Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Linfogranuloma venéreo

Por

Sheldon R. Morris

, MD, MPH, University of California San Diego

Última revisión completa abr. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

El linfogranuloma venéreo es una enfermedad de transmisión sexual causada por Chlamydia trachomatis. Provoca dolor e hinchazón en los ganglios linfáticos de la ingle y, en algunos casos, infección en el recto.

  • El linfogranuloma venéreo comienza como una ampolla pequeña que pasa a menudo desapercibida y que rápidamente se cura; a continuación se produce un aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, que además se hacen dolorosos.

  • Los médicos sospechan la infección según los síntomas y la confirman mediante análisis de sangre.

  • Los antibióticos, tomados durante 3 semanas, pueden curar la infección, pero los ganglios linfáticos pueden permanecer hinchados.

El linfogranuloma venéreo está causado por tipos de Chlamydia trachomatis distintos de los que suelen causar infección de la uretra (uretritis) y en el cuello uterino (cervicitis).

El linfogranuloma venéreo se produce sobre todo en zonas tropicales y subtropicales. No obstante, se han notificado brotes en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres en Europa, América del Norte y Australia.

Las infecciones rectales causadas por estas bacterias se han vuelto más frecuentes entre las personas que practican sexo anal.

Síntomas

Los síntomas de linfogranuloma venéreo comienzan unos 3 días después del contagio. Se producen en tres etapas.

En la primera etapa aparece en el pene o en la vagina una pequeña ampolla indolora y llena de líquido. Es característico que la ampolla se convierta en una úlcera que se cura con rapidez y a menudo pasa desapercibida.

La segunda etapa suele comenzar pasadas unas 2 a 4 semanas. En los hombres, los ganglios linfáticos de la ingle de uno o de ambos lados se hinchan y se vuelven dolorosos a la palpación. Los ganglios linfáticos aumentados de tamaño y dolorosos al tacto (bubones) se adhieren a los tejidos más profundos y a la piel que los recubre, que se hincha. Las mujeres a menudo sufren dolor de espalda o dolor en la pelvis (la parte inferior del torso) y los nódulos linfáticos cercanos al recto y los de la pelvis se hinchan y duelen. Tanto en hombres como en mujeres, la piel de encima de los ganglios linfáticos afectados puede romperse, de manera que se forma un trayecto (llamado un tracto sinusal) que permite que el pus o la sangre drenen hacia afuera y sobre la piel. Las personas afectadas pueden tener fiebre y sentir malestar general.

En una tercera etapa, las úlceras se cierran y cicatrizan, pero los tractos sinusales pueden persistir o reaparecer. Si la infección dura mucho tiempo o se repite, los vasos linfáticos (que drenan los líquidos de los tejidos) se bloquean, los tejidos genitales se hinchan y se forman úlceras en la piel.

La infección rectal puede causar una secreción sanguinolenta y purulenta (con pus) procendente del ano. Si la infección se prolonga durante mucho tiempo puede causar cicatrices, que estrechan el recto. Los ganglios linfáticos de la pelvis pueden hincharse y producir dolor.

Diagnóstico

  • Análisis de una muestra de sangre

  • Análisis de una muestra de la úlcera

Se sospecha linfogranuloma venéreo en personas que presentan síntomas característicos y que viven o han visitado áreas donde la enfermedad es común, o que han mantenido contactos sexuales con personas de esas áreas.

El diagnóstico de linfogranuloma venéreo puede confirmarse con una de las siguientes pruebas:

  • Un análisis de sangre que permite identificar a los anticuerpos contra la Chlamydia trachomatis.

  • Se trata de pruebas que aumentan la cantidad de material genético característico de las bacterias para facilitar así su identificación (llamadas pruebas de amplificación de ácidos nucleicos o nucleic acid amplification tests, NAAT) y que se realizan en muestras procedentes de las úlceras infectadas de la ingle o el recto

Prevención

Las siguientes medidas generales pueden ayudar a prevenir el linfogranuloma venéreo (y otras enfermedades de transmisión sexual):

  • Uso habitual y correcto del preservativo

  • Evitar prácticas sexuales de riesgo tales como cambiar a menudo de pareja sexual o mantener relaciones sexuales con prostitutas o con personas que tengan otras parejas sexuales.

  • Rápido diagnóstico y tratamiento de la infección (para evitar contagiar a otras personas)

  • Identificación de los contactos sexuales con personas infectadas, seguida por el asesoramiento o el tratamiento de estos contactos

No practicar sexo (anal, vaginal u oral) es la forma más segura de prevenir las enfermedades de transmisión sexual, pero se trata de un método a menudo poco realista.

Tratamiento

  • Un antibiótico

En el linfogranuloma venéreo, la administración temprana de doxiciclina, eritromicina o tetraciclina (que son antibióticos) por vía oral durante 3 semanas cura la infección, aunque la hinchazón puede persistir si los vasos linfáticos están dañados de forma irreversible.

Los médicos pueden usar una aguja o practicar una incisión para drenar los bubones (ganglios linfáticos inflamados) si causan molestias.

Si las personas han mantenido contactos sexuales con una persona infectada durante los 60 días anteriores a la aparición de los síntomas, deben ser examinadas y tratadas con una única dosis de azitromicina, o con doxiciclina por vía oral durante 7 días, independientemente de que las evidencias hagan pensar o no que sufren linfogranuloma venéreo.

Después de un tratamiento aparentemente exitoso debe hacerse una revisión periódica cada 6 meses.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al virus de la inmunodeficiencia humana...
Video
Introducción al virus de la inmunodeficiencia humana...
Modelos 3D
Ver todo
Tuberculosis: macrófagos alveolares infectados
Modelo 3D
Tuberculosis: macrófagos alveolares infectados

REDES SOCIALES

ARRIBA