Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Inducción del trabajo de parto

Por

Julie S. Moldenhauer

, MD, Children's Hospital of Philadelphia

Última modificación del contenido jun. 2018
Información: para pacientes

La inducción del trabajo de parto es la estimulación de las contracciones uterinas antes de que la evolución espontánea logre un parto vaginal.

Indicaciones

La inducción del trabajo de parto puede ser

Antes de la inducción electiva, se debe determinar la edad gestacional. La inducción electiva no se recomienda antes de las 39 semanas.

Las contraindicaciones a la inducción incluyen tener o haber tenido lo siguiente:

  • Cirugía del fondo uterino

  • Cirugía fetal abierta (p. ej., la reparación de mielomeningocele)

  • Miomectomía que implica el ingreso en la cavidad uterina

  • Cesárea clásica (vertical) previa en la porción muscular más gruesa del útero

  • Presentación fetal anormal (p. ej., posición transversa, presentación del cordón umbilical, ciertos tipos de desproporción fetopelviana)

La presencia de cicatrices uterinas múltiples y una presentación de nalgas o podálica son contraindicaciones relativas.

Técnica

Si el cuello está cerrado, largo y duro (desfavorable), el objetivo es provocar la apertura y hacer que se borre (favorable). Pueden usarse varios métodos farmacológicos y mecánicos. Incluyen

  • Misoprostol 25 mcg por vía vaginal cada 3 a 6 h

  • Prostaglandina E2 por vía intracervical (0,5 mg) o en forma de pesario intravaginal (10 mg [las prostaglandinas están contraindicadas en mujeres con cesáreas previas o cirugías uterinas porque estos agentes aumentan el riesgo de rotura uterina]).

  • Oxitocina en dosis bajas o altas

  • Uso de laminarias y de catéteres con balón transcervicales, que pueden ser útiles cuando otros métodos son ineficaces o existen contraindicaciones

  • Dilatación mecánica con una sonda de Foley (de látex de doble luz) más misoprostol u oxitocina (1)

Una vez que el cuello es favorable, se induce el trabajo de parto.

Una infusión continua de oxitocina IV es el método más comúnmente usado; es seguro y efectivo en relación con los costos. Se administran bajas dosis de oxitocina, 0,5 o 2 miliunidades/min, aumentadas a razón de 1 o 2 miliunidades/min, en general cada 15 a 60 min. También pueden administrarse altas dosis de oxitocina, 6 miliunidades/min, aumentadas a razón de 1 a 6 miliunidades/min cada 15 a 40 min hasta un máximo de 40 miliunidades/min. Con dosis > 40 miliunidades/min, el exceso de retención de agua puede producir una intoxicación hídrica. El uso de oxitocina debe ser supervisado para evitar la taquisistolia uterina (> 5 contracciones en 10 min promediados de 30 min), que puede comprometer al feto.

La monitorización fetal externa se realiza en forma sistematica; después de la amniotomía (rotura deliberada de membranas), puede estar indicada la monitorización interna si el estado fetal no puede evaluarse externamente. La amniotomía puede realizarse para acelerar el trabajo de parto cuando la cabeza está apoyada en un cuello favorable y no puede rechazarse (no está móvil).

Referencia sobre la técnica

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo manejar una inversión uterina
Video
Cómo manejar una inversión uterina
Modelos 3D
Ver todo
Contenidos de la pelvis femenina.
Modelo 3D
Contenidos de la pelvis femenina.

REDES SOCIALES

ARRIBA