Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Preguntas frecuentes sobre la COVID-19

 
Página de inicio de recursos sobre la COVID-19 


1. ¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

  • Fiebre, tos seca, fatiga y pérdida de apetito son los síntomas más frecuentes.
  • El dolor de garganta y la tos seca pueden ser los primeros síntomas.
  • Puede observarse dolor de cabeza, confusión, secreciones nasales, dolores musculares, diarrea, náuseas y vómitos, pero son menos frecuentes.
  • Se produce pérdida del gusto y del olfato.
  • El 30-40 % de los pacientes informa falta de aire. Si se desarrolla neumonía, la falta de aire puede empeorar mucho, lo que requiere un tratamiento hospitalario con oxígeno o incluso ventilación mecánica.

Debe tenerse en cuenta que algunas personas con diagnóstico de COVID-19 todavía no han desarrollado síntomas (son presintomáticas).

 Además, aproximadamente el 35 % de las personas infectadas con el virus que provoca la COVID-19 no desarrollan síntomas (son asintomáticas).

 


 

2. ¿Es posible que tenga COVID-19 y no lo sepa?

Es posible contagiarse de COVID-19 y no tener ningún síntoma (ser asintomático) y, por tanto, no saber que está infectado. La infección asintomática parece ser bastante frecuente, y los informes indican que esto puede representar entre el 13 % y el 50 % de los casos. Según los CDC, la mejor estimación es que aproximadamente el 35 % de las personas infectadas por el virus que provoca la COVID-19 son asintomáticas. Sin embargo, dado que a las personas sin síntomas, por lo general, no se les realizan pruebas, actualmente no se sabe cómo es realmente la infección asintomática habitual. Algunas de estas infecciones asintomáticas progresan a enfermedad sintomática mientras que otras permanecen sin síntomas. 

 

 


 

3. ¿Cuánto tiempo después de estar en contacto con la COVID-19 me enfermaré?

  • Un promedio de alrededor de 4 a 5 días y casi siempre entre 1 y 14 días.
  • Casi el 98 % de las personas que desarrollan síntomas lo harán en 12 días o menos después de infectarse.

     

 



4. Si contraigo COVID-19, ¿qué probabilidades tengo de morir?

Tasa de mortalidad específica (%) = cantidad de muertes / cantidad de casos de COVID-19 confirmados x 100; por tanto, dependerá de la cantidad de personas analizadas. Es probable que muchos casos no hayan sido analizados y, por tanto, identificados, mientras que el número de muertes atribuidas a la COVID-19 sí se identifica con mayor precisión. Por lo tanto, el riesgo aparente de muerte varía ampliamente según la cantidad de pruebas realizadas en una región determinada.

Además, las probabilidades de muerte varían ampliamente según la edad y la salud general de una persona. Las personas de mayor edad tienen muchas más probabilidades de morir.

Aunque la muerte es poco frecuente en las personas más jóvenes, en ocasiones ocurre. No entendemos completamente por qué algunas personas más jóvenes son susceptibles.

Otros factores que hacen que la enfermedad grave o la muerte debida a la COVID-19 sean más probables incluyen lo siguiente:

  • Trastornos o uso de fármacos que interfieren con el sistema inmunitario
  • Infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH)
  • Accidente cerebrovascular o enfermedad cerebrovascular
  • Enfermedad renal crónica
  • Cáncer
  • Enfermedad hepática
  • Trastornos cardíacos y pulmonares
  • Tabaquismo (consumo de cigarrillos) actual o pasado
  • Diabetes
  • Enfermedad de células falciformes o talasemia
  • Trasplante de órgano o trasplante de células madre
  • Demencia u otra afección neurológica
  • Síndrome de Down
  • Embarazo y mujeres recientemente embarazadas (durante al menos 42 días después del final del embarazo
  • Trastornos por abuso de sustancias (como los trastornos por consumo de alcohol, opioides o cocaína)
  • Sobrepeso (índice de masa corporal [IMC] entre 25 kg/m2 y <30 kg/m2), obesidad (IMC entre 30 kg/m2 y <40 kg/m2) y especialmente la obesidad grave (IMC de 40 kg/m2 o superior)  

 

Las personas que tienen estos trastornos pueden reducir su riesgo manteniendo el trastorno bajo control (por ejemplo, manteniendo los mejores niveles de azúcar en sangre posibles).

 

 



5. ¿Cuánto tiempo dura la enfermedad de la COVID-19?

Aún se desconoce mucho sobre esto. Sin embargo, un caso leve de COVID-19 parece durar alrededor de 2 semanas. La enfermedad grave (habitualmente denominada neumonía) dura alrededor de 3 a 6 semanas.

https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/who-china-joint-mission-on-covid-19-final-report.pdf

Si se desarrolla neumonía, habitualmente ocurre alrededor de 1 semana después de los primeros síntomas. Los síntomas pueden seguir empeorando durante otros 3 a 7 días, aproximadamente. Las personas que son ingresadas al hospital y que sobreviven habitualmente se van del hospital después de unos 10 a 13 días.

Algunas personas siguen teniendo síntomas como fatiga, dolores de cabeza y falta de aire durante semanas o meses después de la recuperación.

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/clinical-guidance-management-patients.html

 

 



6. ¿Qué puedo hacer para prevenir la COVID-19?

Vacunarse es lo más importante que puede hacer para prevenir la COVID-19.

 


 


7. ¿Cuándo debo usar una mascarilla o guantes?

 Según los CDC, si ha recibido la vacunación completa,

  • puede reanudar las actividades que realizaba antes de la pandemia.
  • Puede reanudar las actividades sin usar una mascarilla o mantenerse a una distancia de 1,8 metros (6 pies), excepto cuando lo requieran las leyes, normas y regulaciones federales, estatales, locales, tribales o territoriales, incluidas las directrices locales sobre comercios y lugares de trabajo.
  • Puede usar mascarilla facial y guantes cuando esté cuidando a alguien enfermo con COVID-19.

Los tapabocas de tela no deben colocarse en niños pequeños de menos de 2 años, en personas que tengan problemas para respirar o en cualquier persona inconsciente, incapacitada o incapaz de quitarse la mascarilla sin ayuda.

Se pueden confeccionar tapabocas de tela con artículos domésticos o se pueden fabricar en casa usando materiales comunes de bajo costo. Se desconoce la eficacia de los tapabocas de tela, pero es claramente menor que la de las mascarillas faciales de uso médico. Sin embargo, para conservar el suministro de dichos equipos, las personas no deben utilizar las mascarillas faciales destinadas a los trabajadores de la salud, a menos que estén cuidando a alguien que tenga COVID-19.

 

 



8. ¿Los bebés y los niños contraen COVID-19?

  • Sí, los bebés y los niños contraen COVID-19.

    Los síntomas de COVID-19 son similares en niños y adultos. Sin embargo, los niños con COVID-19 generalmente presentan síntomas más leves. Es menos probable que los niños enfermen tanto como para necesitar ir al hospital.

    Los síntomas informados en niños incluyen

    • Fiebre
    • Tos
    • Congestión nasal o rinorrea
    • Dolor de garganta
    • Pérdida del gusto u olfato
    • Falta de aire o dificultad para respirar
    • Diarrea
    • Náuseas y vómitos
    • Dolor abdominal
    • Fatiga
    • Dolor de cabeza
    • Dolor muscular (mialgia)
    • Mala alimentación o escaso apetito

    Aún no se sabe si los niños con afecciones médicas subyacentes tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave. De forma similar a los adultos, los niños con obesidad, diabetes, asma o enfermedad pulmonar crónica, enfermedad de células falciformes o inmunosupresión también podrían tener un mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19.

    Información para profesionales de la salud pediátricos (cdc.gov)

     

 

 

9. ¿Pueden las mascotas contraer COVID-19 o contagiarla a las personas?

Se ha notificado que una pequeña cantidad de mascotas en todo el mundo, incluidos perros y gatos, se infectaron con el virus que causa la COVID-19. El virus que causa la COVID-19 puede propagarse de personas a animales en algunas situaciones. Sin embargo, se considera que el riesgo de que los animales transmitan la COVID-19 a personas es bajo. Hasta que sepamos más sobre cómo este virus afecta a los animales, los CDC recomiendan (https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/daily-life-coping/animals.html) tratar a las mascotas de la misma manera que trataría a otros miembros humanos de la familia para protegerlos de una posible infección. Sin embargo, hasta que la situación sea más clara, los CDC recomiendan que las mascotas no interactúen con personas o animales fuera del hogar. Las personas con infección por el virus que causa la COVID-19 deben limitar el contacto con sus mascotas, y tanto ellas como las demás personas que vivan en el hogar deben lavarse las manos antes y después de entrar en contacto con sus mascotas.

 

 




 

10. ¿Puedo volver a contraer COVID-19?

Las personas con COVID-19, ya sea que tengan síntomas o no, comienzan a desarrollar anticuerpos contra el virus a los pocos días de infección; sin embargo, es demasiado pronto para saber si estos anticuerpos las harán inmunes a una segunda infección por el virus y, si es así, durante cuánto tiempo. Los estudios realizados con otras infecciones por coronavirus en seres humanos, incluidas las cepas que causan resfriados, y los llevados a cabo después del brote original de SARS a principios de la década de 2000, mostraron que las personas perdieron inmunidad a esos coronavirus después de meses a años. La mejor estimación actual de los médicos es que la mayoría de las personas infectadas tendrán cierta inmunidad, pero probablemente no sea para toda la vida.

 



 

11. ¿Quién debería realizarse una prueba de COVID-19?

Las siguientes personas deben someterse a pruebas de SARS-CoV-2 con pruebas virales (es decir, análisis de ácidos nucleicos o antígeno):

También se sugiere al personal sanitario que realicen pruebas para detectar otras causas de enfermedades respiratorias, como gripe y neumonía bacteriana.

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-nCoV/hcp/clinical-criteria.html

 

 



12. ¿Cuál es el papel de la nueva prueba de anticuerpos contra la COVID-19?

La presencia de anticuerpos contra la COVID-19 en la sangre de una persona indica que el individuo estaba infectado y respondió generando anticuerpos protectores. Las personas necesitan estos anticuerpos para ser inmunes a otra infección por SARS-CoV-2. Sin embargo, aunque la presencia de anticuerpos es una prueba de que las personas habían estado infectadas, incluso las que no tuvieron síntomas, tener anticuerpos no es una garantía permanente contra otra infección. Esto se debe a dos motivos.

  • El nivel de anticuerpos puede no ser lo suficientemente alto como para ser protector.
  • Incluso un nivel protector de anticuerpos puede disminuir con el tiempo, y es posible que el cuerpo no pueda recuperar un nivel que sea protector lo suficientemente rápido cuando se vuelva a exponer al virus.

Debido a que el cuerpo necesita varios días para fabricar anticuerpos, las pruebas de anticuerpos no son especialmente útiles para diagnosticar la infección inmediatamente.

 


 

 

Vaya a la página de inicio de recursos sobre la COVID-19