Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Posibles problemas con la alimentación por sonda

Posibles problemas con la alimentación por sonda

Problema

Posibles efectos

Comentarios

Relacionadas con la sonda

Presencia de la sonda en la nariz o en la boca

Molestias

Daño en la nariz, la garganta o el esófago

Una sonda introducida por la nariz o por la boca, sobre todo si es de gran calibre, puede irritar los tejidos, causando dolor y algunas veces sangrado. En tales casos, por lo general se retira y se continúa la alimentación con otro tipo de sonda de alimentación.

Los senos paranasales pueden llegar a bloquearse y aumenta la probabilidad de que se produzcan infecciones.

Colocación incorrecta de la sonda insertada a través de la nariz o de la boca

Lesión en la zona afectada

Tos y arcadas

Con muy poca frecuencia, una sonda introducida por la nariz o por la boca pasa por las vías respiratorias en vez de pasar por el esófago. Como resultado, los alimentos pueden entrar en los pulmones. Cuando se coloca la sonda en las vías respiratorias, las personas conscientes y en estado alerta tienen tos y arcadas.

Sustitución incorrecta de la sonda colocada directamente en el estómago o el intestino

Cuando una sonda se desplaza fuera de lugar, debe retirarse y volver a colocarse. Si la sonda estaba insertada en origen directamente en el estómago o el intestino, es más difícil volver a insertarla y puede colocarse fuera del tubo digestivo. Entonces la comida puede entrar en el espacio alrededor de los órganos abdominales (la cavidad abdominal). Como resultado, la membrana que la recubre puede infectarse y provocar una infección grave, denominada peritonitis.

Obstrucción de una sonda

Nutrición inadecuada

Fórmulas gruesas o pastillas pueden bloquear la sonda. A veces los médicos pueden disolver el bloqueo mediante la adición de determinadas enzimas o sustancias formuladas para descomponer los alimentos y hacerlos circular hacia abajo.

Expulsión accidental de la sonda

Nutrición inadecuada

A menudo las sondas se expulsan de forma accidental. Si aún se necesita un tubo para proporcionar nutrición, deberá sustituirse.

Relacionadas con la fórmula

Intolerancia a la fórmula

Diarrea, malestar digestivo, náuseas y vómitos

La fórmula produce síntomas digestivos intolerables en hasta el 20% de las personas que se alimentan a través de una sonda y en el 50% de las personas con una enfermedad grave. Estos síntomas son más comunes cuando la alimentación se administra en grandes cantidades (denominadas bolos) varias veces al día en lugar de hacerlo de forma continua a lo largo de periodos de tiempo más extensos.

Diarrea

Heces líquidas frecuentes

Muchas fórmulas utilizadas en la alimentación por sonda contienen sorbitol, que puede causar o empeorar la diarrea. Cuando se produce la diarrea, muchos de los nutrientes pasan a través del tracto digestivo sin ser absorbidos.

Desequilibrios en los nutrientes

Niveles anormales de electrólitos.

Niveles anormalmente altos de azúcar en sangre (hiperglucemia).

Exceso de fluido en el cuerpo (sobrecarga de volumen)

Los médicos miden regularmente el peso (para verificar si hay demasiada agua) y los niveles sanguíneos de los electrólitos, el azúcar y otras sustancias. A continuación, ajustan la fórmula según sea necesario.

Otras

Reflujo del contenido del estómago hacia el esófago (reflujo)

Exceso de secreciones en la boca y la garganta

Inhalación (aspiración) de la fórmula en los pulmones, que provoca tos y ahogo y aumenta el riesgo de infección

Si se experimenta cualquiera de estos problemas, es posible que se haya inhalado la fórmula en los pulmones a pesar de que la sonda esté colocada correctamente y la cabecera de la cama esté elevada.