Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Alimentación mediante fórmula

Por

Deborah M. Consolini

, MD, Sidney Kimmel Medical College of Thomas Jefferson University

Última revisión completa sep. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

En el hospital, se alimenta al recién nacido poco después del nacimiento y luego, de forma ideal, según la demanda del bebé. Durante la primera semana de vida, los bebés toman entre 30 y 60 mL en cada toma, aumentando de forma gradual a entre 90 y 120 mL alrededor de 6 a 8 veces al día durante la segunda semana. Los padres no deben insistir en que el recién nacido termine totalmente el biberón, sino permitirle que tome lo que quiera cuando tenga hambre. A medida que el lactante va creciendo, exige mayor cantidad y consume hasta 180 o 240 mL en cada toma en el tercer o cuarto mes.

La posición correcta de los bebés que toman biberón es semiincorporada o sentada. Los bebés no deben tomar el biberón acostados porque la leche puede entrar en la nariz o en la trompa de Eustaquio (ver figura La trompa de Eustaquio: mantener la presión del aire equilibrada). A los lactantes mayores que son capaces de sostener el biberón no se les debe acostar tomándolo porque la constante exposición a la leche o al zumo puede causar daño en los dientes y producir caries.

Las leches de fórmula comerciales para bebés están disponibles en biberones esterilizados listos para tomar, en botes de fórmula concentrada que deben ser diluidos en agua y en polvo. Las leches de fórmula contienen nutrientes, calorías y vitaminas en la proporción adecuada, y están disponibles con o sin suplemento de hierro. Todos los bebés alimentados con leche de fórmula deben alimentarse con fórmula enriquecida con hierro para prevenir la anemia por carencia de hierro.

Los progenitores que utilizan leches de fórmula concentradas o en polvo deben seguir cuidadosamente las instrucciones de preparación. Las formas concentradas y en polvo se deben preparar con agua que contiene flúor. Las leches de fórmula están, por lo general, preparadas con leche de vaca, pero existen otras leches de fórmula especiales para lactantes que no toleran la leche de vaca. Si un lactante no tolera la leche de fórmula normal, el pediatra le recomendará una fórmula con leche de soja o una fórmula hidrolizada. Si no puede tolerar una fórmula hidrolizada, se puede cambiar a una fórmula con aminoácidos. No hay diferencias a largo plazo en la salud de los lactantes alimentados con leche de fórmula, sea estándar o especial. Durante el primer año de vida no es apropiado, sin embargo, alimentar al bebé con leche entera de vaca.

Para minimizar la exposición del lactante a microorganismos, la leche de fórmula debe administrarse en envases esterilizados. Los biberones plásticos desechables eliminan la necesidad de esterilizar los biberones. Las tetinas de los biberones deben ser esterilizadas en el lavavajillas o en una olla con agua en ebullición durante 5 minutos. Los padres deben calentar la leche a la temperatura del cuerpo; los biberones llenos (o los envases de la leche si se usan biberones desechables) deben calentarse al baño maría hasta alcanzar la temperatura del cuerpo. Los bebés pueden quemarse gravemente si la leche de fórmula está demasiado caliente, así que los padres deben agitar el biberón suavemente para uniformar la temperatura, y luego comprobarla dejando caer alguna gota sobre la parte interna de su muñeca. Al tacto, la temperatura de la leche de fórmula no debe estar ni fría ni caliente. Los hornos microondas pueden sobrecalentar el alimento del bebé de forma peligrosa, y no se recomienda su utilización para calentar la leche de fórmula ni la comida del bebé.

El tamaño del orificio de la tetina es importante. En general, con el biberón boca abajo, la leche de fórmula debe salir gota a gota lentamente. Los lactantes mayores y más grandes consumen una mayor cantidad de líquido y el orificio de la tetina debe ser mayor.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al riñón de herradura
Video
Introducción al riñón de herradura
Modelos 3D
Ver todo
Fibrosis quística en los pulmones
Modelo 3D
Fibrosis quística en los pulmones

REDES SOCIALES

ARRIBA