Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Paracoccidioidomicosis

(Blastomicosis sudamericana)

Por

Sanjay G. Revankar

, MD, Wayne State University School of Medicine

Última revisión completa sep. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

La paracoccidioidomicosis (blastomicosis sudamericana) es una infección causada por el hongo Paracoccidioides brasiliensis.

  • Las esporas del hongo, que crecen en el suelo, pueden inhalarse.

  • La mayoría de las personas afectadas no presentan síntomas pero, si llegan a presentase, suelen aparecer años después de la inhalación del hongo.

  • La paracoccidioidomicosis suele provocar tos, fiebre, sensación de falta de aire y dificultad para respirar, pero puede provocar úlceras, hinchazón de los ganglios linfáticos y, en algunos casos, dolor abdominal.

  • Los médicos diagnostican la infección identificando el hongo en muestras de tejido.

  • Los médicos suelen tratar la paracoccidioidomicosis con el medicamento antifúngico itraconazol.

La paracoccidioidomicosis está causada por la inhalación de esporas del hongo que se reproduce en la tierra.

La paracoccidioidomicosis suele afectar a los pulmones, la piel, la boca, la garganta y los ganglios linfáticos, aunque a veces aparece en el hígado o el bazo. Se produce con mayor frecuencia en los trabajadores agrícolas, sobre todo en los cultivadores de café. Ocurre solo en partes de América Central y del Sur (particularmente en Brasil), donde se estima que puede haber unos 10 millones de personas infectadas.

Suele afectar a hombres entre los 20 y los 50 años de edad. Alrededor del 5 al 10% de los casos ocurren en personas jóvenes (de ambos sexos). La paracoccidioidomicosis infecta habitualmente a personas con un sistema inmunológico sano. Sin embargo, a veces infecta a personas que tienen un sistema inmunológico debilitado (a causa de otro trastorno o por el consumo de fármacos que deprimen el sistema inmunológico).

Síntomas

La mayoría de las personas que inhalan las esporas desarrollan una infección asintomática. Si llegan a presentarse, los síntomas suelen aparecer meses o años después de la exposición inicial.

El cuadro de la paracoccidioidomicosis, si se desarrolla, por lo general se parece al de una neumonía, ya que provoca tos, fiebre y dificultad para respirar, y puede resolverse por sí solo.

La infección puede propagarse de los pulmones a otras partes del cuerpo. Pueden formarse llagas dolorosas en la boca y en la piel. Los ganglios linfáticos infectados se inflaman y de ellos llega a supurar pus a través de la piel; no obstante, esto no suele causar mucho dolor. Los ganglios linfáticos más frecuentemente afectados son los del cuello y las axilas. El hígado y el bazo pueden aumentar de tamaño, causando algunas veces dolor abdominal. En ocasiones, los síntomas persisten durante bastante tiempo, pero la infección no suele ser mortal.

Algunas personas con paracoccidioidomicosis desarrollan un trastorno pulmonar crónico, que causa cicatrización (fibrosis) y daño generalizado en los pulmones (enfisema).

Cuando la paracoccidioidomicosis se produce en personas más jóvenes o en personas con infección por el VIH o sida, la infección es más agresiva. Se propaga ampliamente, incluyendo a la médula ósea y otros órganos. Las personas afectadas presentan fiebre y pierden peso. Los ganglios linfáticos, el hígado y el bazo se agrandan, y se produce anemia.

Diagnóstico

  • Análisis y cultivo de muestras de tejido infectado

Los médicos sospechan paracoccidioidomicosis basándose en los síntomas y en los resultados de la exploración física.

Para diagnosticar la paracoccidioidomicosis, el médico obtiene muestras de tejido para analizarlas al microscopio y realizar un cultivo.

Tratamiento

  • Itraconazol (un fármaco antifúngico)

El antimicótico itraconazol, administrado por vía oral, es el tratamiento de elección para la paracoccidioidomicosis.

La combinación trimetoprima/sulfametoxazol es una alternativa, pero debe tomarse durante mucho más tiempo (por ejemplo, hasta 5 años) que el itraconazol (por ejemplo, durante 6 a 12 meses).

La anfotericina B también es eficaz, pero debido a sus efectos secundarios se reserva para los casos muy graves.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Medicamentos antivirales
Video
Medicamentos antivirales
Los virus son agentes infecciosos que penetran y se reproducen (replican) dentro de las células...
Modelos 3D
Ver todo
Tuberculosis: macrófagos alveolares infectados
Modelo 3D
Tuberculosis: macrófagos alveolares infectados

REDES SOCIALES

ARRIBA