Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Fractura de cráneo

Por

James E. Wilberger

, MD, Drexel University College of Medicine;


Gordon Mao

, MD, Allegheny Health Network

Última revisión completa dic. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Una fractura de cráneo es la rotura de un hueso de la cabeza.

  • La fractura craneal puede ir acompañada de lesión cerebral o no.

  • Los síntomas consisten en dolor, síntomas de traumatismo craneal y, en ciertas fracturas, pérdida de líquido por la nariz o los oídos o hematomas detrás de las orejas o alrededor de los ojos.

  • Se utiliza la tomografía computarizada para diagnosticar fracturas de cráneo.

  • Algunas fracturas de cráneo no requieren tratamiento.

Las fracturas craneales pueden ser consecuencia de lesiones que rompen la piel (denominadas fracturas abiertas) o lesiones que no rompen la piel (llamadas fracturas cerradas).

En las personas con una fractura de cráneo, la lesión cerebral es más grave que en quienes han sufrido un traumatismo craneal sin fractura. La gravedad de una fractura de cráneo depende en parte del tipo y la ubicación de la fractura. A menudo, si los huesos del cráneo se rompen pero permanecen en su lugar, el cerebro no se lesiona.

Algunas fracturas craneales producen lesiones en las arterias y las venas, que sangran en los espacios cercanos al tejido cerebral. La sangre puede acumularse entre el cerebro y el cráneo, causando un hematoma intracraneal.

Algunas fracturas, en especial las que se producen en la parte posterior y en el fondo (base) del cráneo, desgarran las meninges, las capas de tejido que recubren el encéfalo. Las fracturas de la base del cráneo, que es muy gruesa, indican que la lesión es de alto impacto y que es más probable que haya daño cerebral.

Si una fractura desgarra la piel, las bacterias pueden entrar en el cráneo a través de la fractura, lo que ocasiona infecciones y lesiones cerebrales graves.

A veces, algunos fragmentos de la caja ósea del cráneo presionan hacia abajo y dañan el cerebro. Este tipo de fracturas se denominan fracturas por hundimiento. Las fracturas craneales por hundimiento exponen el cerebro a la acción del medio y de materiales extraños, provocando infección o formación de abscesos (absceso purulento) en el interior del cerebro.

Fracturas de cráneo en lactantes

En los bebés que tienen una fractura de cráneo, las meninges que rodean el cerebro sobresalen en algún caso a través de una fractura y quedan atrapadas por los bordes de esta, formando un saco lleno de líquido llamado fractura de crecimiento o quiste leptomeníngeo. El saco se desarrolla durante 3 a 6 semanas y es la primera evidencia de que el cráneo estaba fracturado.

Síntomas

Ciertos síntomas sugieren una fractura en la base del cráneo:

  • El líquido cefalorraquídeo, el líquido transparente que circula por la superficie del encéfalo entre las meninges, sale por la nariz (rinorrea) o por los oídos (otorrea).

  • La sangre se acumula detrás del tímpano o, si el tímpano está roto, fluye por el oído.

  • Se forma un hematoma detrás de la oreja (signo de batalla o signo de Battle) o alrededor de los ojos (ojos de mapache).

La sangre puede acumularse en los senos paranasales, que también pueden fracturarse.

Si la fractura ha dañado el cerebro, las personas afectadas pueden presentar síntomas como los siguientes:

  • Somnolencia y confusión persistente o en aumento

  • Vómitos repetidos

  • Cefalea intensa

  • Incapacidad para sentir o mover un brazo o una pierna

  • Dificultad para reconocer a las personas o reconocer el entorno

  • Pérdida de equilibrio

  • Problemas para hablar o para ver

  • Falta de coordinación

Diagnóstico

  • Tomografía computarizada

Los médicos sospechan una fractura craneal basándose en las circunstancias, los síntomas y los resultados de una exploración clínica en personas que hayan sufrido un traumatismo craneoencefálico.

Para confirmar una fractura de cráneo, los médicos emplean la tomografía computarizada (TC). La tomografía computarizada es mejor que la resonancia magnética nuclear (RMN) para el diagnóstico de fracturas craneales. Sin embargo, se suele realizar una CT o una RMN para verificar la presencia de daño cerebral.

Las radiografías del cráneo rara vez son útiles en pacientes que han sufrido traumatismo craneal.

¿Sabías que...?

  • Las radiografías del cráneo rara vez son útiles en pacientes que han sufrido traumatismo craneal.

Tratamiento

  • Para la mayoría de las fracturas, observación en el hospital

  • Algunas veces, cirugía para extirpar materiales extraños y/o colocar fragmentos de cráneo en su sitio

La mayoría de las personas con fracturas craneales sin lesión cerebral son ingresadas en el hospital para su observación. Las personas que desarrollan convulsiones requieren anticonvulsivos. Con excepción de las fracturas de la base del cráneo y las fracturas deprimidas, la mayoría de las fracturas de cráneo no requieren tratamiento específico.

Fracturas en la base del cráneo

Las personas con una fractura de la base del cráneo son ingresadas en el hospital. Se indica reposo en cama y elevación de la cabeza, hasta que se detenga el escape de líquido cefalorraquídeo. El paciente debe evitar sonarse, porque frecuentemente está fracturado un seno paranasal cerca de la nariz. Si es así, sonarse puede provocar que el aire de la nariz se propague a otras partes de la cara o la cabeza.

La mayoría de los desgarros en las meninges se cierran por sí mismos dentro de las primeras 48 horas o al menos en un plazo máximo de 1 semana después de la lesión.

Si el líquido cefalorraquídeo sigue fluyendo, a veces los médicos lo extraen mediante la inserción de una aguja pequeña en la zona lumbar. Si el líquido sigue fluyendo, la fuga se cierra quirúrgicamente.

Fracturas de cráneo con hundimiento

Las fracturas craneales por hundimiento aumentan el riesgo de infecciones porque pueden exponer el cerebro al exterior. La infección y la formación de abscesos se intentan evitar retirando los materiales extraños y el tejido muerto y reparando la lesión en la medida de lo posible. Los fragmentos de cráneo se levantan, se colocan de nuevo en su sitio y se sutura la herida.

Fracturas de cráneo en niños

Un niño con una fractura de cráneo es ingresado en el hospital si concurren las siguientes circunstancias

  • Los síntomas sugieren una lesión cerebral.

  • Ha perdido la consciencia, aunque sea brevemente.

  • Los síntomas o los resultados de la TC sugieren una fractura de la base del cráneo.

  • La fractura se produce en un lactante.

  • Sospecha de maltrato infantil.

En algunos casos el tratamiento de los quistes leptomeníngeos consiste solo en observación, ya que estos sacos llenos de líquido se curan a veces por sí mismos. En el caso de niños que desarrollan o que corren el riesgo de desarrollar problemas como presión sobre el cerebro o infección, los médicos insertan un catéter en el quiste y lo vacían quirúrgicamente. Después reparan las meninges que formaron el quiste.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Prótesis de cadera
Video
Prótesis de cadera
El sistema esquelético proporciona el armazón para el cuerpo y protege los órganos internos...
Modelos 3D
Ver todo
Dedo en martillo
Modelo 3D
Dedo en martillo

REDES SOCIALES

ARRIBA