Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Introducción a los problemas del pie

Por

Kendrick Alan Whitney

, DPM, Temple University School of Podiatric Medicine

Última revisión completa dic. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Algunos problemas del pie comienzan en el propio pie, por ejemplo a consecuencia de un traumatismo. Pueden aparecer problemas en cualquier hueso, articulación, músculo, tendón o ligamento del pie.

Las fracturas del pie y del tobillo son bastante frecuentes.

Otros problemas del pie se deben a enfermedades que afectan a muchas partes del organismo, como la diabetes, la gota u otros tipos de artritis.

La presencia de una alteración en la coloración de las uñas del pie siempre debe ser valorada por un médico, porque puede estar causada por ciertos trastornos, como las infecciones por hongos.

Las personas con diabetes o enfermedad arterial periférica (estrechamiento de las arterias que irrigan las piernas, los brazos y posiblemente los órganos internos) deben observarse los pies diariamente buscando signos de infección o úlceras y deben acudir a un médico o especialista (podólogo) para que les revise los pies por lo menos dos veces al año (ver Cuidado de los pies).

Edad y salud: problemas en los pies en personas mayores

Con la edad, se producen muchos cambios en los pies:

  • Las personas mayores suelen tener menos vello en los pies.

  • Puede aparecer una coloración marrón (pigmentación) en forma de manchas o parches.

  • La piel se puede resecar.

  • Las uñas de los pies a menudo se vuelven más gruesas y curvas.

  • Es frecuente que aparezcan Infecciones por hongos en las uñas.

  • Se prodrucen cambios en el tamaño de los pies.

Los pies pueden incluso agrandarse, tanto a lo largo como a lo ancho, debido a cambios en los ligamentos y las articulaciones. Este tipo de cambios pueden hacer necesario el uso de zapatos más grandes. Por lo tanto, los pies deben medirse de forma periódica o al comprar zapatos nuevos.

Los pies también pueden haber sido afectados por el uso, durante toda la vida, de un calzado poco adecuado a las características del pie.

Tabla
icon

Tratamiento

  • Cambios en el calzado y ortesis

  • Inyecciones de anestésicos y/o corticoesteroides

  • En ciertas ocasiones, intervención quirúrgica

Muchos trastornos del pie se tratan con éxito cambiando el tipo de calzado, por ejemplo alternando varios pares distintos, o utilizando plantillas u otros dispositivos en el interior del zapato que modifican la posición o la amplitud de movimiento del pie y alivian la presión sobre las articulaciones afectadas o las zonas doloridas (lo que se conoce como ortesis).

Las inyecciones de un anestésico local en la articulación afectada o la zona dolorida a menudo alivian el dolor y atenúan los espasmos musculares de forma que las articulaciones se mueven con mayor facilidad, y también se puede inyectar un corticoesteroide para reducir la inflamación.

Si estos tratamientos no tienen éxito, a veces es necesaria la cirugía para mejorar el alineamiento y la función de las articulaciones y aliviar el dolor.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Tomografía computarizada (TC)
Video
Tomografía computarizada (TC)
Para detectar tanto el daño óseo como el de tejidos blandos se emplea una tomografía computarizada...
Modelos 3D
Ver todo
Artritis reumatoide temprana de la mano
Modelo 3D
Artritis reumatoide temprana de la mano

REDES SOCIALES

ARRIBA