Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Evaluación del hombro

Por

Alexandra Villa-Forte

, MD, MPH, Cleveland Clinic

Última modificación del contenido dic. 2017
Información: para pacientes
Recursos de temas

Examen físico del hombro

Anatomía del hombro (vista anterior)

Anatomía del hombro (vista anterior)

El examen físico del hombro involucra

  • Inspección

  • Palpación en busca de hipersensibilidad y calor excesivo

  • Evaluación del rango de movimiento y la fuerza

  • Pruebas para detectar compresión nerviosa

La inspección incluye la observación de eritema, deformidad o lesiones en la piel, incluidas las cicatrices quirúrgicas, y la asimetría en comparación con el hombro no afectado (lo que sugiere desgaste muscular).

Dado que el dolor del hombro puede ser referido de otras áreas hacia regiones cercanas a este, su palpación debe incluir las articulaciones glenohumeral, acromioclavicular y esternoclavicular, la apófisis coracoides, la clavícula, el acromion, la bolsa subacromial, el tendón del bíceps y las tuberosidades mayor y menor del húmero (ver figura Anatomía del hombro (vista anterior)), así como la escápula y el cuello. El cuello se examina como parte de cualquier evaluación del hombro debido a que el dolor puede proceder de la columna cervical (en particular, con la radioculopatía C5).

El derrame de la articulación glenohumeral puede producir una prominencia entre la apófisis coracoides y la cabeza del húmero. Entre las posibles causas, se incluyen artritis reumatoide, artrosis, artritis aguda infecciosa, hombro de Milwaukee y otras artropatías.

El rango de movimiento limitado, la debilidad, el dolor y otras alteraciones de la movilidad causadas por deterioro del manguito rotador se pueden identificar rápidamente haciendo que el paciente intente, tanto por abducción como por flexión, levantar ambos brazos por encima de la cabeza y luego bajarlos lentamente. Maniobras específicas contra resistencia pueden ayudar a determinar qué tendones están afectados. Deben evaluarse La fuerza y la sensibilidad:

  • El infraespinoso y el redondo menor se evalúan haciendo que el paciente oponga resistencia a la presión de la rotación externa con los brazos a ambos lados con los codos flexionados a 90°; esta posición aísla la función de los músculos del manguito de los rotadores de la de otros músculos como el deltoides. La debilidad durante esta prueba indica una disfunción significativa del manguito de los rotadores (p. ej., un desgarro completo).

  • El supraespinoso se evalúa haciendo que el paciente resista la presión hacia abajo en los brazos mantenidos en flexión (anterior) con los pulgares mirando hacia abajo y los codos extendidos (prueba del bote vacío o prueba de Jobe).

  • El subescapular se evalúa haciendo que el paciente coloque la mano detrás de la espalda con el dorso apoyado en la parte inferior de la espalda. El examinador levanta la mano de la parte inferior de la espalda. El paciente debe poder mantener la mano fuera de la piel de la espalda (prueba de despegue de Gerber).

La prueba de rascado de Apley evalúa la amplitud de movimiento del hombro haciendo que el paciente intente tocar la escápula opuesta con la punta de los dedos, estudia la abducción y la rotación externa. Por otro lado, estirar el brazo con el dorso de la mano evalúa la aducción y la rotación externa; estirar el brazo por debajo, detrás de la espalda hasta la escápula del otro lado con el dorso de la mano, estudia la aducción y la rotación internas.

Se consideran las pruebas para detectar compresión si se desencadena dolor. Incluyen las siguientes:

  • La prueba de Neer se realiza para comprobar si hay compresión de los tendones del manguito de los rotadores en el arco coracoacromial. Se realiza colocando el brazo en flexión forzada hacia adelante (levantado por encima de la cabeza) y en pronación completa.

  • La prueba de Hawkins también se realiza para comprobar compresiones. Se realiza flexionando el brazo a 90°, flexionando el codo pronado a 90° y luego forzando la rotación del hombro internamente (con movimiento de la mano hacia abajo).

Trastornos del hombro

La tendinitis del manguito rotador es la causa más frecuente de dolor de hombro. El tendón del supraespinoso está involucrado con mayor frecuencia y el subescapular es el segundo. La abducción activa en un arco de 40 a 120° y la rotación interna producen dolor (véase síntomas y signos de la lesión del manguito de los rotadores). La abducción pasiva causa menos dolor, pero la abducción contra resistencia puede aumentar el dolor.

La tendinitis bicipital causa dolor en el tendón del bíceps que se agrava con la flexión del hombro o con la supinación del antebrazo contra resistencia. El examinador puede provocar hipersensibilidad a la palpación en la zona proximal sobre el surco bicipital del húmero haciendo rodar el tendón bicipital bajo el pulgar. Además, puede hacerse prueba de velocidad. En esta prueba, el brazo se extiende por detrás del plano corporal, mientras que el codo está recto y el antebrazo está supinado.

La lesión de la articulación acromioclavicular se evalúa con la prueba de aducción cruzada. En esta prueba, el examinador estabiliza el hombro con una mano, flexiona el hombro hacia adelante a 90° con el codo en pronación, y lleva el brazo recto a través de la parte frontal del cuerpo, hacia el lado opuesto. La provocación del dolor es una prueba positiva.

La inestabilidad de la articulación glenohumeral anterior se prueba mediante la estabilización de la articulación sosteniéndola por detrás y la tracción hacia atrás del brazo con el hombro abducido a 90° y el codo flexionado a 90° (aumentando la abducción y la rotación externa). Se considera un resultado positivo la sensación de inestabilidad articular (no dolor).

Artrocentesis del Hombro

El enfoque habitual es anterior. El sitio de entrada de la aguja es inferior y lateral a la apófisis coracoides y medial a la cabeza del húmero. Se usa una aguja de diámetro 25 para crear un habón de anestésico local sobre el sitio de entrada de la aguja. Luego se inyecta más anestésico en los tejidos más profundos a lo largo de la trayectoria prevista de la aguja de la artrocentesis. Se usa una aguja de 5 cm (2 pulgadas) y diámetro 20 para aspirar la articulación. La piel se aborda perpendicularmente y la aguja se dirige posteriormente hacia el borde glenoideo, con contrapresión en el émbolo de la jeringa durante el avance. El líquido sinovial ingresa en la jeringa cuando se accede a la articulación. Se drena todo el líquido de la articulación. La aguja se redirige en un ángulo diferente si golpea el hueso. La artrocentesis de hombro puede ser técnicamente difícil.

Artrocentesis del hombro

Se punza la articulación glenohumeral con el paciente sentado con el brazo a un costado y la mano sobre la falda. Se introduce la aguja en la parte anterior, levemente inferior y lateral a la apófisis coracoides, y se orienta hacia atrás hacia la fosa glenoidea. También puede punzarse desde la parte posterior.

Artrocentesis del hombro
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo examinar el cuello
Video
Cómo examinar el cuello
Modelos 3D
Ver todo
Sistema musculoesquelético de la rodilla
Modelo 3D
Sistema musculoesquelético de la rodilla

REDES SOCIALES

ARRIBA