Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cómo tomar la temperatura del niño

Cómo tomar la temperatura del niño

La temperatura del niño se puede medir en el recto, el oído, la boca, la frente o la axila. La temperatura rectal se toma con un termómetro digital. Los termómetros digitales son más fáciles de usar y dan lecturas mucho más rápidas (y por lo general emiten una señal una vez realizada la medición). Los termómetros de cristal que contienen mercurio ya no se recomiendan debido al riesgo de que se rompan exponiendo al usuario al mercurio.

La temperatura rectal es más precisa Es decir, está más cerca de la verdadera temperatura interna del cuerpo del niño. Para tomar la temperatura rectal, el bulbo del termómetro debe ser cubierto con un lubricante. A continuación, el termómetro se introduce suavemente alrededor de 1,25 a 2,5 cm en el recto mientras el niño está tumbado boca abajo sin moverse.

La temperatura del oído se toma con un dispositivo digital que mide la radiación infrarroja del tímpano. Los termómetros del oído no son fiables en lactantes de menos de 3 meses de edad. Para tomar la temperatura en el oído, la sonda del termómetro se coloca en la abertura de la oreja sellándola por completo, y luego se pulsa el botón de inicio. Un lector digital muestra la temperatura.

Para tomar la temperatura oral se coloca un termómetro digital debajo de la lengua del niño durante 2 a 3 minutos. Con este sistema se proporcionan lecturas fiables, pero es difícil de tomar en los niños pequeños, ya que tienen dificultad para mantener su boca cerrada suavemente alrededor del termómetro, lo que es necesario para una lectura precisa. La edad en la que se puede tomar de forma fiable la temperatura oral varía de un niño a otro, pero habitualmente es después de los 4 años.

Las temperaturas en la frente (temperaturas de la arteria temporal) se toma con un dispositivo digital que mide la radiación infrarroja de una arteria localizada en la frente (la arteria temporal). Para ello se desplaza ligeramente el sensor del termómetro a través de la frente, de la línea del cabello a la línea del cabello del otro lado, mientras se presiona el botón de escaneo. Un lector digital muestra la temperatura. La temperatura de la frente no es tan precisa como la rectal, especialmente en los lactantes menores de 3 meses de edad.

La temperatura de la axila se toma colocando el termómetro digital en la axila del niño directamente sobre la piel. Los médicos rara vez utilizan este método porque es menos preciso que los otros (las lecturas suelen ser demasiado bajas y variables). Sin embargo, si los cuidadores se sienten incómodos al tomar la temperatura rectal y no tienen un dispositivo para medir la temperatura de la frente o del oído, la medición de la temperatura en la axila puede ser mejor que no realizar ninguna medición.