Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Retinopatía diabética
Retinopatía diabética
Retinopatía diabética

Durante la visión normal, la luz pasa a través de la córnea, sobre la superficie externa del ojo, y luego a través de la pupila y el cristalino, concentrándose en la retina. La retina es una membrana delicada y sensible a la luz localizada en la parte posterior del ojo.

Una persona con diabetes puede desarrollar daño en los vasos sanguíneos que proporcionan alimento a la retina. Cuando los vasos sanguíneos de la retina están dañados, pueden presentar fugas, hincharse o desarrollar ramas y extensiones similares a las de un cepillo. Este daño puede conducir a una retinopatía diabética.

Las personas con retinopatía diabética pueden experimentar visión borrosa, zonas ciegas o resplandores en presencia de luz brillante. A medida que la enfermedad evoluciona pueden aparecer visión nublada, puntos ciegos y flotadores (moscas volantes). Los flotadores (moscas flotantes) son pequeños puntos que flotan en el campo de visión.

La retinopatía diabética no tratada puede conducir a la ceguera. Es importante que las personas con diabetes se sometan a revisiones oculares periódicas.