Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cáncer de esófago
Cáncer de esófago
Cáncer de esófago

La comida y el líquido pasan de la boca al estómago a través de un tubo muscular llamado esófago. A veces, las células del esófago se vuelven cancerosas. Cuando las células del esófago se dividen sin orden ni control se habla de cáncer de esófago. Hay dos tipos de cáncer de esófago: cáncer de células escamosas y adenocarcinoma.

La mucosa gástrica está formada por células planas y delgadas llamadas células escamosas. El carcinoma de células escamosas (carcinoma espinocelular) se desarrolla en la parte superior y media del esófago.

El esófago contiene células glandulares además de las células escamosas. Las células glandulares producen y liberan moco y otros fluidos que ayudan a la digestión. Si los ácidos gástricos regresan a la parte inferior del esófago, pueden irritar las células glandulares y provocar la modificación de las mismas. Estas alteraciones pueden provocar cáncer en las células glandulares, llamado adenocarcinoma.

Los síntomas del cáncer de esófago consisten en dificultad para tragar, pérdida de peso grave, dolor en la garganta, la espalda o detrás del esternón, vómitos o ronquera. El cáncer esofágico puede diseminarse (producir metástasis) a otras partes del organismo.

La cirugía es el tratamiento más común para cualquier tipo de cáncer de esófago. También se pueden utilizar la radioterapia y la quimioterapia. Se pueden usar nuevos tipos de tratamientos, como la terapia con láser y la terapia fotodinámica, para aliviar los síntomas.

En estos temas
Cáncer de esófago