Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Artritis por pirofosfato cálcico

(Pseudogota; enfermedad por depósito de cristales de pirofosfato cálcico; enfermedad por depósito de cristales de pirofosfato cálcico dihidratado)

Por

Brian F. Mandell

, MD, PhD, Cleveland Clinic

Última revisión completa oct. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

La artritis por pirofosfato cálcico (antiguamente llamada seudogota) es un trastorno causado por el depósito de cristales de pirofosfato de calcio dihidratado en el cartílago articular, lo que ocasiona crisis intermitentes con inflamación dolorosa de la articulación o el desarrollo de una artritis crónica similar a la artritis reumatoide.

  • Los cristales se acumulan en el líquido sinovial y en los cartílagos de las articulaciones y causan distintos grados de inflamación y lesión tisular.

  • El diagnóstico se confirma al encontrar cristales de pirofosfato cálcico en el líquido sinovial.

  • El tratamiento consiste en la administración de fármacos antiinflamatorios no esteroideos, de colquicina, y algunas veces en la inyección de corticoesteroides en el interior de las articulaciones.

La artritis por pirofosfato cálcico suele aparecer en personas mayores y afecta por igual a hombres y mujeres.

Causas das artritis por pirofosfato cálcico y gota

Se desconoce por qué razón los cristales de pirofosfato cálcico se depositan en las articulaciones de los afectados. Los cristales suelen producirse en los sujetos que presentan:

Sin embargo, la mayoría de las personas con artritis por pirofosfato cálcico (seudogota) no sufren ninguno de estos trastornos. El trastorno rara vez puede ser hereditario.

Síntomas de la artritis por pirofosfato cálcico y gota

Los síntomas de la artritis por pirofosfato cálcico son muy variables. Algunas personas sufren crisis de inflamación articular dolorosa (artritis) similares a los brotes de gota, habitualmente en las rodillas, las muñecas u otras articulaciones relativamente grandes. Otras presentan dolor crónico y rigidez persistentes en las articulaciones de los brazos y de las piernas, que pueden ser similares a los de la artritis reumatoide Artritis reumatoide La artritis reumatoide es una artritis inflamatoria en la que las articulaciones, entre las que se suelen incluir las de manos y pies, se inflaman, dando lugar a hinchazón, dolor y frecuentemente... obtenga más información Artritis reumatoide o la artrosis Artrosis La artrosis es un trastorno crónico que causa alteraciones en el cartílago y los tejidos circundantes, y se caracteriza por dolor, rigidez y pérdida de la función. La artritis causada por la... obtenga más información Artrosis .

Las crisis dolorosas repentinas (agudas) suelen ser menos intensas que las de la gota, aunque como en esta, las crisis de artritis por pirofosfato cálcico (seudogota) pueden causar fiebre. Algunos afectados no sufren dolor entre crisis, y otros no la sufren en ningún momento a pesar de presentar grandes depósitos de cristales.

A diferencia de la gota, en la que suelen formarse acumulaciones de cristales en los tejidos situados alrededor de las articulaciones, en la artritis por pirofosfato cálcico (seudogota) no suelen desarrollarse nódulos duros de cristales (tofos).

Diagnostico de artritis por pirofosfato cálcico y gota

  • Examen microscópico del líquido sinovial

  • A veces, radiografías o ecografías

Los médicos sospechan el diagnóstico de artritis por pirofosfato cálcico (seudogota) en personas mayores con artritis, en particular cuando las articulaciones están inflamadas, calientes y dolorosas. El diagnóstico se confirma al extraer líquido de una articulación inflamada con ayuda de una aguja ( artrocentesis Aspiración articular (artrocentesis) El médico suele diagnosticar un trastorno musculoesquelético basándose en el historial médico y en los resultados de la exploración física. Las pruebas de laboratorio, las pruebas de diagnóstico... obtenga más información Aspiración articular (artrocentesis) ) donde se encuentran cristales de pirofosfato cálcico dihidratado. Estos pueden distinguirse de los cristales de ácido úrico (que causan gota) utilizando un microscopio especial de luz polarizada.

Pronóstico de la artritis por pirofosfato cálcico y gota

A menudo, las articulaciones inflamadas se curan sin problemas residuales. Sin embargo, algunas personas pueden desarrollar artritis crónica y daño articular permanente, y algunas articulaciones resultan tan gravemente dañadas que puede confundirse con artropatía neurógena (Artropatía neurógena) La artropatía neurógena está causada por la destrucción progresiva de la articulación, con frecuencia muy rápida, que se desarrolla porque la persona no es capaz de sentir dolor, se lesiona... obtenga más información (articulaciones de Charcot).

Tratamiento de la artritis por pirofosfato cálcico y gota

  • El drenaje del líquido de la articulación y la inyección de un corticosteroide

  • Fármacos antiinflamatorios no esteroideos

  • La colquicina para ayudar a prevenir los ataques

  • Fisioterapia

Habitualmente, el tratamiento puede detener las crisis agudas y prevenir nuevas crisis, aunque no puede revertir las alteraciones en las articulaciones ya dañadas. Se puede drenar el exceso de líquido de la articulación e inyectar una suspensión de corticoesteroides en su interior para reducir la inflamación y el dolor de forma rápida.

Los medicamentos que se toman por vía oral ayudan a tratar la artritis por pirofosfato de calcio. Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos Los analgésicos son los principales fármacos utilizados para tratar el dolor. El médico elige el analgésico en función del tipo de dolor y de su duración y, además, sopesa los posibles riesgos... obtenga más información (AINE) son los utilizados con mayor frecuencia para reducir el dolor y la inflamación en las crisis agudas.

Para limitar el número de crisis, puede administrarse colchicina (colquicina) ( ver Fármacos para el tratamiento de la gota Fármacos para el tratamiento de la gota Fármacos para el tratamiento de la gota ) a diario en dosis bajas (por lo general 1 o 2 comprimidos) por vía oral.

A diferencia de lo que sucede con la gota, no se dispone de ningún tratamiento específico efectivo a largo plazo para la artritis por pirofosfato cálcico. Sin embargo, la fisioterapia (como los ejercicios de fortalecimiento muscular y los de amplitud de movilidad articular) son útiles para mantener la función en las articulaciones.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
quiz link

Test your knowledge

Take a Quiz! 
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ARRIBA