Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Sibilancias en bebés y niños pequeños

Por

Rajeev Bhatia

, MD, Phoenix Children's Hospital

Última revisión completa sep 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Las sibilancias son sonidos relativamente agudos (como silbidos) que se producen durante la respiración cuando las vías respiratorias están parcialmente bloqueadas.

  • La sibilancia está producida por un estrechamiento de las vías respiratorias.

  • Otros síntomas, entre los que se pueden incluir tos, fiebre y secreción nasal, dependen de la causa.

  • El diagnóstico de la causa se basa en las radiografías torácicas y a veces en otras pruebas.

  • El tratamiento puede incluir broncodilatadores y corticoesteroides.

(Véase también Sibilancias en adultos.)

Las sibilancias son consecuencia de un estrechamiento o bloqueo (obstrucción) de las vías respiratorias. El estrechamiento puede estar producido por

  • Inflamación de los tejidos de las vías respiratorias

  • Espasmo de los minúsculos músculos situados en las paredes de las vías respiratorias (broncoespasmo)

  • Acumulación de moco en las vías respiratorias

Los episodios repetidos de sibilancias son frecuentes durante los primeros años de vida. Hasta hace poco, los médicos diagnosticaban estos episodios como asma, ya que, como en el asma, los episodios se alivian inhalando fármacos que abren las vías respiratorias (broncodilatadores) y porque la mayoría de los adultos que tienen asma antes desarrollaron síntomas en la infancia. Ahora, sin embargo, los médicos saben que sólo algunos lactantes y niños pequeños que tienen este tipo de episodios de sibilancias tienen asma en la infancia tardía o en la adolescencia.

¿Sabías que...?

  • No todos los cuadros de respiración sibilante están causados por el asma.

Los niños que con más probabilidad serán finalmente diagnosticados de asma incluyen los niños que tienen uno o más de los siguientes factores de riesgo:

  • Ciertas erupciones cutáneas (como el eccema)

  • Episodios de sibilancias más graves

  • Otros casos de asma en la familia directa

  • Una tendencia familiar a padecer muchas alergias

  • Sibilancias con enfermedades víricas (particularmente las causadas por virus respiratorio sincitial (VRS) y rinovirus)

Sin embargo, en la mayoría de los niños, los episodios de sibilancias cesan entre los 6 y los 10 años de edad y a estos niños no se les diagnostica asma. Estos niños tienen otras causas de sus episodios recurrentes de sibilancias.

Causas

La causa más frecuente de un episodio único y repentino de sibilancias en lactantes y niños pequeños acostumbra a ser una

  • Infección vírica de las vías respiratorias

Las causas más habituales de episodios recurrentes de sibilancias son

  • Infecciones pulmonares virales frecuentes

  • Alergias

Las causas menos comunes de sibilancias recurrentes incluyen la dificultad crónica para tragar, que causa la inhalación recurrente de alimento o líquidos hacia los pulmones, el reflujo gastroesofágico, la presencia de un cuerpo extraño en los pulmones o la insuficiencia cardíaca. A menudo, la causa de las sibilancias recurrentes no está clara.

Cualquiera que sea la causa inicial de la respiración sibilante, los síntomas suelen empeorar a causa de alergias o irritantes inhalados (como el humo del tabaco).

Síntomas

Las sibilancias suele ir acompañada de una tos recurrente seca o con esputo (también denominado flema). Otros síntomas dependen de la causa y pueden incluir fiebre, secreción nasal y dificultad para la alimentación (causados por insuficiencia cardíaca o dificultad para tragar).

Se oye un sonido sibilante y agudo cuando el niño espira. Si el estrechamiento de las vías respiratorias es grave, el sonido sibilante se escucha cuando el niño inspira. Los niños muy enfermos también pueden respirar rápidamente, utilizando la mayor parte de los músculos del tórax para respirar, y presentan un ensanchamiento de las fosas nasales y una coloración azulada de la piel. La fiebre puede estar presente en los niños con una infección pulmonar.

Diagnóstico

  • Radiografías de tórax

  • Con muy poca frecuencia, estudios de la deglución, tomografía computarizada, broncoscopia

En el primer episodio de sibilancias graves, la mayoría de los médicos solicitan una radiografía de tórax para buscar signos que indiquen la presencia de un cuerpo extraño en los pulmones, neumonía o insuficiencia cardíaca. Se determina el nivel de oxígeno en sangre colocando un sensor en un dedo de la mano (pulsioximetría).

En los niños con episodios de sibilancias recurrentes, generalmente los ataques de asma no requieren pruebas complementarias a menos que haya signos de problemas respiratorios graves. Los niños que tienen ataques de asma o síntomas frecuentes o graves que no se alivian con broncodilatadores u otros fármacos para el asma pueden necesitar otras pruebas como los estudios de la deglución, la tomografía computarizada (CT), o la broncoscopia.

Tratamiento

  • Para los brotes, broncodilatadores y a veces corticoides

  • Para las sibilancias graves, el uso diario de broncodilatadores y fármacos antiinflamatorios utilizados para el asma

A los lactantes y los niños pequeños que presentan brotes de sibilancias se les administra un broncodilatador inhalado (como el albuterol) y, si la respiración sibilante es grave, corticosteroides (como la prednisona) por vía oral o intravenosa.

Los niños que tienen pocas probabilidades de desarrollar asma persistente, como aquéllos que no tienen síntomas de alergias o antecedentes familiares de alergias o asma y cuyos episodios de sibilancias son relativamente leves y poco frecuentes, por lo general requieren únicamente broncodilatadores inhalados utilizados según sea necesario para controlar sus síntomas.

La mayoría de los niños pequeños con episodios más frecuentes y/o episodios graves de sibilancias mejoran con el uso de broncodilatadores cuando es necesario y con el uso diario de fármacos antiinflamatorios utilizados para el asma (ver Asma crónico). Aunque el uso diario de un modificador de los leucotrienos (como el montelukast o el zafirlukast) o de dosis bajas de un corticosteroide inhalado (como beclometasona) disminuye la severidad y frecuencia de los episodios de sibilancias, estos medicamentos no cambian la forma en la que la enfermedad progresa de forma natural.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Síndrome de aspiración meconial
Video
Síndrome de aspiración meconial
Durante el embarazo, el tubo digestivo del feto está recubierto por un material fecal de color...
Modelos 3D
Ver todo
Cifosis
Modelo 3D
Cifosis

REDES SOCIALES

ARRIBA