Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando
Datos clave

Diabetes mellitus en niños y adolescentes

Por

The Manual's Editorial Staff

Última revisión completa oct. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los detalles completos
Recursos de temas

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad en la que sus concentraciones de azúcar (glucosa) en sangre son demasiado elevadas porque su organismo tiene dificultades para fabricar o utilizar la insulina.

El azúcar en sangre es la fuente principal de energía de su cuerpo. La insulina es una hormona que fabrica su cuerpo. Controla las concentraciones de azúcar en la sangre. Su concentración de glucosa (azúcar) en sangre proviene de:

  • El azúcar que usted ingiere, como el de los dulces, los refrescos o el espolvoreado en la comida y en las bebidas (el jarabe y la miel están compuestos casi en su totalidad por azúcar)

  • Alimentos que contienen carbohidratos

Su cuerpo convierte los carbohidratos de los alimentos en azúcar. Muchos alimentos contienen carbohidratos:

  • Alimentos elaborados con trigo o maíz, como pan, pasta, pasteles y patatas fritas

  • Frijoles o alubias

  • Verduras, en particular tubérculos como patatas, nabos o remolachas

  • Frutas

Tipos de diabetes

Existen 2 tipos de diabetes: tipo 1 y tipo 2. La prediabetes es un trastorno relacionado.

En la diabetes tipo 1, su cuerpo no produce la hormona insulina en absoluto.

En la diabetes tipo 2, su cuerpo fabrica insulina pero no responde a la insulina de la forma que debería.

En la prediabetes, la concentración de azúcar en sangre es superior a la normal pero no lo suficientemente elevada como para considerarse diabetes. La prediabetes es más frecuente entre adolescentes obesos. Cerca de la mitad de los adolescentes con prediabetes desarrollan diabetes, sobre todo los que siguen ganando peso.

  • La diabetes de tipo 1 casi siempre comienza durante la infancia

  • La diabetes tipo 2 ocurre con mayor frecuencia en niños o adolescentes con sobrepeso u obesidad (sobrepeso importante)

  • Orinar mucho y tener sed pueden ser signos tempranos de diabetes

  • La diabetes de tipo 1 se trata con inyecciones de insulina

  • La diabetes tipo 2 infantil se trata con pérdida de peso, un medicamento llamado metformina y, a veces, también inyecciones de insulina

  • La depresión, la ansiedad y los trastornos alimentarios son frecuentes en niños y adolescentes con diabetes: hablar con un consejero o conocer a otros niños con diabetes les puede ser beneficioso

¿Qué causa la diabetes?

  • En la diabetes de tipo 1, el sistema inmunológico del cuerpo ataca las células que fabrican insulina

  • En la diabetes tipo 2, el organismo no responde a la insulina como debería (una afección llamada resistencia a la insulina)

Algunos niños con diabetes tipo 1 han heredado ciertos genes que hacen que su sistema inmunológico sea más propenso a atacar las propias células de su cuerpo (enfermedades autoinmunitarias). Estos genes también ponen a los niños en peligro de sufrir otras enfermedades autoinmunitarias, como la enfermedad tiroidea o la enfermedad celíaca. Los familiares próximos a un niño con diabetes tipo 1 tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes.

Hasta la década de 1990, casi todos los niños con diabetes tenían diabetes tipo 1. En la actualidad, debido a que hay más niños obesos, cerca de una tercera parte de los niños diagnosticados por primera vez de diabetes sufren diabetes de tipo 2. La diabetes de tipo 2 es más frecuente entre las personas de ascendencia nativa americana, africana, latinoamericana, asiático-americana y de las Islas del Pacífico.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

Con diabetes tipo 1, los síntomas comienzan repentinamente, a lo largo de varios días o semanas. Su hijo puede:

  • Orinar mucha cantidad

  • Tener mucha sed y beber mucho

  • Perder peso

  • Tener una visión borrosa

Si estos síntomas no se diagnostican con rapidez, los niños pueden sufrir un trastorno peligroso llamado cetoacidosis diabética. Esto sucede cuando el cuerpo comienza a utilizar grasa en lugar de azúcar en sangre para obtener energía. En la cetoacidosis diabética, su hijo puede:

  • Tener un aliento que huele como a quitaesmalte de uñas

  • Respirar profundamente y muy rápido

  • Tener dolor de cabeza y parecer confuso o somnoliento

  • Tener dolor de vientre y vómitos

  • Sentirse débil y cansado

La cetoacidosis diabética necesita recibir tratamiento inmediato en una unidad de emergencias.

Con diabetes tipo 2, su hijo puede:

  • No presentar síntomas

  • Beber u orinar más de lo habitual

Es posible que su hijo no presente síntomas, algunas veces los médicos detectan la diabetes de tipo 2 solo cuando realizan análisis de sangre por otras razones.

Los niños con diabetes de tipo 2 casi nunca desarrollan cetoacidosis.

¿Cuáles son las complicaciones de la diabetes?

Las personas que han sufrido diabetes durante muchos años tienen vasos sanguíneos obstruidos. Los vasos sanguíneos obstruidos causan muchas complicaciones, como presión arterial elevada, accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, ceguera, insuficiencia renal, amputaciones de la pierna y daño neurológico. Estas complicaciones tardan mucho tiempo en desarrollarse, por lo que los niños no suelen contraerlas hasta después de haber crecido. Un buen control de la diabetes durante toda la vida ayuda a prevenir complicaciones.

¿Cómo pueden saber los médicos si mi hijo sufre diabetes?

Los médicos hacen análisis de sangre para diagnosticar la diabetes, incluyendo:

  • Concentración de azúcar en sangre

  • Concentración de A1c

Es posible que los médicos quieran medir la concentración de azúcar en sangre de su hijo a primera hora de la mañana antes de que haya comido nada. Esta medida se denomina azúcar en sangre en ayunas. Sin embargo, esto no siempre es necesario.

Cuando hay una gran cantidad de azúcar en el organismo, con el tiempo el azúcar se adhiere a una proteína de las células sanguíneas y forma A1c. La medida de las concentraciones de A1c permite al médico saber cómo han evolucionado las concentraciones de azúcar en sangre durante los últimos 2 a 3 meses. El diagnóstico de diabetes se establecerá si las concentraciones de azúcar en sangre o las de A1c son demasiado elevadas.

A veces, los médicos hacen un análisis de azúcar en sangre antes y después de que su hijo tome una bebida muy azucarada. Se denomina prueba de tolerancia a la glucosa. Pero esta prueba se realiza con mayor frecuencia en adultos que en niños.

A veces, los médicos hacen análisis de sangre para determinar si su hijo tiene diabetes tipo 1 o tipo 2.

¿Cómo tratan los médicos la diabetes?

La diabetes no tiene cura. El objetivo principal del tratamiento es mantener las concentraciones de azúcar en sangre cerca de los valores normales. Mantener las concentraciones de azúcar en sangre cerca de los valores normales reduce el riesgo de complicaciones.

Todos los niños con diabetes necesitan:

  • Mantenerse activos y bajar de peso, si tienen sobrepeso

  • Controlar cuidadosamente la cantidad de azúcar y carbohidratos que ingieren

Para ayudar a controlar la cantidad de azúcar y carbohidratos que ingieren, los niños deben:

  • Tomar sus comidas y tentempiés a la misma hora cada día aproximadamente

  • Prestar atención a la cantidad de carbohidratos que ingieren en cada comida y tentempié

  • Tomar alimentos que se descompongan lentamente, como frutas, cereales integrales y alimentos ricos en fibra

  • Ingerir menos alimentos procesados y menos carbohidratos que se descompongan rápido, como los de los dulces, las galletas, las rosquillas y los pasteles

  • Evitar las bebidas azucaradas, como los refrescos, el té helado dulce, la limonada industrial, los zumos de frutas con azúcares añadidos y las bebidas deportivas

Tratamiento de la diabetes de tipo 1

Los niños con diabetes de tipo 1 no producen insulina, por lo que necesitan tomarla. Los médicos necesitarán averiguar:

  • El mejor tipo de insulina para su hijo

  • La mejor forma de administrar insulina a su hijo

Hay muchos tipos diferentes de insulina. Algunos tipos actúan rápidamente y duran poco tiempo. Otras insulinas actúan más lentamente y duran más tiempo. A veces los médicos prescriben una mezcla de insulinas de acción lenta y prolongada.

La insulina se inyecta de forma subcutánea (debajo de la piel). No se puede tomar por vía oral. La insulina puede inyectarse empleando una:

  • Jeringuilla

  • Pluma de insulina

  • Bomba de insulina

Una bomba de insulina es un pequeño dispositivo computarizado que administra una dosis específica de insulina. La bomba se lleva en un cinturón o se guarda en un bolsillo. Está conectado a un tubo pequeño y flexible que se coloca debajo de la piel del abdomen y se fija con cinta adhesiva. Las bombas de insulina más nuevas también pueden medir el azúcar en sangre. Eso ayuda a controlar la cantidad de insulina que se debe tomar.

Para saber cuánta insulina se necesita, se deberán verificar los niveles de azúcar en sangre de su hijo antes de cada comida y durante la noche. Esta verificación se puede hacer:

  • Pínchando la punta del dedo con un pequeño instrumento afilado llamado lanceta

  • Empleando un dispositivo de control continuo de la glucosa, que va equipado con o sin una bomba de insulina para controlar mejor las concentraciones de azúcar en sangre durante todo el día

Tratamiento de la diabetes de tipo 2

Perder peso es importante para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Para conseguirlo, haga que su hijo se mueva más y aprenda a controlar el tamaño de la porción de alimento que come.

Los médicos acostumbran a recetar un medicamento llamado metformina para tomar por vía oral. Si la metformina no mantiene las concentraciones de azúcar en sangre cerca de los valores normales, su hijo también necesitará inyecciones de insulina.

Los niños con diabetes tipo 2 también deben tener controladas sus concentraciones de azúcar en sangre. Su médico ayudará a planificar con qué frecuencia hacerlo.

Los niños y adolescentes con diabetes ¿corren riesgo de sufrir problemas emocionales?

Muchos niños con diabetes desarrollan depresión, ansiedad u otros problemas emocionales. Algunos niños manejan bien su enfermedad. Para otros, sufrir diabetes es estresante.

  • Los grupos de orientación o de apoyo familiar pueden ayudarle a usted y a su hijo a sobrellevar la diabetes

  • Los campamentos de verano para niños con diabetes pueden ayudarles a aprender a vivir con la enfermedad

  • Los niños mayores deberían participar en su propio tratamiento

  • El tratamiento de la diabetes en adolescentes puede ser difícil debido a la pubertad, la presión de los compañeros, los horarios ocupados o cambiantes y los conflictos con los padres u otras personas que los cuidan

  • La insulina puede causar aumento de peso, lo que puede conducir a trastornos alimentarios en los adolescentes

  • Los médicos pueden ayudar a los adolescentes a centrarse en controlar sus concentraciones de glucosa en sangre

¿Cómo puedo prevenir la diabetes?

La diabetes de tipo 1 no se puede prevenir.

Es posible que pueda evitar o retrasar la diabetes tipo 2. Haga que su hijo:

  • Siga una dieta saludable rica en frutas, verduras y cereales integrales

  • Practique ejercicio

  • Pierda peso y mantenga un peso saludable

  • Se someta a análisis de la concentración de azúcar en sangre durante la pubertad y luego cada 3 años si está en riesgo (tiene sobrepeso o antecedentes familiares de diabetes tipo 2)

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

También de interés

Videos

Ver todo
Implante coclear
Video
Implante coclear
Cuando las ondas sonoras alcanzan el oído, son recogidas por el oído externo en forma de embudo...

REDES SOCIALES

ARRIBA