Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Carcinoma espinocelular

Por

Gregory L. Wells

, MD, Ada West Dermatology, St. Luke’s Boise Medical Center, and St. Alphonsus Regional Medical Center

Última revisión completa may. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

El carcinoma de células escamosas es un cáncer que se origina en las células escamosas de la piel.

  • Se trata de protuberancias gruesas y escamosas que aparecen en la piel y no sanan.

  • Para diagnosticar el cáncer, los médicos llevan a cabo una biopsia.

  • El tratamiento con cirugía, los fármacos quimioterápicos aplicados a la piel y, a veces, la radioterapia pueden curar el cáncer a menos que se haya diseminado.

  • Si el cáncer se disemina a otras partes del organismo, puede ser mortal.

Las células escamosas (queratinocitos) son las principales células estructurales de la epidermis (la capa externa de la piel). El carcinoma de células escamosas es un cáncer de estas células. En Estados Unidos, más de un millón de personas son diagnosticadas anualmente de carcinoma de células escamosas y 2500 mueren a causa de este tipo de cáncer.

El carcinoma de células escamosas, el segundo tipo de cáncer de piel más frecuente después del carcinoma de células basales, generalmente se desarrolla en áreas expuestas al sol, pero puede crecer en cualquier parte de la piel o en la boca, donde la exposición al sol es mínima. Sin embargo, las personas cuya piel ha sufrido mayor exposición solar corren un riesgo más alto de desarrollar cáncer de piel de células escamosas. Las personas de piel clara son mucho más susceptibles al carcinoma de células escamosas que las personas de piel más oscura.

El carcinoma de células escamosas puede desarrollarse en la piel normal, pero es más probable que se desarrolle en la piel dañada. Tal daño incluye

  • Crecimientos precancerosos de la piel causados por exposición solar previa (Queratosis actínica)

  • Llagas crónicas en la piel o en las membranas mucosas (como las que recubren los ojos, la nariz y los pulmones) o los genitales

  • Piel que ha sufrido procesos de cicatrización, particularmente por quemaduras

En la boca, los crecimientos cutáneos precancerosos aparecen como manchas blancas o rojas (leucoplasia o eritroplaquia, respectivamente).

La enfermedad de Bowen como, posiblemente, los queratoacantomas son formas de carcinoma de células escamosas.

Síntomas

El carcinoma de células escamosas se caracteriza por su aspecto grueso, escamoso e irregular, si bien puede presentar diversas apariencias, de manera que el médico puede sospecharlo a partir de úlceras que aparecen en superficies expuestas al sol y que no cicatrizan.

El carcinoma de células escamosas comienza como un área roja con una superficie escamosa y costrosa. A medida que crece, el tumor puede llegar a ser algo elevado y firme, a veces con una superficie verrucosa. Finalmente, el cáncer se convierte en una llaga abierta y crece en el tejido subyacente.

Ejemplos de carcinoma espinocelular

Diagnóstico

  • Biopsia

Cuando los médicos sospechan que la lesión puede ser un carcinoma de células escamosas, practican una biopsia para diferenciar el cáncer de enfermedades similares. Para realizar una biopsia, los médicos extirpan un fragmento del tumor y lo examinan al microscopio.

Pronóstico

Por lo general, el pronóstico para los pequeños tumores que se eliminan precoz y adecuadamente es excelente. El tratamiento es generalmente eficaz, y la mayoría de las personas afectadas sobreviven. La mayoría de los carcinomas de células escamosas afectan solo el área que los rodea, penetrando en los tejidos cercanos. Sin embargo, algunos se propagan (metastatizan) a partes distantes del cuerpo, cerca de la piel y los ganglios linfáticos, y a los órganos cercanos, en cuyo caso pueden ser fatales. Los tumores cuyo diámetro supera los 2 cm o cuya profundidad supera los 2 mm o los tumores que aparecen cerca de las orejas y los labios, en cicatrices o alrededor de los nervios son más propensos a diseminarse. Cerca de un tercio de los cánceres que se forman en la lengua o en cualquier lugar de la boca han hecho metástasis antes del diagnóstico (véase Cáncer de boca y garganta).

Si el cáncer se trata antes de que metastatice, la persona generalmente se cura. Sin embargo, si el cáncer ha hecho ya metástasis, la probabilidad de sobrevivir en los próximos 5 años, incluso con el tratamiento, es sólo del 34%.

Prevención

Debido a que el carcinoma de células escamosas puede ser causado por la exposición al sol, puede contribuirse a su prevención tomando las siguientes medidas, ya desde la primera infancia:

  • Evitar el sol: por ejemplo, buscando la sombra, minimizando las actividades al aire libre entre las 10:00 AM y las 4:00 PM (cuando los rayos del sol son más fuertes), y evitando tomar el sol y el uso de cabinas de bronceado

  • Vestir ropa protectora: por ejemplo, camisas de manga larga, pantalones y sombreros de ala ancha

  • Utilizar protector solar: al menos con factor de protección solar (SPF) 30 con protección UVA y UVB y siguiendo las indicaciones (repitiendo la aplicación cada 2 horas y después de nadar o sudar). No obstante, no debe prolongarse la exposición al sol por el hecho de utilizarlo

Tratamiento

  • Extirpación del tumor (muchos métodos diferentes)

Los médicos tratan el carcinoma de células escamosas raspando y quemando el tumor con una aguja eléctrica (curetaje y electrodesecación), extirpando quirúrgicamente el tumor (escisión electroquirúrgica), destruyéndolo con la aplicación de frío extremo (criocirugía) o aplicando fármacos quimioterápicos a la piel. Para tratar el carcinoma de células escamosas, los médicos también pueden utilizar la terapia fotodinámica (véase Uso de láser para tratar problemas de la piel), en la que se aplican productos químicos y un láser a la piel, u, ocasionalmente, radioterapia.

Las personas cuyos carcinomas de células escamosas han vuelto a aparecer o son de gran tamaño deben ser tratadas con una técnica llamada cirugía de Mohs controlada al microscópio. Después de la cirugía se puede aplicar radioterapia.

El carcinoma de células escamosas que se ha diseminado a solo una o pocas otras partes del cuerpo se trata con radioterapia. Si el cáncer está diseminado, no se puede usar radioterapia y la quimioterapia generalmente no es efectiva.

Los médicos controlan de cerca el tratamiento y el seguimiento porque existe un mayor riesgo de metástasis que con el carcinoma de células basales.

Más información

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Acné
Video
Acné
La piel contiene muchos folículos pilosos o poros diminutos. Cada poro contiene un cabello...
Modelos 3D
Ver todo
Raya linfangítica
Modelo 3D
Raya linfangítica

REDES SOCIALES

ARRIBA