Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Trastorno por conductas repetitivas centradas en el cuerpo

Por

Katharine A. Phillips

, MD, Weill Cornell Medical College;


Dan J. Stein

, MD, PhD, University of Cape Town

Última modificación del contenido Jun. 2018
Información: para pacientes

El trastorno por conductas repetitivas centradas en el cuerpo se caracteriza por comportamientos repetitivos enfocados en el cuerpo (p. ej., morderse las uñas, morderse los labios, morder la mejilla) y los intentos por detener tales conductas.

El trastorno por conductas repetitivas centradas en el cuerpo es un ejemplo de otro trastorno obsesivo-compulsivo específico y relacionado, como se enumera en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition (DSM-5). El DSM-5 clasifica la tricotilomanía (trastorno de tironearse el cabello) y el trastorno de excoriación (pinchazos en la piel) como trastornos separados; estos también son tipos de comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo.

Signos y síntomas

Los pacientes con este trastorno se ocupan repetitivamente en actividades enfocadas en el cuerpo (p. ej., morderse las uñas, morderse los labios, morderse la mejilla).

Algunos pacientes realizan estas actividades en forma automática (es decir, sin plena consciencia); otros son más conscientes de la actividad. Los comportamientos no son provocados por obsesiones o preocupaciones acerca de la apariencia, pero pueden estar precedidos por una sensación de tensión o ansiedad que se alivia con el comportamiento, que suele estar acompañado por una sensación de satisfacción. Las personas con trastorno de conducta repetitiva centrada en el cuerpo generalmente intentan detener su comportamiento o hacerlo con menor frecuencia, pero son incapaces de lograrlo.

Morderse o pellizcarse las uñas gravemente (onicotilomanía) puede causar deformidades ungueales significativas (p. ej., formación de crestas y depresiones transversales) y hemorragias subungueales.

Diagnóstico

  • Criterios clínicos

Para cumplir con los criterios de diagnóstico para el trastorno de conductas repetitivas centradas en el cuerpo, los pacientes deben típicamente

  • Tener comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo distintos a arrancarse el cabello o pellizcarse la piel

  • Hacer repetidos intentos para reducir o detener los comportamientos

  • Sentir malestar intenso o deterioro por las conductas

Tratamiento

  • N-acetilcisteína

  • ISRS

  • Terapia cognitivo-conductual (en general reversión del hábito)

El tratamiento del trastorno de conducta repetitiva centrada en el cuerpo incluye medicamentos (p. ej., N-acetilcisteína, ISRS) y la terapia cognitivo-conductual (la mayoría de las veces, entrenamiento para revertir el hábito), aunque los datos son muy limitados. La reversión de hábitos, una terapia predominantemente conductual, incluye lo siguiente:

  • Entrenamiento de sensibilización (p. ej., autocontrol, identificación de desencadenantes del comportamiento)

  • Control del estímulo (modificar las situaciones, p. ej., evitar los disparadores–para reducir la probabilidad de iniciar la tracción del cabello)

  • Entrenamiento de respuesta competitiva (enseñar a los pacientes a sustituir las conductas centradas en el cuerpo por otros comportamientos, como apretar el puño, tejer o sentarse sobre sus manos)

Tratamiento similar al de la tricotilomanía (trastorno de arrancarse el pelo) y el trastorno de excoriaciones (pincharse la piel).

Conceptos clave

  • El trastorno de conductas repetitivas centradas en el cuerpo se ocupan repetitivamente en comportamientos enfocados en el cuerpo, como morderse las uñas, morderse los labios y morderse la mejilla.

  • Estos comportamientos centrados en el cuerpo no son provocados por obsesiones o preocupaciones acerca de la apariencia, pero pueden estar precedidos por una sensación de tensión o ansiedad que se alivia con el comportamiento y a menudo se continúa con una sensación de satisfacción.

  • Los pacientes con este trastorno generalmente intentan detener su comportamiento o hacerlo con menor frecuencia, pero no son capaces de lograrlo.

  • Se trata con N-acetilcisteína o un ISRS y terapia cognitivo-conductual, que incluye la reversión del hábito.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA