Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Sialoadenitis

Por

Clarence T. Sasaki

, MD, Yale University School of Medicine

Última modificación del contenido Set. 2019
Información: para pacientes

La sialoadenitis es una infección bacteriana de una glándula salival, en general debida a la obstrucción por un cálculo o a la hiposecreción glandular. Los síntomas son hinchazón, dolor, eritema y dolor a la palpación. El diagnóstico es clínico. La TC, la ecografía y la RM pueden ayudar a identificar la causa. El tratamiento consiste en la administración de antibióticos.

Etiología

La sialoadenitis suele deberse a una hiposecreción o una obstrucción del conducto, pero también puede aparecer sin una causa evidente. Las principales glándulas salivales son las parótidas, las submandibulares y las sublinguales.

La sialadenitis es más común en la glándula parótida y por lo general se produce en

El microorganismo causal más común es Staphylococcus aureus; otros son estreptococos, coliformes y diversas bacterias anaerobias.

La inflamación de la glándula parótida también se puede desarrollar en pacientes que han recibido radioterapia a la cavidad oral o terapia de yodo radiactivo para el cáncer de tiroides (1, 2, 3). Aunque a veces se describe como sialoadenitis, esta inflamación rara vez es una infección bacteriana, en particular en ausencia de fiebre.

Referencias de la etiología

  • 1. Erkul E, Gillespie MB: Sialendoscopy for non-stone disorders: the current evidence. Laryngoscope Investig Otolaryngol 1(5):140-145, 2016. doi: 10.1002/lio2.33.

  • 2. An YS, Yoon JK, Lee SJ, et al: Symptomatic late-onset sialadenitis after radioiodine therapy in thyroid cancer. Ann Nucl Med 27(4):386-91, 2013. doi: 10.1007/s12149-013-0697-5.

  • 3. Kim YM, Choi JS, Hong SB, et al: Salivary gland function after sialendoscopy for treatment of chronic radioiodine-induced sialadenitis. Head Neck 38(1):51-8, 2016. doi: 10.1002/hed.23844.

Signos y síntomas

Se observan fiebre, escalofríos y dolor e hinchazón unilaterales. La glándula se presenta firme y sensible a la plapación, con eritema y edema de la piel que la recubre. A menudo, sale pus del conducto cuando se comprime la glándula afectada; siempre debe cultivarse este material. El aumento focal de tamaño puede indicar un absceso.

Diagnóstico

  • TC, ecografía, o RM

La TC, la ecografía y la RM permiten confirmar la sialoadenitis o el absceso que no se evidencia por la clínica, aunque la obstrucción por cálculo puede pasar desapercibida en la RM. Si el pus se pueden expresar desde el conducto de la glándula afectada, se envía para tinción de Gram y cultivo.

Tratamiento

  • Antibióticos antiestafilocócicos

  • Medidas locales (p. ej., sialagogos, compresas calientes)

El tratamiento inicial se realiza con antibióticos activos contra S. aureus (p. ej., dicloxacilina, 250 mg por vía oral 4 veces al día, una cefalosporina de primera generación o clindamicina), que se modifica según los resultados del cultivo. Con el aumento de la prevalencia de S. aureus resistente a meticilina (SARM), sobre todo entre los ancianos que viven en geriátricos, a menudo se requiere vancomicina. Los enjuagues bucales de clorhexidina al 0,12% 3 veces al día reducirán la carga bacteriana en la cavidad oral y promoverán la higiene bucal.

La hidratación, los sialagogos (p. ej., jugo de limón, caramelos duros o alguna otra sustancia que estimule el flujo de saliva), las compresas calientes, el masaje glandular y la buena higiene bucal también son importantes. Los abscesos requieren drenaje.

En ocasiones, está indicada la parotidectomía superficial o la extirpación de la glándula submandibular en pacientes con sialoadenitis crónica o recurrente.

Otras infecciones de las glándulas salivales

Los pacientes con infección por HIV a veces presentan aumento de tamaño de las glándulas parótidas secundario a uno o más quistes linfoepiteliales.

La enfermedad por arañazo de gato causada por la infección por Bartonella suele invadir los ganglios linfáticos periparotídeos y el microorganismo puede infectar las glándulas parótidas por diseminación contigua. Si bien la enfermedad por arañazo de gato es autolimitada, se administra antibioticoterapia; la incisión y el drenaje son necesarios si se desarrolla un absceso.

Las infecciones por micobacterias atípicas en las amígdalas y los dientes pueden diseminarse por contigüidad a las principales glándulas salivales. La reacción de PPD puede ser negativa, y para el diagnóstico pueden ser necesarios la biopsia y el cultivo del tejido afectado para bacterias ácido-alcohol resistentes. Las recomendaciones terapéuticas son controvertidas. Las opciones incluyen el desbridamiento quirúrgico con curetaje, la extirpación completa del tejido infectado y el uso de farmacoterapia antituberculosa (rara vez necesaria).

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Implantes cocleares
Video
Implantes cocleares
Cuando las ondas sonoras llegan al oído, son recogidas por el oído externo en forma de embudo...
Modelos 3D
Ver todo
Reparos anatómicos laríngeos
Modelo 3D
Reparos anatómicos laríngeos

REDES SOCIALES

ARRIBA