Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Defectos en el tabique auricular y ventricular

Por

Jeanne Marie Baffa

, MD, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University

Última revisión completa mar. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Los defectos en los tabiques auriculares y ventriculares son agujeros en las paredes (septos) que separan el corazón en lado derecho y lado izquierdo.

  • Los agujeros pueden estar presentes en las paredes del corazón entre las cavidades cardíacas superiores o entre las cavidades cardíacas inferiores.

  • Muchos defectos son pequeños, no causan síntomas, y se cierran sin tratamiento.

  • El diagnóstico se sospecha a tenor de la presencia de un soplo cardíaco (un sonido generado por el flujo sanguíneo turbulento a través de válvulas cardíacas estrechas o con fugas o a través de estructuras cardíacas anómalas) característico y se confirma mediante ecocardiografía.

  • Algunos defectos septales que no se cierran por sí mismos deben ser cerrados con un tapón u otro dispositivo especializado insertado a través de un catéter o mediante cirugía.

Los defectos en los tabiques auriculares y ventriculares se encuentran entre los defectos cardíacos congénitos más frecuentes.

Los defectos en el tabique auricular se localizan entre las cámaras superiores del corazón (aurículas), que reciben la sangre.

Los defectos en los tabiques ventriculares se localizan entre las cámaras inferiores (ventrículos), que bombean la sangre.

Estos orificios causan normalmente un cortocircuito izquierda-derecha del flujo sanguíneo, lo que significa que algo de sangre que ya ha recogido el oxígeno de los pulmones pasa a través del orificio y vuelve a los pulmones. Este cortocircuito es ineficaz y el flujo adicional de sangre a los pulmones puede provocar síntomas.

Algunos defectos del tabique (septo) auricular son, en realidad, nada más que un foramen oval estirado (un orificio normal entre las cavidades superiores que está presente antes del nacimiento). La mayoría de estos defectos (foramen oval persistente) se cierran por sí solos a lo largo de los primeros 3 años de vida, aunque a veces persisten hasta la edad adulta. Un verdadero orificio entre las aurículas (defecto septal auricular verdadero) generalmente no se cierra.

Los defectos en los tabiques ventriculares pueden estar localizados en distintas secciones de la pared que separa las cámaras inferiores del corazón. Algunos tienen una gran probabilidad de cerrarse por sí solos (por ejemplo, los que se denominan defectos del tabique (septo) ventricular muscular), mientras que otros no se cierran espontáneamente.

Defecto septal: orificio en la pared del corazón

Un defecto septal es un orificio en el tabique (septo) que separa el corazón en la parte izquierda y la derecha. Los defectos del tabique auricular se localizan entre las cavidades superiores del corazón (aurículas). Los defectos en los tabiques ventriculares se localizan entre las cámaras inferiores (ventrículos). En ambos tipos se deriva parte de la sangre oxigenada destinada al cuerpo. Se envía de vuelta a los pulmones en lugar de ser bombeada hacia el resto del cuerpo.

Defecto septal: orificio en la pared del corazón

Síntomas

Defectos del tabique auricular

Los bebés y los niños mayores con defectos del tabique auricular generalmente no presentan síntomas. De vez en cuando, un niño con un defecto del tabique (septo) auricular crecerá lentamente.

Sin embargo, en los primeros años de la edad adulta o en la mediana edad, los defectos del tabique (septo) auricular que no son tratados, en particular los que son grandes, pueden conducir a un accidente cerebrovascular y/o una presión arterial elevada en los pulmones (hipertensión pulmonar). Incluso los defectos del septo auricular más pequeños pueden llegar a ser más graves con el tiempo, ya que el lado izquierdo del corazón se endurece de forma natural y empuja más sangre a través del orificio y de vuelta a través de los pulmones.

Defectos del tabique ventricular

Los defectos del tabique ventricular varían desde orificios pequeños, que producen un soplo cardíaco pero sin síntomas, a agujeros más grandes que causan síntomas a edad temprana. Los síntomas debidos a los defectos más importantes (de mayor tamaño) del tabique (septo) ventricular se suelen desarrollar cuando el bebé tiene entre 6 y 8 semanas de edad y consisten en respiración rápida, dificultad para alimentarse, sudoración mientras comen y aumento lento de peso. Estos síntomas sugieren que el niño está desarrollando insuficiencia cardíaca (véase la figura Insuficiencia cardíaca: problemas de bombeo y llenado).

Si no se trata, el niño también puede sufrir infecciones pulmonares recurrentes y aumento de la presión en los vasos sanguíneos del pulmón (hipertensión pulmonar) que, al cabo del tiempo, se convertirá en permanente, lo que da lugar a numerosas complicaciones y a un acortamiento de la esperanza de vida.

A veces, un defecto del tabique (septo) ventricular está lo bastante cerca de la válvula aórtica como para afectarla. La válvula aórtica afectada puede comenzar a tener fugas (la denominada regurgitación aórtica). Con la regurgitación aórtica, parte de la sangre bombeada circula de nuevo hacia el corazón. Si no recibe tratamiento, la regurgitación aórtica puede causar insuficiencia cardíaca.

Diagnóstico

  • Ecocardiografía

Los médicos sospechan a menudo un defecto septal si escuchan un determinado tipo de soplo cardíaco. Un soplo cardíaco es un sonido generado por la circulación de un flujo sanguíneo turbulento a través de válvulas cardíacas estrechadas o con fugas o a través de estructuras cardíacas anormales.

Tanto para los defectos septales auriculares como los ventriculares, se realiza una ecocardiografía (ecografía del corazón) para confirmar el diagnóstico y determinar el tamaño y la ubicación del defecto y de cualquier aumento de tamaño de las cavidades cardíacas asociado. La ecocardiografía también muestra la presencia de otros defectos cardíacos.

La electrocardiografía (ECG) se realiza de forma habitual, incluso a lactantes. La ECG puede mostrar signos de que una o más cavidades cardíacas han aumentado de tamaño. Las radiografías del tórax pueden mostrar un corazón que ha aumentado de tamaño.

Tratamiento

  • A veces fármacos, un tapón u otro dispositivo especializado insertado a través de un catéter, o cirugía

El tratamiento depende del tipo y el tamaño del defecto y de si está provocando síntomas o no.

Defectos del tabique auricular

Debido a que los defectos del tabique (septo) auricular generalmente no causan síntomas, los niños afectados no suelen necesitar ningún fármaco. Si el orificio persiste más allá de los 2 o 3 años de edad, los médicos suelen recomendar su cierre para prevenir complicaciones, a menos que el orificio sea minúsculo. Los defectos del tabique (septo) auricular que se encuentran ubicados en el centro de la pared situada entre las cámaras superiores a menudo pueden cerrarse durante un procedimiento realizado en el laboratorio de cateterismo cardíaco. Durante este procedimiento, se inserta un tubo largo y delgado (catéter) en la gran vena, en la parte superior de la pierna del niño, y luego se empuja cuidadosamente hacia arriba a través del vaso sanguíneo hasta que llega al corazón. Una vez el catéter está en la posición adecuada, se rosca el dispositivo de cierre a través del catéter y fuera de la punta de este, lo que permite la expansión del dispositivo y el sellado del orificio.

Los defectos del tabique (septo) auricular muy grandes o localizados en los bordes del septo auricular, por lo general se deben cerrar quirúrgicamente con un parche.

Algunos niños necesitan tomar antibióticos antes de las visitas al dentista y antes de someterse a determinadas cirugías (como las intervenciones en el aparato respiratorio). Estos antibióticos se utilizan para prevenir infecciones cardíacas graves denominadas endocarditis.

Defectos del tabique ventricular

Los niños con defectos del tabique (septo) ventricular (DSV) de pequeño tamaño por lo general no requieren tratamiento. Sin embargo, algunos defectos del tabique (septo) ventricular más pequeños localizados cerca de la válvula aórtica pueden provocar que la válvula tenga fugas (regurgitación aórtica). Si el niño sufre insuficiencia aórtica, los médicos suelen hacer cirugía para cerrar el defecto del tabique (septo) ventricular y, a veces, reparar o reemplazar la válvula aórtica.

Los lactantes con síntomas relacionados con defecto del tabique (septo) ventricular moderado o grande pueden recibir en primer lugar tratamiento farmacológico, con furosemida (un diurético que elimina el exceso de líquido del cuerpo), digoxina (para ayudar al corazón a bombear con más fuerza) y/o un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) (para relajar los vasos sanguíneos y ayudar al corazón a bombear más fácilmente). Estos medicamentos ayudan a aliviar los síntomas y permiten ganar tiempo para que el defecto del tabique (septo) ventricular se cierre por sí solo. Si los síntomas no mejoran o el defecto del tabique (septo) ventricular no se reduce de tamaño, los médicos generalmente practican una intervención quirúrgica para cerrarlo.

Ciertos tipos de defecto del tabique (septo) ventricular se pueden cerrar a veces con un dispositivo de catéter, pero la eficacia de este método es menos clara que en el caso de los defectos del tabique (septo) auricular.

Algunos niños necesitan tomar antibióticos antes de las visitas al dentista y antes de someterse a determinadas cirugías (como las intervenciones en el aparato respiratorio). Estos antibióticos se utilizan para prevenir infecciones cardíacas graves denominadas endocarditis.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo tomar la temperatura a un lactante o a un niño
Video
Cómo tomar la temperatura a un lactante o a un niño
Modelos 3D
Ver todo
Cifosis
Modelo 3D
Cifosis

REDES SOCIALES

ARRIBA