensaladas de delicatessen (tales como ensalada de col), leche no pasteurizada, embutidos, salchichas de pavo, perritos calientes (hot dogs), langostinos, salmón ahumado y pollo poco hecho.

Listeriosis invasiva

Algunas veces las bacterias se incorporan al torrente sanguíneo a través del intestino e invaden ciertos órganos (lo que se denomina listeriosis invasiva). Las bacterias pueden propagarse a los lugares siguientes:

  • Los tejidos que recubren el encéfalo y la médula espinal (causando meningitis)

  • Los ojos

  • Válvulas cardíacas (lo que provoca endocarditis)

  • Articulaciones

  • En mujeres embarazadas, el útero y el feto

En contadas ocasiones, se forman acúmulos de pus (abscesos) en el encéfalo y la médula espinal.

Factores de riesgo

En Estados Unidos, solo unas 1600 personas sufren listeriosis invasiva cada año, pero el desenlace es mortal en aproximadamente 1 de cada 5 personas. Es más frecuente en las circunstancias siguientes:

Las mujeres embarazadas tienen alrededor de 10 a 20 veces más probabilidades de contraer listeriosis que la población general; sin embargo, las mujeres embarazadas rara vez enferman gravemente o mueren. No obstante, es muy poco frecuente que las mujeres embarazadas que sufren listeriosis transmitan la infección al feto o al recién nacido, que luego puede morir (véase Listeriosis en recién nacidos).

¿Sabías que...?

  • Las mujeres embarazadas son particularmente propensas a la listeriosis, que puede dañar al feto o al recién nacido.

Síntomas

Los afectados por listeriosis suelen presentar escalofríos, fiebre y dolores musculares (parecidos a la gripe), con náuseas, vómitos y diarrea. Por lo general, los síntomas remiten en un término de 1 a 7 días.

Si se desarrolla listeriosis invasiva, los síntomas varían dependiendo de la zona infectada.

Si se produce meningitis, los pacientes presentan dolor de cabeza y rigidez en el cuello; también pueden presentar confusión y pérdida del equilibrio.

Si el útero o la placenta están infectados en una mujer embarazada, puede producirse un aborto espontáneo o la muerte fetal. Dos tercios de los lactantes supervivientes desarrollan listeriosis, que puede derivar en una infección del torrente sanguíneo (septicemia) o en meningitis. Fallecen cerca de la mitad de los recién nacidos infectados en la fase final del embarazo.

Diagnóstico

  • Cultivo de sangre o líquido cefalorraquídeo

Para diagnosticar la listeriosis, los médicos extraen una muestra de sangre o realizan una punción lumbar para obtener una muestra del líquido que rodea el encéfalo y la médula espinal (líquido cefalorraquídeo). Las muestras se envían al laboratorio para realizar un cultivo bacteriano. La identificación de las bacterias en la muestra confirma el diagnóstico.

Prevención

Los alimentos están contaminados a menudo por bacterias Listeria. Estas bacterias se pueden reproducir a las temperaturas del frigorífico. Por lo tanto, los alimentos que están ligeramente contaminados pueden contaminarse mucho más mientras están en el refrigerador.

Se necesitan ciertas precauciones, especialmente para las personas que corren el riesgo de tener consecuencias graves si se infectan. Entre estas personas se encuentran las que tienen un sistema inmunológico debilitado, mujeres embarazadas y personas mayores de 65 años. Por ejemplo, las personas en riesgo deben evitar comer ciertos alimentos, como los siguientes:

  • Quesos tiernos elaborados con leche sin pasteurizar (como el queso feta, el queso Brie, el queso fresco y el Camembert)

  • Alimentos refrigerados listos para comer (como perritos calientes [hot dogs], fiambres, pasteles y patés de carne), a menos que se calienten a una temperatura interna de 73,9 °C o hasta que emitan vapor justo antes de servirlos

  • Pescados y mariscos ahumados refrigerados (como los alimentos etiquetados como "nova style" [estilo Nueva Escocia], "lox" [salmón curado y ahumado], "kippered" [ahumado en frío y salado], ahumado o carne seca), a menos que se hayan cocinado

  • Leche cruda (sin pasteurizar) y quesos elaborados a partir de la misma

Las estrategias siguientes contribuyen a reducir el riesgo de infección:

  • Refrigerar las sobras dentro de las 2 horas posteriores a su elaboración en recipientes cubiertos y poco profundos y consumirlas dentro de los 3 a 4 días siguientes

  • Ajustar la temperatura del refrigerador a 4,4 °C o menos

  • Ajuste del congelador a -17,8 °C o menos

Tratamiento

  • Antibióticos

La listeriosis puede curarse con antibióticos.

Para la mayoría de las infecciones causadas por Listeria, incluyendo endocarditis y meningitis, se administran por vía intravenosa los antibióticos ampicilina y gentamicina. Si la persona afectada es alérgica a las penicilinas, se utiliza trimetoprima/sulfametoxazol en lugar de ampicilina.

Las infecciones oculares pueden tratarse con eritromicina, administrada por vía oral, o trimetoprima/sulfametoxazol, por vía intravenosa.

Más información

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al virus de la inmunodeficiencia humana...
Video
Introducción al virus de la inmunodeficiencia humana...
Modelos 3D
Ver todo
Tuberculosis: macrófagos alveolares infectados
Modelo 3D
Tuberculosis: macrófagos alveolares infectados

REDES SOCIALES

ARRIBA