Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Preparación para una prótesis en un miembro

Por

Jan J. Stokosa

, CP, Stokosa Prosthetic Clinic

Última modificación del contenido ago. 2019
Información: para pacientes

Cuando la amputación es electiva, ciertas medidas preparatorias pueden ayudar al paciente a optimizar la recuperación. Es importante educar al paciente y a los miembros de la familia lo antes posible sobre la necesidad de la amputación y revisar todo el proceso, desde la preparación preoperatoria hasta el ajuste protésico y la vida con una prótesis. Dicha educación ayuda a aumentar el compromiso del paciente con el proceso, que es esencial para un resultado exitoso, y también maximiza el apoyo familiar. Reunirse con un consejero que haya tenido una amputación puede ser útil para el paciente.

Evaluación preoperatoria

El manejo preoperatorio incluye

  • Evaluación funcional

  • Planificación

  • Programa de ejercicios

Una evaluación funcional evalúa las capacidades actuales de los pacientes, junto con sus objetivos. Mediante la evaluación funcional, el cirujano, el protesista y el fisioterapeuta formulan un plan preoperatorio y uno posoperatorio.

Independientemente de la edad y el estado físico actual, los pacientes deben comenzar un programa de ejercicio general y específico tan pronto como sea posible antes de la operación y continuar haciendo ejercicio después de la operación. Un fisioterapeuta enseña los ejercicios para mantener o aumentar la fuerza muscular, la flexibilidad y el rango de movimiento. Cuanto más fuertes y flexibles sean los pacientes, más pueden hacer con sus prótesis o sin ellas. Se puede implementar un programa de terapia ocupacional cuando se anticipan dificultades para realizar las actividades diarias.

Consideraciones posoperatorias y preprotésicas

Los objetivos del manejo posoperatorio son

  • Protección del miembro residual de traumatismos accidentales (p. ej., golpes, caídas)

  • Control del edema

  • Promoción de la curación

  • Mantenimiento de la fuerza, la resistencia cardiovascular y la amplitud de movimiento de las articulaciones

Hay muchas opciones de vendaje para proteger el miembro residual y controlar el edema. El manejo eficaz del edema aumenta la circulación, promueve la curación y reduce la gravedad del dolor posoperatorio y el dolor fantasma.

Un fisioterapeuta trabajará con el paciente antes y después del alta hospitalaria según sea necesario de acuerdo con las habilidades del paciente y la amputación específica. La capacitación puede incluir el equilibrio de pie, la caminata en barras paralelas, el uso de un andador, muletas y/o silla de ruedas, y el cuidado personal, que incluye los traslados y la higiene personal.

El protesista verá al paciente semanalmente para controlar el progreso y la capacidad de los miembros residuales de ajustar una prótesis preparatoria, lo que se realiza cuando el volumen de líquido de los miembros residuales es razonablemente estable.

Prótesis preparatoria

Cuando el miembro residual se ha curado y el volumen de líquido ha alcanzado un nivel inicial de estabilidad, generalmente de 6 a 10 semanas después de la operación, pero más tiempo si hay complicaciones, se puede colocar una prótesis preparatoria. Una prótesis preparatoria es temporal y permite soportar peso progresivamente y cambiar los componentes para que coincidan con los requisitos funcionales cambiantes de los pacientes a medida que se acostumbran a caminar y realizar otras actividades. Es posible que sea necesario volver a colocar el receptáculo de la prótesis preparatoria varias veces durante este período.

Además de mejorar la movilidad y la independencia, las ventajas del ajuste temprano de la prótesis incluyen lograr una mejor aceptación de la amputación, restaurar la imagen corporal, reducir el dolor fantasma, aumentar la propiocepción, reducir la sensación fantasma y acelerar la maduración del miembro residual.

El miembro residual de los adultos continúa experimentando un considerable cambio de volumen y forma durante 12 a 18 meses después de la amputación. En este momento, la prótesis preparatoria se puede cambiar por una prótesis definitiva o permanente, que a menudo utiliza los mismos componentes de articulación y apéndice que se identificaron como óptimos durante la fase preparatoria. Sin embargo, incluso después de considerar que un miembro residual es maduro (> 18 meses después de la amputación), el volumen de líquido del miembro residual continuará fluctuando diariamente y a largo plazo. La magnitud del cambio varía entre los individuos y puede ser problemática.

Aprendizaje para usar una prótesis de miembro

El paciente inicialmente aprende cómo funcionar con una prótesis durante el proceso de adaptación. El proceso implica varias citas para lograr niveles aceptables de comodidad y estabilidad.

Para los pacientes con prótesis del miembro superior, una vez que se logra la comodidad y la estabilidad, el protesista trabaja para proporcionar la máxima capacidad funcional con un posicionamiento espacial apropiado de las articulaciones y los apéndices. Un terapeuta ocupacional luego trabaja con el paciente para optimizar la función de las actividades diarias específicas del paciente.  

Para los pacientes con prótesis del miembro inferior, una vez que se logra la comodidad y la estabilidad del miembro residual, se introduce una prótesis de cadera, rodilla, tobillo y/o pie para lograr el equilibrio y la postura. El paciente inicialmente comienza la deambulación dentro de barras paralelas. El protesista asegura el logro de una eficiencia biomecánica suficiente antes de que el fisioterapeuta vea al paciente para el entrenamiento de la marcha. A medida que el paciente aprende a deambular de manera eficaz, el protesista modificará el encaje para compensar los cambios morfológicos en los tejidos y en la alineación biomecánica de las articulaciones y los apéndices. Además, a medida que el paciente se aclimata y puede deambular de manera más rápido, la prótesis de cadera, rodilla, tobillo y/o pie puede requerir cambios para proporcionar una función y una deambulación óptima y eficaz.

El asesoramiento y la psicoterapia pueden ayudar cuando los pacientes presentan dificultades prolongadas para adaptarse a la pérdida de su miembro y al uso de la prótesis.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Como montar y usar muletas
Video
Como montar y usar muletas

REDES SOCIALES

ARRIBA