Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Enfermedad por arañazo de gato

(Fiebre por arañazo de gato)

Por

Larry M. Bush

, MD, FACP, Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University

Última revisión completa feb. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

La enfermedad por arañazo de gato es una infección causada por la bacteria gramnegativa Bartonella henselae y transmitida por un arañazo o una mordedura de un gato infectado, ocasionando a menudo un bulto con costra e hinchazón de los ganglios linfáticos.

  • Las personas afectadas presentan un bulto rojo en el lugar del arañazo y algunas tienen fiebre, dolor de cabeza, falta de apetito o ganglios linfáticos inflamados.

  • En las personas con un sistema inmunitario debilitado, la infección puede extenderse por todo el cuerpo y, sin tratamiento, puede causar la muerte.

  • Se hacen análisis de sangre y líquidos para detectar la bacteria.

  • Por lo general, basta con aplicar calor a la zona infectada y tomar calmantes para el dolor, pero si la persona tiene un sistema inmunitario debilitado, se le administran antibióticos.

(Véase también Introducción a las bacterias.)

La mayoría de los gatos domésticos en todo el mundo están infectados, pero muchos no presentan indicios de enfermedad. Las pulgas transmiten las bacterias Bartonella de un gato a otro. Las personas se infectan por una mordedura o un arañazo de gato, que no debe ser necesariamente grave para que se produzca una infección.

Síntomas

En el lugar del mordisco o el arañazo del gato aparece un bulto rojo al cabo de 3 a 10 días. Por lo general tiene costra y algunas veces contiene pus. En menos de 2 semanas (a veces después de que se haya curado el arañazo), los ganglios linfáticos cercanos se inflaman y se muestran sensibles y llenos de pus. La persona afectada puede tener fiebre, dolor de cabeza y falta de apetito. A veces el pus supura de los ganglios linfáticos inflamados.

Por lo general no se presentan más síntomas y la enfermedad por arañazo de gato remite por sí sola. Pero, en personas con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), sida u otra enfermedad que debilita el sistema inmunológico, la infección puede extenderse a través del organismo y, sin tratamiento, puede ser mortal.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre

  • En algunas ocasiones, cultivo de sangre

  • En ocasiones, aspiración de líquido linfático o biopsia

Para diagnosticar la enfermedad por arañazo de gato, el médico utiliza pruebas que miden los anticuerpos frente a las bacterias presentes en la sangre. (Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunológico para ayudar al organismo a defenderse de un ataque en concreto, como las bacterias que provocan la enfermedad por arañazo de gato.) En personas muy enfermas o con un sistema inmunitario debilitado, el médico puede tomar una muestra de sangre y enviarla al laboratorio para cultivar las bacterias e identificarlas. O bien el médico puede insertar una aguja en un ganglio linfático infectado para extraer una muestra de líquido. Los médicos emplean entonces la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) a esta muestra para aumentar la cantidad de ADN de las bacterias, de modo que estas puedan detectarse con mayor rapidez.

Si el diagnóstico es incierto, sobre todo si se sospecha cáncer, los médicos toman una muestra de tejido de un ganglio linfático inflamado y la analizan (biopsia de ganglios linfáticos).

Tratamiento

  • Calor y analgésicos

  • En algunas ocasiones, un antibiótico

Para las personas con un sistema inmunitario saludable, la aplicación de calor a la zona infectada y la toma de calmantes para el dolor suele ser suficiente.

Algunas veces el médico también prescribe antibióticos, como la azitromicina, para reducir la hinchazón de los ganglios linfáticos y evitar que la enfermedad se extienda.

Si las personas con un sistema inmunológico debilitado (sobre todo las que tienen infección por el VIH o sida) sufren una infección diseminada, necesitan tomar antibióticos. Los antibióticos que se pueden administrar son: ciprofloxacina, gentamicina y doxiciclina. Estos antibióticos deben tomarse durante semanas o meses.

Las personas con un sistema inmunitario debilitado pueden prevenir la infección evitando la compañía o la presencia de gatos domésticos.

Más información

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al virus de la inmunodeficiencia humana...
Video
Introducción al virus de la inmunodeficiencia humana...
Modelos 3D
Ver todo
COVID-19 Virus
Modelo 3D
COVID-19 Virus

REDES SOCIALES

ARRIBA