Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Prevención y tratamiento de los problemas que aparecen tras un accidente cerebrovascular

Prevención y tratamiento de los problemas que aparecen tras un accidente cerebrovascular

Problema

Medidas

Para prevenir los trombos, el médico prescribe anticoagulantes (como la heparina o la heparina de bajo peso molecular) o aplica medias elásticas o botas neumáticas en las piernas de la persona afectada para mejorar la circulación sanguínea. También pueden prescribirse ambas medidas, anticoagulantes y medias.

También puede ayudar hacer movimientos con las piernas, lo que mejora el flujo sanguíneo. Se anima a la persona afectada a que, si es posible, camine o simplemente mueva las piernas (por ejemplo, extendiendo y flexionando los tobillos). Si la persona no puede mover las piernas por sí misma, se las moverá un fisioterapeuta u otro miembro del equipo sanitario (ejercicios pasivos).

Los miembros del personal de enfermería, otros miembros del equipo sanitario o bien los cuidadores deben girar o cambiar de posición frecuentemente a la persona confinada en una cama o en una silla de ruedas. Las zonas propensas a desarrollar úlceras por presión deben inspeccionarse todos los días.

Acortamiento permanente de los músculos que limita el movimiento (contracturas)

Mover las extremidades puede prevenir las contracturas. Se anima a la persona afectada a que cambie de postura de forma regular, si puede. Un fisioterapeuta u otro miembro del personal puede mover las extremidades de la persona afectada y asegurarse de colocarlas en una posición de descanso adecuada. A veces se utilizan férulas para mantener la posición de los miembros.

Se valora la dificultad para deglutir. Si existe esa dificultad, se toman las medidas necesarias para proporcionar a la persona afectada suficientes líquidos y nutrientes. Algunas veces el hecho de aprender técnicas simples (por ejemplo, cómo colocar la cabeza o cómo respirar mientras se traga) puede mejorar la seguridad al deglutir. La nutrición por sonda suele ser necesaria hasta que se recupera la capacidad de deglutir. La sonda de alimentación se puede introducir directamente en el estómago a través de una pequeña incisión en el abdomen.

Si la persona fuma, se le anima a que lo deje.

El terapeuta también enseña a hacer ejercicios de respiración profunda y a toser para limpiar las vías respiratorias. El terapeuta suministra un aparato respiratorio manual.

Si fuera necesario, se suministra oxígeno a través de una mascarilla o un tubo que se inserta en la nariz o en la boca.

Los profesionales de la salud verifican de forma regular la existencia de signos de problemas urinarios.

Se debe evitar el uso de un catéter urinario, ya que suele producir infección. Si el catéter resulta necesario, se retira tan pronto como sea posible.

Falta de motivación y depresión

El médico expone los efectos del accidente cerebrovascular a la persona afectada, a los familiares y a otros cuidadores. La información incluye el tipo de recuperación que se puede esperar y las formas de tratar las limitaciones funcionales. Se pone en contacto a la persona afectada y a sus cuidadores con grupos de apoyo para personas que han sufrido accidentes cerebrovasculares. Puede ser necesario asesoramiento profesional o fármacos para tratar la depresión.