Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Comentario: Respuesta a las preguntas de los padres sobre las vacaciones de verano y la COVID-19

Comentario
17/06/2020 Catherine M. Soprano, MD, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University; Attending Physician, Diagnostic Referral Division, Nemours/Alfred I. duPont Hospital for Children

Todos estamos sumergidos en una enorme incertidumbre en medio de la pandemia de COVID-19. A medida que las diferentes regiones exploran cómo reabrir partes de la sociedad y se avecina el fin del año escolar, muchos padres se enfrentan a decisiones difíciles en torno a cómo serán las vacaciones de verano de sus hijos y cómo mantendrán a los niños seguros a la vez que ralentizan la propagación del coronavirus.

Los padres tienen innumerables preguntas sobre cómo mantener a los niños seguros este verano y en qué actividades deberían permitir que sus hijos participen y en cuáles no. Lamentablemente, la difícil respuesta a casi todas estas preguntas es “depende”. Tomar las mejores decisiones en medio de esta incertidumbre depende de dónde vive la familia, de las necesidades específicas del niño, de la situación específica de la familia y de una variedad de otros factores. En última instancia, los padres sopesan todos estos factores para determinar qué consideran un riesgo aceptable no solo para sus hijos sino para toda la familia, cada uno de los cuales puede verse afectado si un niño lleva a casa una infección.

La definición de riesgo aceptable para cada familia será un poco diferente y probablemente cambiará a lo largo del tiempo. Según una encuesta reciente realizada por Los Manuales, casi nueve de cada 10 padres (88 %) afirman que les permitirán a sus hijos participar en actividades públicas u organizadas este verano. A medida que los padres toman decisiones acerca de actividades específicas, a continuación encontrará las respuestas a algunas preguntas comunes que los padres tienen y que serán útiles para determinar su riesgo aceptable de diferentes situaciones en lo que respecta a la COVID-19 y sus hijos.

¿Qué precauciones generales debo tomar con mis hijos en relación a la COVID-19?

Los investigadores siguen explorando si los niños tienen más o menos probabilidades que los adultos de transmitir la COVID-19. Por ahora, una buena regla general es que los hijos sigan los mismos protocolos que los adultos. Los niños mayores de dos años deben usar mascarillas en público y mantener el distanciamiento social. Deben lavarse las manos con regularidad y permanecer en casa cuando estén enfermos, igual que los adultos. Deben ser especialmente cuidadosos y limitar las interacciones con personas con mayor riesgo, incluidas personas de 65 años o más y personas con afecciones médicas de base. Según la encuesta de Los Manuales, el 89 % de los padres hará que sus hijos usen mascarilla en actividades organizadas o públicas una vez/ahora que las restricciones debidas a la COVID-19 se levanten en su área.

¿Debo dejar que mi hijo asista a un campamento de verano?

Diferentes tipos de campamentos presentan diferentes niveles de riesgo. Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) tienen un desglose detallado de las diferentes configuraciones de los campamentos de verano y los riesgos que plantean. Los grupos pequeños de campistas que pertenecen a las mismas áreas geográficas y participan principalmente en actividades al aire libre con distanciamiento social, por ejemplo, presentan un menor riesgo que grupos más grandes de una región más amplia que participan en actividades con menos distanciamiento social. Muchos campamentos nocturnos no están funcionando este verano, pero representan un mayor nivel de riesgo en comparación con los programas de día. Solo el 19 % de los padres encuestados planean dejar que sus hijos asistan a un campamento de día este verano, y solo el 15 % acepta que sus hijos duerman en un campamento.

¿Debo dejar que mi hijo/a concurra a la piscina pública?

Para muchos niños, la piscina pública es una parte icónica de las vacaciones de verano, ya sea en un campamento, la piscina local o la YMCA cercana. Los coronavirus no pueden transmitirse en el agua, por lo que no hay nada inherentemente más peligroso en la natación. Sin embargo, aplican todas las mismas consideraciones de distanciamiento social y limpieza. Aun así, solo tres de cada 10 padres encuestados afirmaron que permitirían a sus hijos nadar en una piscina pública este verano debido a la COVID-19.

¿Debo dejar que mi hijo juegue deportes organizados?

Aproximadamente el 28 % de los padres permitirá que sus hijos practiquen deportes este verano. Para ayudar a los padres a ponderar los riesgos, los CDC emitieron una guía detallada acerca de los deportes en la juventud. Los padres deben pensar en el alcance completo de la exposición que viene con el deporte, incluida la desinfección de los equipos y espacios compartidos y la exposición a niños de otras áreas. Los juegos en casa con familiares tienen menor riesgo que las competiciones plenas entre equipos de diferentes áreas geográficas.

¿Debo dejar que mis hijos jueguen con amigos en el barrio?

Casi con seguridad hay una oportunidad de que los niños jueguen al aire libre con amigos en forma segura. Para grupos pequeños de niños (uno o dos niños más) que juegan al aire libre, el riesgo es bastante bajo. Esto es especialmente cierto para los niños que interactúan entre sí de forma regular y cuyos padres están en contacto y siguen pautas similares. Aproximadamente la mitad de los padres encuestados afirmaron que les permitirían a sus hijos jugar al aire libre con amigos del barrio este verano. Jugar en el interior de la casa de un amigo presenta más riesgo, debido a una menor ventilación y más superficies que podrían transportar el virus. Aun así, el 46 % de los padres dijo que no tendría inconvenientes en que sus hijos estuvieran en el interior de la casa de un amigo este verano.

¿Es seguro llevar a mi hijo al médico o al hospital si están enfermos o lesionados?

Esta es una preocupación importante para los padres. En este punto de la pandemia de COVID-19, la mayoría de los hospitales y los espacios sanitarios son seguros gracias a la amplia evaluación y realización de pruebas. Los padres deben llamar antes de la visita para preguntar sobre las precauciones de seguridad, así como los protocolos actualizados. Sin embargo, en la mayoría de los casos el hospital o el consultorio se pondrán en contacto con los pacientes y padres de forma proactiva entre 24 y 48 horas antes de la cita. Ciertamente, los padres no deben retrasar la búsqueda de atención para un niño que esté gravemente herido o enfermo.

Recursos adicionales para que los padres tomen decisiones informadas

A medida que las familias exploran más estas preguntas, las discusiones y decisiones no tienen que ocurrir de manera inconexa. Las familias deben comunicarse con su pediatra y otros profesionales médicos para hablar sobre su situación específica y las necesidades individuales de su hijo. Los padres deben tener conversaciones detalladas con los administradores de los campamentos, entrenadores, otros padres y cualquier persona que sea responsable de los protocolos de seguridad en relación con sus hijos. Los padres deben utilizar estas conversaciones para determinar su nivel específico de riesgo aceptable. Posiblemente los padres acepten permitir que su hijo/a asista a un campamento de verano con protocolos minuciosos y bien comunicados en lugar de uno con un plan menos detallado, aun cuando las actividades diarias en los dos campamentos sean similares.

Además, hay varios recursos que los padres pueden utilizar para acceder a las recomendaciones e investigaciones más recientes y tomar decisiones informadas sobre las acciones de sus hijos y la COVID-19. Los sitios web del condado y del estado son un buen lugar para conocer las directrices locales. Los padres encuestados mostraron mayor tendencia a consultar a las autoridades gubernamentales locales y regionales para ayudar a decidir las actividades organizadas o públicas este verano para su área. Otros recursos importantes para los padres incluyen medios de comunicación y noticias, redes sociales y los CDC. Para conocer las mejores prácticas más generales, los CDC tienen una serie de recursos específicos para padres, al igual que la Academia Estadounidense de Pediatría. El Manual también ha creado un centro de recursos específicos para los consumidores, que ofrece información y recursos en relación a la COVID-19.

 

Página de inicio de recursos sobre la COVID-19
Dra. Catherine Soprano