Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Atención residencial

Por

Debra Bakerjian

, PhD, APRN, Betty Irene Moore School of Nursing, UC Davis

Última modificación del contenido feb. 2018
Información: para pacientes

Además de los geriátricos, hay una variedad de instalaciones y programas para ayudar a las personas que ya no pueden vivir solas sin apoyo. Tres ejemplos son

  • Hogares de reposo

  • Programas de vivienda asistida

  • Comunidades de atención cotidiana (comunidades de retiro con atención continua)

Hogares de reposo

Los hogares de reposo brindan cuidados a ancianos que no pueden vivir en forma independiente pero que no necesitan la supervisión continua proporcionada en los hogares de ancianos. Este tipo de centros proveen típicamente los siguientes servicios:

  • Una habitación

  • Comidas en un comedor comunitario

  • Personal doméstico (p. ej., lavandería, limpieza)

  • Asistencia mínima para el cuidado personal

  • En ocasiones, supervisión en la administración de fármacos

El número de hogares de reposo va en aumento porque representan alojamientos económicos, con fondos federales que albergan a un número cada vez mayor de ancianos que de lo contrario requerirían internación en un hogar de ancianos con el aporte de fondos estatales del Medicaid.

Bajo regulaciones mínimas y a veces no habilitados, estas instituciones alojan sobre todo a 2 grupos de pacientes, que muchas veces conviven: ancianos y enfermos mentales no institucionalizados. Si bien algunos de estos hogares son excelentes, otros tienden a acomodar a los discapacitados en edificios con condiciones inferiores a las necesarias y a emplear escaso personal capacitado.

Los médicos deben tratar de asegurar que los pacientes que viven en hogares de reposo estén seguros y reciban el cuidado apropiado. Puede ser necesaria la visita del médico o el envío de un enfermero o un asistente social para evaluar al paciente.

Programas de vivienda asistida

Los programas de vivienda asitida permiten que los residentes con problemas para realizar las actividades de la vida cotidiana mantengan su independencia en ámbitos personalizados a través de la provisión o la disposición de la entrega de las comidas, servicios personales y de sostén, cuidados relacionados con la salud y vigilancia las 24 horas del día, según se considere necesario.

Los programas de vivienda asistida característicos brindan los siguientes servicios:

  • Comidas

  • Cuidados personales

  • Tareas domésticas

  • Traslados

  • Vigilancias las 24 horas, si es necesario

El coste medio anual de los programas de vivienda asistida fue de aproximadamente $ 43.500 en 2016. Estos programas están a cargo de fondos privados, seguros, organizaciones comunitarias de caridad o grupos religiosos. Algunos estados ofrecen algunas exenciones para ayudar a los servicios de cobertura en estos entornos.

Comunidades destinadas a la atención de la salud

Las comunidades destinadas a la atención de la salud ofrecen un contrato que permanece vigente durante toda la vida del paciente y, como mínimo, garantiza alojamiento y acceso a varios servicios de salud.

Estas insituciones (comunidades de retiro con atención continua) ofrecen diferentes niveles de cuidados:

  • Personas que pueden vivir en forma independiente

  • Personas que necesitan asistencia

  • Personas que necesitan atención de enfermería especializada

En general, las personas abonan una matrícula elevada (entre $50.000 y $500.000) para ingresar en la comunidad y una cuota todos los meses. En algunas comunidades, los residentes sólo pagan una cuota mensual por el alquiler del servicio o paquetes de salud. En otras, los residentes pueden adquirir un condominio, una cooperativa o una membresía y los paquetes de servicios o de salud pueden obtenerse por separado.

Hay 3 tipos principales de comunidades:

  • Las cubiertas por un contrato que incluye todos los servicios

  • Las cubiertas por un contrato modificado que limita la atención a largo plazo salvo que se aumente la cuota mensual

  • Las cubiertas por un contrato de "pago por servicio", en el que se pagan los servicios de salud que se utilizan

Si reciben financiación adecuada y su gerenciación es buena, las comunidades destinadas a la atención de la salud proporcionan una amplia variedad de alojamiento y de servicios sociales, de sostén y de salud que permiten que sus residentes vivan cómodamente. No obstante, algunas comunidades no están bien reguladas y en algunas, los bienes de los residentes se pierden debido a un manejo inescrupuloso o a un manejo bien intencionado pero inepto.

Las comunidades pueden ocupar un solo edificio o abarcar un campo de varias hectáreas con opciones de alojamiento que oscilan desde apartamentos pequeños hasta casas con varias habitaciones. Muchas de ellas tienen edificios comunitarios para eventos sociales organizados, comedores, clubes, centros deportivos, salidas programadas y opciones vacacionales. Suele permitirse el acceso a la atención médica y la mayoría de los programas están afiliados a instituciones para la atención de enfermos agudos.

Medicare y Medicaid por lo general no pagan por la residencia en una comunidad de atención de la salud, pero pueden ayudar a pagar por el cuidado de enfermería especializada cuando sea necesario. Seguro de cuidado a largo plazo puede reembolsar a los residentes las cuotas mensuales, así como servicios de cuidado personal.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA