Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Cateterismo cardíaco

Por

Michael J. Shea

, MD, Michigan Medicine at the University of Michigan;


Thomas Cascino

, MD, MSc, University of Michigan

Última modificación del contenido ago. 2019
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Recursos de temas

El cateterismo cardíaco consiste en la introducción de un catéter a través de arterias o venas periféricas hasta alcanzar las cámaras cardíacas, la arteria pulmonar y las arterias y venas coronarias.

El cateterismo cardíaco puede ser utilizado para hacer varias pruebas, incluyendo

  • Angiografía

  • Ecografía intravascular (EIV)

  • Medición del flujo cardíaco

  • Detección y cuantificación de los cortocircuitos

  • Biopsia endomiocárdica

  • Mediciones del metabolismo miocárdico

Estas pruebas definen la anatomía de las arterias coronarias y el corazón, la función cardíaca y la hemodinámica pulmonar arterial con el fin de establecer el diagnóstico y contribuir a la selección del tratamiento.

El cateterismo cardíaco también es la base de diversas intervenciones terapéuticas (véase Intervenciones coronarias percutáneas).

Procedimiento

Los pacientes deben permanecer en ayunas desde 4 a 6 horas antes del cateterismo cardíaco. La mayoría de los pacientes no requiere hospitalización nocturna salvo que también se realice una intervención terapéutica.

Cateterismo cardíaco izquierdo

El cateterismo cardíaco izquierdo se usa con mayor frecuencia para evaluar

  • Anatomía de la arteria coronaria y presencia de enfermedad coronaria

El cateterismo cardíaco izquierdo también se utiliza para evaluar

  • Presión en la aorta

  • Resistencia vascular sistémica

  • función de la válvula aórtica

  • función de la válvula mitral

  • Presión y función ventricular izquierda

El procedimiento se lleva a cabo a través de una punción de la arteria femoral, subclavia, radial o braquial, con introducción de un catéter en el origen de las arterias coronarias y/o a través de la válvula aórtica hacia el ventrículo izquierdo.

En ocasiones, el cateterismo de la aurícula y el ventrículo izquierdo se lleva a cabo a través de una perforación transeptal durante un cateterismo cardíaco derecho.

Cateterismo cardiaco derecho

El cateterismo cardíaco derecho se utiliza con mayor frecuencia para evaluar

La POAP se aproxima a la presión en la aurícula izquierda y a la presión de fin de diástole del ventriculo izquierdo. En los pacientes muy graves, la POAP contribuye a la evaluación del volumen y, cuando se mide el gasto cardíaco en forma simultánea, puede ayudar a guiar el tratamiento.

El cateterismo cardíaco derecho también es útil para examinar las presiones de llenado cardíaco, la resistencia vascular pulmonar, la función de la válvula tricúspide o pulmonar, los cortocircuitos intracardíacos y la presión en el ventrículo derecho.

Las mediciones de presión en el corazón derecho pueden colaborar en la identificación del diagnóstico de la miocardiopatía, la pericarditis constrictiva y el taponamiento cardíaco cuando las pruebas no invasivas no definen el diagnóstico y forman parte esencial de la evaluación para el trasplante cardíaco o el soporte mecánico del corazón (p. ej., cuando se usa un dispositivo de asistencia ventricular).

El procedimiento se realiza a través de una punción en la vena femoral, subclavia, yugular interna, o antecubital. Se introduce un catéter en la aurícula derecha, a través de la válvula tricúspide, en el ventrículo derecho, y a través de la válvula pulmonar en la arteria pulmonar.

También puede realizarse un cateterismo selectivo del seno coronario.

Diagrama del ciclo cardíaco que muestra las curvas de presión de las cámaras cardíacas, los ruidos cardíacos, la onda del pulso yugular y el electrocardiograma (ECG)

Las fases del ciclo cardíaco son la sístole auricular (a), la contracción isométrica (b), la eyección máxima (c), la disminución de la eyección (d), la fase protodiastólica (e), la relajación isométrica (f), el llenado rápido (g) y la diastasis o llenado lento del ventrículo izquierdo (h). Con fines ilustrativos, los intervalos entre los eventos valvulares se modificaron y el punto z se prolongó.

AA = apertura de la válvula aórtica; CA = cierre de la válvula aórtica; VI = ventrículo izquierdo; AI = aurícula izquierda; VD = ventrículo derecho; AD = aurícula derecha; AM = apertura de la válvula mitral.

Diagrama del ciclo cardíaco que muestra las curvas de presión de las cámaras cardíacas, los ruidos cardíacos, la onda del pulso yugular y el electrocardiograma (ECG)

Pruebas específicas durante el cateterismo cardíaco

Angiografía

La inyección de un medio de contraste radiopaco en las arterias coronarias o pulmonares, la aorta y las cámaras cardíacas resulta útil en algunas circunstancias. La angiografía por sustracción digital se emplea en arterias inmóviles y para obtener una cineangiografía de las cámaras cardíacas.

La angiografía coronaria a través del cateterismo cardíaco izquierdo se utiliza para evaluar la anatomía de la arteria coronaria en diversas situaciones clínicas, como en pacientes con probable enfermedad aterosclerótica coronaria o con enfermedad congénita, trastornos valvulares antes del reemplazo valvular o con insuficiencia cardíaca de etiología desconocida.

La angiografía pulmonar por cateterismo cardíaco derecho se puede indicar para diagnosticar la embolia pulmonar. Las imágenes lacunares intraluminales o la detención de la imagen en las arterias permite confirmar el diagnóstico. El medio de contraste radiopaco suele inyectarse en forma selectiva en una o ambas arterias pulmonares y sus segmentos. Sn embargo, la angiotomografía computarizada pulmonar (ATCP) reemplazó en gran medida al cateterismo cardíaco derecho para el diagnóstico de la embolia pulmonar.

La angiografía aórtica por cateterismo cardíaco izquierdo se emplea para identificar la insuficiencia aórtica, la coartación de la aorta, el conducto arterioso permeable y la disección de la aorta.

La ventriculografía se indica para observar el movimiento de la pared ventricular y los tractos de salida de los ventrículos, formados por las regiones subvalvular, valvular y supravalvular. También se utiliza para estimar la insuficiencia mitral y determinar su fisiopatología. Una vez definidos la masa y el volumen del ventrículo izquierdo a partir de angiogramas monoplanares o biplanares, es posible calcular los volúmenes sistólico y diastólico finales y la fracción de eyección.

Mediciones del flujo en la arteria coronaria

La angiografía coronaria muestra las estenosis y su grado, pero no revela la importancia funcional de la lesión (o sea, la cantidad de sangre que fluye a través de ella) o si una lesión específica tiene probabilidades de causar síntomas.

Se diseñaron alambres guía muy delgados con sensores de presión o de flujo. Los datos de estos sensores pueden utilizarse para estimar el flujo sanguíneo en la arteria coronaria, que se expresa como reserva fraccional de flujo (RFF). Cuando es < 0,75 a 0,8, se considera anormal.

Estas estimaciones del flujo se correlacionan en forma óptima con la necesidad de intervención y con la evolución a largo plazo; los pacientes con lesiones con RFF > 0,8 no parecen beneficiarse con la introducción de endoprótesis vasculares (stents). Estas mediciones del flujo son más útiles en presencia de lesiones moderadas (con estenosis de entre 40 y 70%) y múltiples (para identificar las clínicamente más importantes).

Ecografía intravascular (EIV)

Los transductores ecográficos en miniatura ubicados en la punta de un catéter introducido en la arteria coronaria pueden obtener imágenes de las luces y las paredes de los vasos coronarios y evaluar el flujo sanguíneo. La ecografía intravascular se emplea con una frecuencia creciente junto con la angiografía coronaria.

Tomografía de coherencia óptica (TCO)

La tomografía de coherencia óptica es un análogo óptico de la ecografía intracoronaria que mide la amplitud de la luz retrodispersada para determinar la temperatura de las placas coronarias y puede ayudar a determinar si las lesiones presentan alto riesgo de rotura futura (que conduce a síndromes coronarios agudos).

Pruebas para evaluar los cortocircuitos cardíacos

La medición del contenido de oxígeno en la sangre que circula en forma sucesiva por el corazón y los grandes vasos puede ayudar a identificar y determinar la dirección y el volumen de los cortocircuitos centrales. La diferencia normal máxima en el contenido de oxígeno entre las estructuras es la siguiente:

  • Arteria pulmonar y ventrículo derecho: 0,5 mL/dL

  • Ventrículo y aurícula derecha: 0,9 mL/dL

  • Aurícula derecha y vena cava superior: 1,9 mL/dL

Si el contenido de oxígeno en la sangre que circula por una cámara es superior al de la cámara proximal a ella y a los valores mencionados, debe sospecharse un cortocircuito de izquierda a derecha en ese nivel. Los cortocircuitos de derecha a izquierda se sugieren con intensidad cuando la saturación de oxígeno en la AI, el VI o las arterias es baja ( 92%) y no mejora tras la administración de oxígeno puro (fracción de inspiración de O2 = 1,0). La desaturación de la sangre en la aurícula izquierda o arterial y el aumento del contenido de oxígeno en muestras de sangre proximales al sitio del cortocircuito del lado derecho de la circulación sugieren un cortocircuito bidireccional.

Medición del gasto cardíaco y el flujo

El gasto cardíaco (GC) es el volumen de sangre eyectado por el corazón por minuto (normal en reposo: 4 a 8 L/min). Las técnicas (véase tabla Ecuaciones del gasto cardíaco) utilizadas para el cálculo del gasto cardíaco incluyen

  • técnica de medición del gasto cardíaco de Fick

  • Técnica de dilución del indicador

  • Técnica de termodilución

Tabla
icon

Ecuaciones del gasto cardíaco

Técnica de Fick

equation

El numerador expresa el consumo de oxígeno (O2 absorbido por los pulmones en mL/minuto).

Técnica de dilución del indicador

equation

El denominador es la suma de las concentraciones de agentes de contraste (C) en cada intervalo de tiempo (t).

Técnica de termodilución

equation

TB – TI es la diferencia entre la temperatura corporal y la del material inyectado, que suele ser dextrosa o solución fisiológica. El denominador es la suma de los cambios de temperatura en cada intervalo de tiempo (t).

SaO2 = saturación arterial de oxígeno (%); SvO2 = saturación venosa mixta de oxígeno (%), medidas en la arteria pulmonar.

Con la técnica de Fick, el consumo de CO es proporcional al de oxígeno dividido por la diferencia arteriovenosa de oxígeno.

Las técnicas de dilución se basan en la presunción de que, una vez inyectado el indicador en la circulación, aparece y desaparece en forma proporcional al CO.

En general, el GC se expresa en relación con la superficie corporal (SC) como índice cardíaco (IC) en L/minuto/m2 (es decir, IC = GC/SC—véase Tabla Valores normales para el índice cardíaco y medidas relacionadas). La superficie corporal se calcula a partir de la ecuación de altura (h) – peso (p) de Dubois:

equation

Tabla
icon

Valores normales de índice cardíaco y mediciones relacionadas

Medición

Valor normal

DE

Consumo de oxígeno

143 mL/minuto/m2*

14,3

Diferencia arteriovenosa de oxígeno

4,1 dL

0,6

Índice cardíaco

3,5 L/minuto/m2

0,7

Índice sistólico

46 mL/latido/m2

8,1

Resistencia sistémica total

1130 dinas-segundo-cm-5

178

Resistencia pulmonar total

205 dinas-segundo-cm-5

51

Resistencia arteriolar pulmonar

67 dinas-segundo-cm-5

23

* Varía en función del índice de masa corporal.

DE = desviación estándar.

Adaptado de Barratt-Boyes BG, Wood EH: Cardiac output and related measurements and pressure values in the right heart and associated vessels, together with an analysis of the hemodynamic response to the inhalation of high oxygen mixtures in healthy subjects. Journal of Laboratory and Clinical Medicine 51:72–90, 1958.

Biopsia endomiocárdica

La biopsia endomiocárdica es útil para evaluar a pacientes con rechazo de órganos trasplantados y con enfermedades miocárdicas infecciosas o infiltrantes. El catéter para la biopsia (bióptomo) puede introducirse en cualquiera de los ventrículos, pero suele introducirse en el derecho. Es preciso obtener entre 3 y 5 muestras de tejido miocárdico procedente del endocardio del tabique interventricular. La principal complicación de la biopsia endomiocárdica, la perforación cardíaca, se identifica en el 0,3 al 0,5% de los pacientes y puede provocar hemopericardio, que conduce al desarrollo de taponamiento cardíaco. También pueden ocurrir una lesión de la válvula tricúspide y las cuerdas de soporte, que puede conducir a insuficiencia tricúspide.

Contraindicaciones al cateterismo cardíaco

Las contraindicaciones relativas del cateterismo cardíaco son

Las contraindicaciones relativas deben tener en cuenta la urgencia del procedimiento (p. ej., un infarto agudo de miocardio comparado con un caso electivo) y la gravedad del trastorno que determina la contraindicación. El manejo periprocedimiento de los anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios se individualiza en función del tipo de procedimiento (es decir, acceso arterial frente a venoso), la urgencia del procedimiento, la indicación del medicamento y el riesgo de hemorragia del paciente. Los laboratorios de cateterismo con frecuencia tienen políticas para el manejo periprocedimiento de estos medicamentos.

Complicaciones del cateterismo cardíaco

La incidencia de complicaciones después de cateterismos cardíacos oscila desde 0,8 hasta 8%, lo que depende de los factores del paciente, factores técnicos y la experiencia del operador. Los factores que aumentan el riesgode complicaciones incluyen

La mayoría de las complicaciones son menores y pueden tratarse con facilidad. Las complicaciones graves (p. ej., paro cardíaco, reacciones anafilácticas, shock, convulsiones, toxicidad renal) son infrecuentes. La tasa de mortalidad oscila entre 0,1 y 0,2%. El infarto de miocardio (0,1%) y el accidente cerebrovascular (0,1%) pueden ocasionar complicaciones significativas. La incidencia de accidente cerebrovascular es mayor en pacientes > 80 años.

En general, las complicaciones implican

  • Medio de contraste

  • Efectos del catéter

  • Sitio de acceso

Complicaciones del medio de contraste

En muchos pacientes, la inyección de un medio de contraste radiopaco produce una sensación transitoria de calor en todo el cuerpo. También pueden identificarse taquicardia, hipotensión arterial leve, aumento del gasto cardíaco, náuseas, vómitos y tos. Rara vez aparece una bradicardia cuando se inyecta una gran cantidad de medio de contraste; si se le pide al paciente que tosa, suele restablecerse el ritmo normal.

Las reacciones más graves (véase también Agentes de contraste radiográfico y reacciones al contraste) incluyen

  • Reacciones alérgicas a los medios de contraste

  • Nefropatía por contraste

Las reacciones alérgicas pueden consistir en urticaria y conjuntivitis, que suelen responder a la administración de 50 mg de difenhidramina por vía intravenosa. La anafilaxia, con broncoespasmo, edema laríngeo y disnea son reacciones inusuales; se tratan con albuterol por vía inhalatoria o adrenalina en dosis de 0,3 a 0,4 mL por vía subcutánea 1:1000. El shock anafiláctico se medica con adrenalina y otras medidas sintomáticas. Los pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas al medio de contraste pueden ser medicados previamente con prednisona (50 mg por vía oral 13 horas, 7 horas y 1 hora antes de la inyección del contraste) y difenhidramina (50 mg por vía oral o IM 1 hora antes de la inyección). Si los pacientes requieren estudios de diagnóstico por imágenes de inmediato, se les puede administrar difenhidramina, 50 mg por vía oral o IM 1 hora antes de la inyección del contraste, e hidrocortisona, 200 mg IV cada 4 horas, hasta que se complete el estudio.

La nefropatía por contraste se define como deterioro de la función renal (sea un aumento de 25% en la creatinina sérica respecto de la línea de base o un aumento de 0,5 mg/dL [44 micromoles/L] en el valor absoluto) dentro de 48 a 72 horas de la administración IV del medio de contraste. Para los pacientes en situación de riesgo, el uso de la dosis más baja posible de un medio de contraste hipoosmolar o isoosmolar, la evitación de múltiples estudios con contrase en un período breve y la infusión de un total de 10 a 15 mL/kg de solución salina normal IV durante 4 a 6 horas antes de la angiografía y de 6 a 12 horas después de ella reducen este riesgo en forma significativa. En los pacientes con riesgo elevado de compromiso de la función renal, evaluar la creatinina en suero 48 horas después de la inyección del medio de contraste.

Complicaciones relacionadas con el catéter

Si la punta del catéter contacta con el endocardio ventricular, pueden producirse arritmias ventriculares, aunque la fibrilación ventricular es infrecuente. Si sucede, la cardioversión con corriente continua (cardioversión CD) se administra de inmediato.

La rotura de una placa aterosclerótica por el catéter puede liberar una lluvia de ateroémbolos. Los émbolos de la aorta pueden causar accidente cerebrovascular o nefropatía. Las embolias procedentes de las arterias coronarias de proximal a distal pueden causar infarto de miocardio.

La disección de la arteria coronaria también es posible.

Complicaciones en el sitio de acceso

Las complicaciones del sitio de acceso incluyen

  • Hemorragia

  • Hematoma

  • Seudoaneurisma

  • Fístula arteriovenosa (AV)

  • Isquemia de los miembros

Puede ocurrir sangrado del sitio de acceso, que por lo general se resuelve con compresión. Las contusiones leves y los pequeños hematomas son comunes y no requieren investigación ni tratamiento específico.

Un tumor de gran tamaño o en vías de expansión debería ser investigada mediante ecografía para distinguir el hematoma del seudoaneurisma. Un soplo en el sitio (con o sin dolor) sugiere una fístula AV, que puede ser diagnosticada mediante ecografía. Los hematomas generalmente se resuelven con el tiempo y no requieren tratamiento específico. Los seudoaneurismas y las fístulas AV generalmente se resuelven con compresión; las que persisten pueden requerir reparación quirúrgica.

La vía arterial radial es en general más cómoda para el paciente y conlleva un riesgo mucho menor de hematoma o formación de fístulas AV o seudoaneurisma o cuando se compara con la vía en la arteria femoral.

Más información

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción a la fibrilación ventricular
Video
Introducción a la fibrilación ventricular
Modelos 3D
Ver todo
Disección aórtica
Modelo 3D
Disección aórtica

REDES SOCIALES

ARRIBA