Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Vasa previa

Por

Antonette T. Dulay

, MD, Main Line Health System

Última revisión completa ago. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

En la vasa previa, las membranas que contienen vasos sanguíneos que conectan el cordón umbilical con la placenta atraviesan la abertura del cuello uterino, la entrada del canal del parto.

  • La vasa previa puede causar un sangrado masivo en el feto y en la madre cuando se rompen las membranas que rodean al feto, por lo general justo antes de que comience el parto.

  • Para confirmar el diagnóstico, los médicos insertan un dispositivo ecográfico en la vagina para verificar la existencia de vasos sanguíneos sobre la abertura del cuello uterino o cerca de la misma.

  • Si una mujer sufre vasa previa, los médicos controlan la frecuencia cardíaca del feto con frecuencia después de las 28 semanas de embarazo para determinar si existe sufrimiento fetal.

  • Se requiere parto por cesárea, que a menudo se realiza entre las semanas 34 y las 37 o, si se presentan problemas, incluso antes.

Las complicaciones del embarazo, como la vasa previa, son problemas que aparecen solo durante el embarazo. Pueden afectar a la mujer, al feto o a ambos y presentarse en diferentes momentos del embarazo. Sin embargo, la mayor parte de las complicaciones del embarazo se pueden tratar con buenos resultados.

Esta afección está presente en aproximadamente 1 de cada 2500 a 5000 partos. Es más probable que ocurra cuando existen otras alteraciones de la placenta.

Normalmente, los vasos sanguíneos entre el feto y la placenta están en el cordón umbilical. En la vasa previa, algunos de estos vasos sanguíneos se encuentran en las membranas que rodean al feto, en el área entre el feto y la abertura del cuello uterino. Cuando las membranas se rompen (rotura del saco de las aguas), por lo general un poco antes de que comience el parto, estos vasos sanguíneos se pueden romper. Como resultado, el feto puede perder una cantidad considerable de sangre Si el sangrado es intenso, el feto puede morir y la madre puede sufrir complicaciones debidas a la pérdida masiva de sangre.

¿Qué es la vasa previa?

En la vasa previa, las membranas que contienen vasos sanguíneos del feto a la placenta atraviesan la entrada al canal del parto (la abertura del cuello uterino). Cuando se rompen las membranas (cerca del inicio del parto), estos vasos sanguíneos se pueden romper.

¿Qué es la vasa previa?

Síntomas

Por lo general, las mujeres tienen sangrado vaginal indoloro cuando rompen aguas, por lo general poco después de que comience el parto. La frecuencia cardíaca del feto suele ser lenta.

Diagnóstico

  • Ecografía

Los médicos pueden sospechar vasa previa cuando una ecografía rutinaria realizada en un momento previo del embarazo detecta ciertas anomalías en la placenta o cuando la frecuencia cardíaca del feto es anormal. La ecografía, que por lo general se realiza con un dispositivo introducido por la vagina (denominada ecografía transvaginal), puede mostrar los vasos sanguíneos que atraviesan la abertura del cuello uterino o que están ubicados cerca de esta y, por tanto, confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

  • Monitorización del feto

  • Necesidad de cesárea

Si la vasa previa se diagnostica antes del parto, los médicos suelen hacer una cardiotocografía en reposo, dos veces a la semana para verificar el bienestar del feto. La monitorización comienza por lo general entre las 28 y las 30 semanas de embarazo. También pueden recomendar la hospitalización de las mujeres alrededor de las 30 a 32 semanas de gestación o antes, con objeto de monitorizar el feto.

Se suelen administrar corticoesteroides a la madre para ayudar a que los pulmones del feto maduren.

Si vasa previa no causa complicaciones, los médicos a menudo programan el parto entre las 34 y 37 semanas de gestación. Sin embargo, el parto se puede adelantar si la madre o el feto están en peligro.

El parto es siempre por cesárea.

El parto de emergencia mediante cesárea suele ser necesario si

  • El sangrado vaginal continúa.

  • Las membranas se han roto.

  • El feto o la madre están en peligro.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Lactancia
Video
Lactancia
La parte exterior de la mama está formada por el pezón y la areola. La punta del pezón contiene...
Modelos 3D
Ver todo
Síndrome del ovario poliquístico
Modelo 3D
Síndrome del ovario poliquístico

REDES SOCIALES

ARRIBA