Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Disfunción tubaria y lesiones pelvianas

Por

Robert W. Rebar

, MD, Western Michigan University Homer Stryker M.D. School of Medicine

Última modificación del contenido Ene. 2019
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Recursos de temas

La disfunción tubaria es una obstrucción de las trompas uterinas o una disfunción epitelial que deteriora la motilidad del ovocito, el cigoto y/o el espermatozoide; las lesiones pelvianas son anomalías estructurales que pueden impedir la fertilización o la implantación.

Etiología

La disfunción tubaria puede deberse a

Las lesiones pelvianas que pueden impedir la fertilidad son

  • Adherencias intrauterinas (síndrome de Asherman)

  • Miomas que obstruyen las trompas uterinas o distorsionan la cavidad uterina

  • Ciertas malformaciones

  • Adherencias pelvianas

La endometriosis puede causar lesiones tubarias, uterinas u otras alteraciones que deterioran la fertildad.

Diagnóstico

  • Histerosalpingografía

  • En ocasiones, histerosonografía o laparoscopia

Todas las evaluaciones de infertilidad incluyen un estudio de las trompas uterinas.

A menudo se realiza una histerosalpingografía (imágenes fluoroscópicas del útero y las trompas uterinas tras la inyección de un agente radiopaco en el interior del útero) 2 a 5 días después de la cesasión del flujo menstrual. La histerosalpingografía rara vez indica falsamente la permeabilidad tubaria, pero sí indica falsamente una obstrucción tubaria en el 15% de los casos. Este estudio también puede detectar algunas lesiones pelvianas y uterinas. Por razones inexplicables, la fertilidad en las mujeres parece mejorar después de una histerosalpingografía si el resultado es normal. Por lo tanto, si los resultados de este estudio son normales, los estudios diagnósticos adicionales de la función tubaria pueden postergarse varios ciclos en mujeres jóvenes.

Las lesiones intrauterinas y tubarias pueden detectarse o evaluarse con una sonohisterografía (la inyección de un líquido isotónico a través del cuello dentro del útero durante una ecografía). Puede continuarse la evaluación de las lesiones tubarias con una laparoscopia y de las lesiones intrauterinas con histeroscopia. A menudo, el diagnóstico y el tratamiento se realizan simultáneamente durante una laparoscopia o una histeroscopia.

Tratamiento

  • Laparoscopia y/o histeroscopia

  • Técnicas de reproducción asistida

Durante la laparoscopía, pueden lisarse las adherencias pelvianas, o una endometriosis puede fulgurarse o destruirse por láser. Durante la histeroscopia, las adherencias pueden lisarse y los miomas submucosos y los pólipos intrauterinos, extirparse. Las tasas de embarazo después del tratamiento laparoscópico de las anomalías pélvicas son bajas (típicamente no más del 25%), pero el tratamiento histeroscópico de las anomalías intrauterinas suele ser exitoso, con una tasa de embarazo de aproximadamente 60 a 70%. Las técnicas de reproducción asistida a menudo son necesarias para las mujeres con anomalías pélvicas y generalmente se prefieren.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo manejar la hemorragia posparto
Video
Cómo manejar la hemorragia posparto
Modelos 3D
Ver todo
Contenidos de la pelvis femenina.
Modelo 3D
Contenidos de la pelvis femenina.

REDES SOCIALES

ARRIBA