Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Enfermedad de manos, pies y boca

Por

Brenda L. Tesini

, MD, University of Rochester School of Medicine and Dentistry

Última revisión completa sep. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

La enfermedad de manos, pies y boca es una infección por enterovirus que causa fiebre y una erupción en las manos, los pies y la boca, con mayor frecuencia en niños pequeños.

  • La enfermedad de manos, pies y boca está causada por varios enterovirus y generalmente se transmite al entrar en contacto con material contaminado o gotitas transportadas por el aire.

  • Los síntomas consisten en fiebre, úlceras bucales dolorosas y una erupción cutánea.

  • El diagnóstico se basa en la exploración de las llagas bucales y la erupción.

  • Una buena higiene de las manos puede ayudar a prevenir la infección.

  • El tratamiento incluye medidas para aliviar el dolor y la fiebre.

Esta enfermedad puede estar causada por muchos enterovirus diferentes, como el virus de Coxsackie, y es más frecuente entre los niños pequeños. La enfermedad de manos, pies y boca es más frecuente en primavera, verano y otoño, pero puede ocurrir en invierno.

Las personas se infectan cuando entran en contacto con cualquiera de los elementos siguientes:

  • Una persona infectada (por ejemplo, al abrazar a un contacto personal cercano)

  • Gotitas esparcidas por el aire cuando una persona infectada tose o estornuda

  • Heces, como al cambiar los pañales de una persona infectada y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca antes de lavarse las manos

  • Objetos y superficies contaminados, como picaportes, y luego tocarse los ojos, la boca o la nariz antes de lavarse las manos

Las personas afectadas son más contagiosas durante la primera semana de la enfermedad.

Síntomas

Un síntoma común de la enfermedad de manos, pies y boca es la fiebre. Esta enfermedad afecta la piel y las membranas mucosas, causando aftas dolorosas en el interior de la boca. La erupción aparece de forma característica en las manos y los pies y, ocasionalmente, en los brazos, la parte superior de las piernas, las nalgas o los genitales y, con menos frecuencia, en el torso y la cara. Los niños tienen una llaga en la garganta o dolor en la boca y pueden negarse a comer. Las llagas por lo general se curan rápidamente.

Dependiendo de qué virus causa esta enfermedad, los niños desarrollan con muy poca frecuencia infecciones del sistema nervioso central, tales como meningitis aséptica o encefalitis.

Una cepa de virus de Coxsackie que causa formas atípicas de la enfermedad de manos, pies y boca puede hacer que aparezcan llagas en diferentes partes del cuerpo. Las llagas varían en tamaño y algunas veces son graves. Con estas formas atípicas también puede ocurrir meningitis aséptica, pero la mayoría de las personas se recuperan por completo.

Diagnóstico

  • Evaluación médica

Para diagnosticar la enfermedad de manos, pies y boca, los médicos examinan las llagas.

El médico puede enviar muestras de material extraído de la garganta o las heces a un laboratorio para su cultivo y análisis.

Prevención

  • Una buena higiene

El lavado de manos constituye una manera simple y eficaz de ayudar a prevenir la enfermedad de manos, pies y boca. Los cuidadores deben lavarse las manos después de cambiar pañales. La mayoría de las infecciones que causan enfermedad de manos, pies y boca se transmiten por el contacto entre personas, especialmente por el contacto directo o indirecto con heces infectadas; por tanto, un buen lavado de manos con agua y jabón después de cada deposición es un importante medio de prevención.

Las áreas de cambio de pañales deben ser desinfectadas con una solución de lejía de uso doméstico recién preparada (¼ de taza [60 mL] de lejía diluida en 1 galón [3,79 L] de agua). Las superficies que se tocan con frecuencia y los artículos sucios, incluidos los juguetes, deben limpiarse y desinfectarse.

Las personas deben evitar el contacto cercano, como besarse y abrazarse, y compartir utensilios para comer o vasos con personas infectadas.

Actualmente no existe una vacuna contra los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca.

Tratamiento

  • Alivio de los síntomas

El tratamiento de la enfermedad de manos, pies y boca se dirige a aliviar los síntomas.

Los fármacos como el acetaminofeno (paracetamol) o el ibuprofeno ayudan a aliviar el dolor y la fiebre. (PRECAUCIÓN: la aspirina [ácido acetilsalicílico] no debe administrarse a los niños debido a la posibilidad de que desarrollen síndrome de Reye.) Los dientes se deben cepillar suavemente con un cepillo de dientes blando y se deben enjuagar con agua salada. Los afectados deben seguir una dieta blanda y evitar los alimentos ácidos o salados. Es importante beber suficientes líquidos para evitar la deshidratación, incluso si las llagas en la boca son dolorosas.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Medicamentos antivirales
Video
Medicamentos antivirales
Los virus son agentes infecciosos que penetran y se reproducen (replican) dentro de las células...
Modelos 3D
Ver todo
Tuberculosis: macrófagos alveolares infectados
Modelo 3D
Tuberculosis: macrófagos alveolares infectados

REDES SOCIALES

ARRIBA