Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Vacuna contra la viruela

Hacer clic aquí para la versión para profesionales

En Estados Unidos, la vacunación sistemática con la vacuna contra la viruela se suspendió en 1972 porque se erradicó la viruela. No obstante, dado que los efectos protectores de la vacuna desaparecen al cabo de unos 10 años, la mayoría de la población actual es vulnerable a la viruela.

Debido a que se han almacenado muestras del virus, algunas personas temen que la viruela pueda ser utilizada por los terroristas como arma biológica. Sin embargo, hasta que se produzca un brote en la población, la vacuna contra la viruela se recomienda solo para las personas que corren un alto riesgo de exposición, como el personal de laboratorio y de atención médica que trabaja con el virus de la viruela o materiales relacionados.

Se ha preparado suficiente cantidad de vacuna contra la viruela para vacunar a todos los habitantes de Estados Unidos si es necesario.

La vacuna contra la viruela contiene virus vaccinia vivo, que está relacionado con el virus de la viruela y proporciona inmunidad contra este.

La vacuna es más eficaz cuando se administra antes de la exposición. Sin embargo, la vacuna también puede ser beneficiosa si se administra hasta 4 días después de la exposición y puede ayudar a prevenir la enfermedad o limitar su gravedad.

Para obtener más información, consulte Centers for Disease Control and Prevention's (CDC): Smallpox: Prevention and Treatment statement

Administración

Para administrar la vacuna contra la viruela, el médico pincha rápidamente una pequeña superficie 15 veces con una aguja especialmente diseñada que se ha sumergido en la vacuna. A continuación, el lugar de la vacuna se cubre con un vendaje para evitar que el virus vaccinia se propague a otras partes del cuerpo o a otras personas.

La vacunación se considera exitosa si se desarrolla una pequeña ampolla aproximadamente 7 días más tarde. Si no aparece, se administra otra dosis.

La vacunación es peligrosa para algunas personas, especialmente las que tienen un sistema inmunológico debilitado (como las que sufren sida o las que toman medicamentos que deprimen el sistema inmunológico), las que sufren trastornos de la piel (especialmente eccema), las que sufren inflamación ocular y las que están embarazadas.

Efectos secundarios

La semana después de la vacunación es frecuente notar fiebre, sensación general de enfermedad (malestar) y dolores musculares.

Aparecen efectos adversos graves en aproximadamente 1 de cada 10 000 personas no vacunadas previamente, y la muerte ocurre en 1 o 2 casos por millón.

Más información

El siguiente es un recurso en inglés que puede ser útil. Tenga en cuenta que el MANUAL no se hace responsable del contenido de este recurso.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA