Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Prevención del cáncer

Por

Robert Peter Gale

, MD, PhD, Imperial College London

Última revisión completa jul. 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

Hay muchos tipos distintos de cáncer, con diferentes causas y factores de riesgo. Además, cada persona presenta un riesgo diferente de padecer distintos tipos de cáncer. Por lo tanto, no existe un único conjunto de estrategias preventivas que sea eficaz en todos los casos. No obstante, algunas estrategias generales reducen el riesgo de cáncer en muchas ocasiones.

La detección precoz de crecimientos malignos o premalignos salva vidas. Por tanto, es importante someterse a las pruebas de cribado del cáncer recomendadas.

Factores de estilo de vida

Modificar la alimentación y el estilo de vida contribuyen a reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. El modo en que se puede lograr esta reducción del riesgo depende de cada cáncer.

Los cambios en la alimentación reducen el riesgo de algunos tipos de cáncer.

  • Ingerir menos alcohol disminuye el riesgo de cáncer de cabeza y cuello, de hígado y de esófago.

  • La reducción de la ingesta de grasa parece reducir el riesgo de cáncer de mama y de colon.

  • Limitar la ingesta de carne procesada y aumentar la ingesta de cereales integrales y frutas y verduras puede disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer.

El modo en que se cocina la carne también puede aumentar el riesgo de cáncer. Asar a la parrilla o freír las carnes crea ciertos productos químicos que se han relacionado con el cáncer de colon. El uso de otros métodos de cocción reduce la formación de estos productos químicos y puede reducir el riesgo de cáncer de colon.

El tabaquismo está directamente relacionado con una tercera parte de los tumores malignos. No fumar y evitar la exposición al humo del tabaco reduce en gran medida el riesgo de cáncer de pulmón, de riñón, de vejiga y de cabeza y cuello. Las personas que dejan de fumar también pueden reducir su riesgo de cáncer y los riesgos disminuyen con el tiempo. Evitar el consumo de tabaco sin humo (inhalado o masticado) disminuye el riesgo de cáncer de boca y de lengua.

Tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de cáncer, especialmente cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer de endometrio, cáncer de esófago, cáncer de riñón y cáncer de páncreas. Las personas deben tratar de mantener un peso saludable a través de la dieta y el ejercicio. La actividad física en sí puede reducir el riesgo de cáncer de mama, endometrio y próstata.

Factores ambientales

Los carcinógenos son sustancias que aumentan el riesgo de sufrir cáncer. Algunos carcinógenos, como el amianto y el benceno, pueden estar presentes en el lugar de trabajo y los trabajadores en industrias que usan carcinógenos conocidos deben tomar las precauciones adecuadas para evitar o minimizar la exposición. Otros carcinógenos se producen en el hogar o el medio ambiente. Por ejemplo, los elementos radiactivos que se producen de forma natural en el planeta se desintegran en gas radón radiactivo, que puede acumularse dentro de las casas de personas que viven en ciertas áreas. La exposición al radón aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, especialmente en las personas que fuman.

Evitar la exposición al sol (sobre todo, al mediodía) disminuye el riesgo de cáncer de piel. Cubrir la piel expuesta y aplicar productos con filtros solares de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) superior a 30 contra la luz ultravioleta de los tipos A y B también reduce el riesgo de cáncer de piel.

Vacunas contra el cáncer

Las vacunas previenen ciertos tipos de cáncer causados por virus. Por ejemplo, ciertas cepas del virus del papiloma humano (VPH) transmitidas sexualmente causan cáncer de cuello uterino, cáncer anal y algunas formas de cáncer de cabeza y cuello. La vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) antes de la primera relación sexual evita en gran medida muchos casos de estos tipos de cánceres.

Otro ejemplo es la infección por el virus de la hepatitis B, que aumenta el riesgo de cáncer de hígado. La vacunación contra este virus contribuye a prevenir el cáncer hepático.

Otros factores

Tomar aspirina (ácido acetilsalicílico) y otros antiinflamatorios no esteroideos (AINE) disminuye el riesgo de cáncer colorrectal.

La prueba de Papanicoláu (citología cervicovaginal) previene el cáncer de cuello uterino al detectar posibles cambios precancerosos en las células de esta zona. La extirpación de pólipos del colon precancerosos ayuda a prevenir los cánceres colorrectales.

El hecho de evitar someterse a una terapia hormonal (por ejemplo, con estrógenos y con progesterona) para aliviar los síntomas de la menopausia puede reducir el riesgo de padecer cánceres de mama y de endometrio.

Información adicional

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Trombocitopenia provocada por la quimioterapia
Video
Trombocitopenia provocada por la quimioterapia
Las células sanguíneas se producen en la médula ósea. Los tres componentes principales de...
Catéter venoso central/catéter central insertado periféricam...
Video
Catéter venoso central/catéter central insertado periféricam...
La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para matar las células cancerosas. Estos...

REDES SOCIALES

ARRIBA