Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Traumatismo lingual

Por

Bernard J. Hennessy

, DDS, Texas A&M University, College of Dentistry

Última modificación del contenido Ago. 2018
Información: para pacientes
Recursos de temas

La lesión en la lengua puede deberse a

  • Picaduras accidentales

  • Empastes o dientes afilados o rotos

  • Traumatismo penetrante

Pueden ocurrir mordidas accidentales durante la masticación normal, convulsiones o un golpe en la mandíbula (p. ej., por una caída, un altercado, un accidente automovilístico) cuando la lengua está entre los dientes. La lesión lingual por un traumatismo facial mayor no penetrante generalmente se asocia con un daño significativo a las estructuras adyacentes.

El traumatismo facial penetrante se debe a disparos de armas de fuego y a puñaladas graves o al daño intenso producido por otros tipos de arma blanca al atravesar el cuerpo. El compromiso de la lengua implica la afectación de otras estructuras de la mitad inferior de la cara. Las principales lesiones faciales penetrantes sangran mucho y pueden obstruir las vías aéreas debido a la aspiración y/o al edema de la lengua y el piso de la boca.

La mayoría de las lesiones no penetrantes son relativamente menores y la abundante irrigación sanguínea de la lengua garantiza que se curen rápidamente sin infectarse. Sin embargo, esta gran vascularización hace que el logro de la hemostasia sea un desafío en las lesiones graves.

El diagnóstico de lesión aislada de la lengua en general es evidente en la inspección. En un traumatismo mayor, asegurar y controlar la vía aérea, controlar la hemorragia e identificar una lesión vascular importante preceden a la evaluación de las lesiones de la mandíbula, la parte media de la cara y los dientes. (Véase también Abordaje del paciente traumatizado).

Tratamiento

  • Alisado de dientes o empastes afilados

  • Curación por segunda intención

  • A veces sutura

En general el sangrado se ha detenido cuando el paciente llega a la consulta. Las laceraciones hemorrágicas aisladas a menudo se pueden comprimir con una gasa. El traumatismo orofacial con sangrado extenso se debe evaluar y manejar en la sala de operaciones con anestesia y protección de las vías aéreas.

La principal consideración para la lesión de la lengua es si requiere reparación. Esta decisión se toma con más cuidado que en las laceraciones de la piel de tamaño similar porque la reparación de la lengua requiere un paciente muy colaborador o el uso de sedación o anestesia. Por lo tanto, una laceración que en el brazo se repararía, en la lengua se permitiría su curación espontánea.

Por fortuna, muchas laceraciones de la lengua no requieren reparación quirúrgica.

Las laceraciones linguales que requieren reparación incluyen aquellas que tienen

  • Avulsión o amputación parcial

  • Sangrado persistente

  • Configuraciones problemáticas (p. ej., las laceraciones son bisectantes, abiertas, en forma de u, o incluyen colgajos grandes)

  • Tamaño de la herida > 2 cm (más pequeño, si se trata de una división en la punta de la lengua)

Tratamiento no quirúrgico

Las laceraciones superficiales de la lengua debidas a un diente roto o al empaste se tratan mediante el relleno (alisado) del diente o la reparación del empaste. La curación de las laceraciones lineales simples se facilita mediante el uso de protectores dentales o bucales.

Tratamiento quirúrgico

El manejo de las laceraciones de la lengua sigue los mismos principios que el tratamiento de cualquier laceración, con anestesia local, limpieza y reparación.

Incluso los pacientes más cooperativos rara vez pueden mantener la boca abierta y la lengua inmóvil. Un asistente puede sostener la lengua con una gasa y mantenerla extendida. Algunos médicos colocan una sutura de material resistente como reparo a través de la punta anestesiada de la lengua y la utilizan para la tracción y la estabilización. Los niños típicamente requieren sedación durante el procedimiento o, a veces, anestesia.

Para la anestesia local, la infiltración con lidocaína al 1% (con o sin adrenalina) es generalmente aceptable. Las laceraciones de los dos tercios anteriores de la lengua pueden anestesiarse con un bloqueo del nervio alveolar inferior. Los antisépticos tópicos (p. ej., povidona yodada) son innecesarios.

Se irrigua la herida con una cantidad escasa (p. ej., < 100 mL) de solución fisiológica, con cuidado para evitar la aspiración. Se elimina todo el material extraño, pero es imposible e innecesario mantener la herida libre de saliva durante la reparación.

Se debe extraer cualquier tejido claramente desvitalizado. Luego se cierra la herida con material de sutura reabsorbible 3-0 o 4-0. La sutura de material reabsorbible es más suave (y, por lo tanto, más cómoda dentro de la boca) que el material sintético irreabsorbible y no es necesario quitarla.

Los pacientes deben seguir una dieta blanda durante varios días y enjuagarse la boca después de comer o beber. Todas las heridas, excepto las más leves, deben revisarse en aproximadamente 48 horas. Por lo general, los antibióticos son innecesarios a menos que la herida esté contaminada (según la naturaleza de la lesión) o que el paciente tenga una enfermedad asociada significativa (diabetes mellitus mal controlada u otra afección que comprometa el sistema inmunitario). El beneficio del uso de antibióticos para la mayoría de las laceraciones de la lengua en pacientes sanos es limitado. Si los antibióticos se consideran necesarios, se administra penicilina, amoxicilina o clindamicina (en un paciente alérgico a la penicilina).

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo hacer un bloqueo del nervio alveolarsuperior...
Video
Cómo hacer un bloqueo del nervio alveolarsuperior...
Cómo hacer un bloqueo del nervio alveolar superior...
Video
Cómo hacer un bloqueo del nervio alveolar superior...

REDES SOCIALES

ARRIBA